Menú

Sánchez, de los nervios y acorralado, activa el comodín de Franco

El estallido de violencia se le ha ido de las manos al Gobierno y Sánchez cae y cae en las encuestas.

0

El Mundo cuenta que "Torra comunica a los presos que tramitará su salida tras el 10-N". Se veía venir. El periódico de Rosell trata de hacerle el boca a boca al agónico Rivera dedicándole una foto vergonzosa en la portada con los cuatro gatos que le acompañaban ayer, pero según el tracking electoral el bien ganado tortazo que se va a dar Ciudadanos es inevitable. Hasta el editorial lo reconoce. "Cs naufragaría con estrépito. Los votantes aplicarían un severo correctivo a Albert Rivera, castigando la oportunidad perdida que le dieron el 28-A para ser la llave del rompecabezas". ¿Para qué votarle si no sirve para nada? Federico Jiménez Losantos dice cosas que no creerían. "Sánchez empieza a hacer bueno a Rajoy". Practica "la política de avestruz de Rajoy frente al descaro golpista de la Generalidad: fingir que no ve lo que está viendo todo el mundo, porque los terroristas no se ocultan, se exhiben". En cuanto al patético Marlaska, "un ministro que entrega cinco días la segunda capital española a las hordas organizadas de terroristas urbanos alentados y escoltados por el representante del Estado Torra debería haber dimitido ya, por inútil. Pero Marlaska solo cumple órdenes de Pedro-Mariano Sánchez, que se resumen en no hacer nada y esperar a que escampe". Mientras, policías y ciudadanos abandonados a su suerte. Raúl del Pozo explica el hieratismo del presidente. "El empleo de la fuerza por parte del PSOE le daría votos en toda España, pero no al PSC, que es esencial para que gane Sánchez". Así que, para que Sánchez arañe unos cuantos votos, que arda Barcelona, que los comercios sean saqueados y se ponga en peligro la vida de miles de personas. Resultado: Vox se dispara en las encuestas.

El País nos viene con que "Iceta exige a Torra que antes de hablar con Sánchez pacte con los partidos catalanes". ¿De verdad cree El País que nos importa una higa lo que diga Iceta? Mientras, intenta vendernos las bondades de ERC, el de las 155 monedas de plata. "ERC ensaya nuevos escenarios ante el inmovlismo de Torra". Un poco tarde para andarse con ensayos. Anabel Díaz analiza cómo andan las cosas de cara a las elecciones. "Todas las miradas se fijan en la Moncloa, donde la preocupación se ha instalado ante la imposibilidad de prever la evolución de los acontecimientos". Hombre, ya es hora de que Moncloa se preocupe por la violencia imparable, dirán. Pues no, resulta que lo que preocupa a Sánchez no es lo que pasa en Barcelona, sino "la actitud de los autodenominados partidos constitucionalistas: PP y Ciudadanos". ¿Así que lo que le preocupa a Sánchez mientras Cataluña arde es PP y Cs? Este hombre no está bien de la cabeza.

ABC: "Casado recorta frente a un Sánchez que ya acusa el caos separatista". "El descrédito del gobierno por la gestión de la insurrección separatista corre paralelo al afianzamiento de la oposición política de Casado. Todo lo contrario de los que preveía Pedro Sánchez", se frota las manos el editorial. Isabel San Sebastián ve a Sánchez "acorralado". "Las cosas se le han ido de las manos hasta el punto de amenazar la victoria electoral que daba por segura (…) Sánchez se encuentra solo ante unos acontecimientos que han desbordado las peores previsiones, acorralado en su despacho de la Moncloa, sin atreverse a pisar las calles de Cataluña e impotente ante este caos". Este coge el Falcon y sale volando. Pero antes, como dice Ignacio Camacho, ha dado orden de "activar el comodín de Franco" para "sacar el incendio catalán del primer plano de los telediarios". Puf, lo va a tener complicado. Franco está ya muy sobado.

La Razón dice que "Sánchez cae por debajo del 28-A en la semana trágica de Barcelona" . Dice el editorial que "la insurrección separatista, la violencia salvaje, esta semana dramática, ha desvirtuado la ecuación electoral lo suficiente para que los nervios en el Gobierno y en el PSOE se hayan desatado. El triunfo garantizado de antaño aparece hogaño cogido con alfileres". "El Gobierno paga la factura de su ineptitud y su medianía en la gestión de la crisis catalana, que de poder ser una oportunidad para relanzar sus opciones ha tomado el aspecto de convertirse en un descalabro monumental".

En La Vanguardia, Enric Juliana echa un cable intentando avivar el miedo a Vox. "La crisis catalana da alas a Vox en vísperas del 10-N". Del desmadre catalán "sólo gana la extrema derecha española". "Vox se dispara en las encuestas y Pedro Sánchez intenta gobernar una crisis de orden publico que no previó cuando en agosto decidió probar suerte en el casino de noviembre", dice todo cabreado. Hagan juego señores.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation