Menú

España olvida su enfado con Turquía por el ataque a Siria y mantendrá la batería Patriot en el país

La ministra de Defensa dice ahora que son cosas distintas y que la batería protege a población civil y refugiados.

0
La ministra de Defensa dice ahora que son cosas distintas y que la batería protege a población civil y refugiados.
Margarita Robles, ministra de Defensa. | EFE

La unilateral ofensiva militar de Turquía en el norte de Siria, donde quiere establecer una franja de seguridad en el país asiático expulsando de su linde fronteriza a las milicias kurdas, no sentó nada bien en el seno de la OTAN. El Gobierno español fue uno de los que censuró el ataque con más vehemencia y filtró que estaba estudiando retirar la batería de misiles Patriot que tiene desplegada en el sur del país otomano como represalia.

Margarita Robles avisó de que la decisión final se tomaría en la reunión de ministros de Defensa de la Alianza Atlántica que se ha celebrado este jueves en Bruselas, donde España expresaría que era partidaria de reconsiderar la misión. Pocos días después, el Gobierno central dio un paso más en esta línea y anunciaba el bloqueo de la venta de armamento militar a Turquía como consecuencia de esta ofensiva militar.

Sin embargo, el fuerte enfado de los primeros días parece que se ha diluido, que ha quedado en el olvido. Durante la reunión de ministros de Defensa de este jueves, la ministra española, sentada al lado de su homólogo turco, Hulusi Akar, dice haber defendido "una posición clarísima, sin ningún tipo de matices, incluso con un lenguaje claro y contundente" en contra de la ofensiva otomana, pero de la represalia de retirar la batería de misiles nada de nada.

En declaraciones a los medios de comunicación al finalizar la reunión, Robles ha dicho ahora que la ofensiva turca en el norte de Siria y la presencia de la batería española en el sur de Turquía son dos cosas totalmente diferentes, que no tienen relación entre ellas, y ha anunciado que el despliegue español no sólo está garantizado hasta el próximo 31 de diciembre, como estaba comprometido, sino que se ampliará como mínimo por otro periodo de seis meses, hasta junio de 2020.

Batería sólo defensiva

"Entendemos que esa posición clara e inequívoca del Gobierno español, de pedirle a Turquía que frene las operaciones en Siria, no tiene nada que ver con que España tenga desde hace 5 años una batería antimisiles que está en el ámbito de lo que hace España, que son misiones de paz. El mantenimiento de esa batería, que va a continuar, es precisamente porque consideramos que esa batería lo que está haciendo es defendiendo a una población civil", ha dicho.

"Una protección también a los refugiados que están en Turquía, a los refugiados sirios que están en Turquía, y desde ese punto de vista, el compromiso que tiene España, que tienen sus Fuerzas Armadas, es siempre en misiones de paz. Consideramos que esa batería se tiene que mantener porque es una batería exclusivamente defensiva, que no tiene ninguna finalidad de ataque, sino exclusivamente de defensa", ha continuado.

"En principio este despliegue está hasta el 31 de diciembre y evidentemente va a continuar. Si se nos pide que se quede otros 6 meses más, hasta junio, en ese contexto exclusiva de misión de paz, que es el que tiene la batería, nuestra voluntad es que como misión de paz pueda continuar otros seis meses más para proteger a los civiles que hay en una zona determinada y evitar cualquier tipo de sufrimiento humanitario que pueda haber en la zona", ha añadido.

Las Fuerzas Armadas españolas tienen desplegado un contingente de 149 militares desde hace casi cinco años en la base aérea de Incirlik, a las afueras de la localidad turca de Adana, a un centenar de kilómetros de la frontera turco-siria, que están a cargo de un batería antimisiles Patriot, compuesta por seis lanzadores de misiles interceptores tierra-aire y un radar asociado. Es una misión de la Alianza Atlántica denominada Active Fence.

La misión comenzó después de que el Gobierno turco de Recep Tayyip Erdogan activase la cláusula de defensa mutua de la OTAN ante la posibilidad de que, debido a la guerra civil que se estaba viviendo en la vecina Siria, fuera atacada con misiles balísticos por el Gobierno de Bashar Al Asad o por los terroristas de Estado Islámico. Una teoría complicada porque ninguno de estos contendientes tenía capacidad real para atacar con misiles balísticos suelo turco.

En España

    0
    comentarios

    Servicios