Menú

El secesionismo se prepara para responder a la sentencia del 1-O en instituciones y en la calle

Las acciones incluyen: una declaración institucional de Torra, cinco marchas de 100 kilómetros, huelga general, gran manifestación o tocar la bocina.

Libertad Digital
0
Las acciones incluyen: una declaración institucional de Torra, cinco marchas de 100 kilómetros, huelga general, gran manifestación o tocar la bocina.
Radicales de los CDR en la estación de Renfe en Sitges en febrero. | Twitter: @CDRCatOficial

El Gobierno de Torra, el Parlamento catalán, partidos independentistas y demás entidades secesionistas están preparando la respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo por el 1-O, y que se abordará a dos niveles: la movilización ciudadana para protestar contra el fallo y, por otro lado, la respuesta política a nivel institucional y de los partidos.

El segundo nivel genera más interrogantes, ya que los dirigentes independentistas no han concretado sus intenciones: todos (incluidos los comunes de Ada Colau) coinciden en una respuesta consensuada y han reconocido públicamente que negocian hace meses un acuerdo, aunque por el momento no se conoce su contenido.

Sin embargo, algunos partidos ya han puesto algunas propuestas sobre la mesa, como la de ERC de un Gobierno de concentración junto a JxCAT, comunes y CUP (una propuesta ya descartada por Colau y los radicales). La otra opción que plantean los de Junqueras es anticipar las elecciones, algo a lo que se oponen Quim Torra y el fugado Puigdemont que son más partidarios de jalear la "desobediencia civil".

La CUP, por su parte, apuesta por una campaña "nacional e internacional" que pida la amnistía de los presos separatistas si les condenan, y que se vincule con aplicar el derecho a la autodeterminación. Esta opción cuenta con el apoyo del resto de partidos secesionistas, pero no de los comunes, que prefieren apostar por intentar reformar el Código Penal para conseguir la libertad de los presos.

Torra y Torrent se mantienen a la espera

Uno de los focos tras la sentencia será la reacción del Gobierno catalán: de momento la consejera de Presidencia y portavoz del Ejecutivo, Meritxell Budó, ha desvelado que habrá una declaración institucional inmediata tras el fallo, que la liderará el presidente Quim Torra y que en ella se verá el posicionamiento y el camino que quiere seguir la Generalidad.

Torra también ha pedido al Parlamento catalán una respuesta institucional basada en "la autodeterminación, la democracia y los derechos humanos". Sin embargo, su presidente Roger Torrent, parece recular después de que el Constitucional le haya advertido de que tramitar y votar iniciativas en el Parlament que se ratifiquen en el derecho a la autodeterminación podría acarrearle a él y a los miembros de la Mesa, la imputación de un posible delito de desobediencia. Aún así, y acorralado por JxCAT, Torrent ha anunciado que se convocará un pleno en la cámara catalana para valorar la sentencia.

En una entrevista en TV3, Torrent ha asegurado que no impedirá ningún debate y que defenderá la libertad de expresión de todos los diputados, pero ha advertido de que habrá que analizar si las acciones del Parlament "sirven para avanzar, para abrir escenarios mejores, o si bien no tienen ningún sentido práctico y quedan en el terreno meramente simbólico o retórico".

Marchas por la libertad

La ANC y Òmnium Cultural ya han anunciado las Marchas por la Libertad: cinco marchas de unos 100 kilómetros hacia Barcelona desde Gerona, Tarragona, Tàrrega (Lérida), Vic y Berga (Barcelona), y que durarán el miércoles, jueves y viernes posteriores a la sentencia.

Además, la ANC ya ha llamado a movilizarse cuando se publique la sentencia, ya sea saliendo a la calle, haciendo ruido o parando el coche y haciendo sonar la bocina: "Estés donde estés, cuando salga la sentencia detente y hazte oír", dice mediante un vídeo en redes sociales.

La entidad también ha pedido que la población esté atenta a las redes sociales para conocer las convocatorias que la ANC y Òmnium harán ese mismo día a las 20.00 horas; promoverá pegar carteles en toda Cataluña, y sobre la mesa está la convocatoria de una gran manifestación el domingo.

Las asambleas exteriores de la ANC han convocado también cerca de 30 movilizaciones en el extranjero en respuesta a la sentencia, que se celebrarán en puntos emblemáticos de ciudades como Washington, Bruselas, Londres y Berlín.

Una de las acciones que está clara es la huelga general que han convocado para el viernes 18 de octubre los sindicatos Intersindical-CSC y la Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC), que en los últimos años han promovido huelgas relacionadas con el proceso independentista.

Tsunami democrático

En septiembre se anunció en redes sociales el Tsunami Democràtic, una iniciativa que se define como una plataforma de la sociedad civil. Su canal en Telegram supera los 120.000 suscriptores, por lo que no hay que despreciar su poder de convocatoria. A través de esta plataforma ha avisado de que la respuesta será "inmediata" cuando se publique la sentencia, y ha llamado a que la ciudadanía deje de hacer lo que esté haciendo y se movilice cuando se emita el fallo.

Han advertido de que la respuesta que "se ha organizado pretende generar una situación de crisis generalizada en el Estado español que se prolongará en el tiempo", y que se ejercerán acciones de desobediencia civil de manera intermitente. De momento, ya han llamado a tener preparado un "'kit' de respuesta rápida provisto de viandas, sillas, calzado rápido y transistores para salir a la calle en cualquier momento.

"Acciones sorpresa" de los CDR

Otro de los actores que llaman a la salir a la calle son los CDR, que ha preparado acciones "sorpresa" de desobediencia civil no violenta –y al margen del Tsunami–, y también se han sumado a las Marxes per la Llibertat.

El Sindicat d'Estudiants (SE) ha convocado una huelga de 72 horas que comenzará el miércoles 16 de octubre, y que prevé manifestaciones el jueves 17 en Barcelona, Tarragona y Gerona.

Centro de Coordinación (Cecor)

Ante las manifestaciones de protesta previstas, se establecerá un Centro de Coordinación (Cecor) en la Consejeria de Interior en la que estarán mandos operativos de los Mossos d'Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Civil, mientras que la Delegación del Gobierno creará en paralelo una mesa de seguimiento.

El Cecor estará activado 24 horas al día, a partir de que se conozca la sentencia, y participarán también mandos de la Guardia Urbana de Barcelona y del Sevicio Catalán de Tráfico.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation