Menú

Voces en el PP piden cautela para el 10-N y no poner ya el "listón" en los 100 escaños

En Génova marcan como uno de los momentos clave de esta campaña el debate electoral de los candidatos el próximo lunes 4 de noviembre.

0
En Génova marcan como uno de los momentos clave de esta campaña el debate electoral de los candidatos el próximo lunes 4 de noviembre.
Casado en una imagen reciente. | David Mudarra

"Es mejor superar las expectativas que no cumplirlas". Esta es una máxima que en los últimos días defienden voces dentro del Partido Popular que piden que no se echen las campanas al vuelo antes de tiempo lanzando el mensaje de que "van a conseguir 100 escaños", a pesar de que las últimas encuestas publicadas, y también las suyas propias, les dan una horquilla de entre 90 y 100 diputados.

En Génova, hay altos cargos que piden prudencia, que ya no "confían plenamente" en las encuestas y explican que es mejor "sorprender" logrando más representantes de los esperados y los marcados por los sondeos a que el listón esté ya colocado en el 100 y esa noche no lo consigan saltar.

Aunque en la sede del PP aseguran que son "optimistas", tal y como el propio Pablo Casado reconocía hace unos días y era pillado por un micrófono abierto en una conferencia, y están convencidos de que les irá mejor que en las elecciones del pasado 28 de abril prefieren no ponerse esa meta.

"Cualquier resultado que supere los 66 escaños será bueno", dicen los más prudentes entre los populares que piden centrar el discurso de estos días en lo que realmente importa: "Hacer frente al bloqueo de Pedro Sánchez".

La clave: el debate

En Génova también saben que uno de los momentos clave de esta campaña será el debate electoral de los candidatos el próximo lunes 4 de noviembre. La Academia de la Televisión ha pactado ya con los partidos los cinco bloques temáticos que se abordarán: cohesión de España, política económica, política social e igualdad, calidad democrática y política internacional.

En las pasadas generales, los candidatos a la Presidencia del Gobierno celebraron dos debates y Casado "sabía que era una final que tenía ida pero también vuelta". De ahí que en la primera cita se mostrara más propositivo y en la segunda, pasara "al ataque". Una estrategia muy celebrada en su día en las filas del PP pero que, a tenor de los resultados posteriores en las elecciones, no terminó de calar entre los votantes.

"Tono positivo" para debatir

En esta ocasión, los presidenciables sólo tendrán una oportunidad, se la jugarán a un partido, y además compartirán escenario con un nuevo invitado que no participó en el anterior debate: el líder de Vox, Santiago Abascal.

Desde el PP aseguran que Casado adoptara de nuevo un "tono propositivo" mostrando que es el único que puede hacer que "España abandone el bloqueo en el que la ha sumido Pedro Sánchez". El líder popular también buscará dejar claro que su único rival para los próximos comicios es el presidente del Gobierno en funciones y no los líderes de Ciudadanos ni de Vox.

En España

    0
    comentarios

    Servicios