Menú

Escatología y pornografía en 'El País': "Abascal se gusta tanto que se eyacula encima"

Fin de campaña no apto para cardíacos mientras a El País se le va completamente la pinza.

El Mundo

Últimos auxilios a Rivera, que rectifica un poquitín, a buenas horas mangas verdes. "Para pactar con el PSOE debe romper en Navarra y Barcelona". No parece que Rivera esté en situación de poner ahora condiciones. Que se lo hubiera pensado antes. "Sánchez exprime el miedo a Vox tras la crisis de la Fiscalía". No sé quién da más miedo, si Vox o Sánchez y su coro mediático. Dice el editorial que "en buena lógica electoral, aquella fuerza que mejor garantice el desbloqueo debería ser premiada en las urnas y aquella que más culpa acumule en la parálisis española debiera ser castigada". Y "el primer culpable de que hayamos llegado hasta aquí no es otro que Pedro Sánchez". Sí, Bustos, y Rivera el garante del desbloqueo, ya. Hechos son amores. En fin, eso ya es pasado. Hoy por hoy, "Sánchez ha rescatado la estrategia de la polarización: o él o el franquismo, que a su juicio representaría Vox. Con este falso dilema busca tapar la cruda realidad de sus pactos autonómicos con Bildu en Navarra o con Torra en Barcelona". Federico Jiménez Losantos está convencido que lo de Sánchez con la fiscalía no fue un error sino un pacto. El "pacto Can Roures: que haya dos gobiernos tripartitos: socialistas, comunistas y separatistas, en Madrid; separatistas, comunistas y socialistas, en Barcelona (…) Lo de ayer de Ferreras fue un número para blanquear la oscura faz del déspota". Puede que Ferreras, tan encantado de conocerse, no lo sepa, pero ya no le aguanta ni la izquierda.

El País

Efectivamente, Vox a todo trapo. "PP y Cs votan con Vox para ilegalizar al secesionismo". "PP y Cs se entregan a Vox en la recta final", titula Carlos Cué. Si el periódico portavoz de Sánchez mide el estado de ánimo del PSOE, están fatal, pero fatal, de medicación urgente. Dos artículos dan idea de la urgencia de una camisa de fuerza para esa redacción. Iñigo Domínguez comenta el veto de Vox a Prisa y las palabras de Monasterio tras la agresión a Nerea Arzola, tras el editorial del miércoles de El País. "Esos editoriales provocan que a una coordinadora nuestra le den una paliza', dijo Monasterio. "Sería para morirse de risa si no mediara la intolerable agresión a un ser humano", comenta Íñigo para quedar bien. Nerea, dale las gracias, te considera un ser humano pese a ser de Vox. Pero si a Domínguez se le apaña con un par de tranxilium y un poco de reposo, lo de Luz Sánchez-Mellado no tiene fácil remedio. "Miedo y asco en el mitin". La columnista se hace un repaso sobre los últimos mítines de ayer. "El combate se está embarrando que da miedo. Y asco. Porque no es de lodo, sino de hiel, bilis y heces (…) Los candidatos ya no disimulan humores, ni mentales ni orgánicos, y van a degüello aunque dejen detrás cadáveres de terceros". De Santiago Abascal llega a decir que "últimamente se está gustando que se eyacula encima". Caramba, Luz, te podías ahorrar estas guarrerías. "Un campo de odios y reyertas cruzados donde no se podía ni dar los buenos días sin que te cayera una lluvia de excrementos en forma de insultos y amenazas. Todos contra todos, aunque uno más contra todos que otros, quien me quiera entender que me entienda". No, si se te entiende perfectamente, la sutilidad no es lo tuyo. Normal que te dé asco.

ABC

El periódico de Vocento se va por peteneras. "Europa no compra el optimismo del gobierno". Sospecho que hoy los ejemplares de ABC se quedarán en el quiosco. Ramón Pérez Maura llama a votar al PP. "La izquierda se mantendrá en el poder veinte años. Cada votante de Vox garantiza a Sánchez la Moncloa. El País jaleaba ayer en portada el auge de Vox. No es para menos". Ignacio Camacho se duele de los tiempos viscerales que vivimos. "El espacio de la razón y de la sensatez, se estrecha; si Cs se desploma, le va a tocar al PP sostener de nuevo en solitario esa bandera". Ya le gustaría a Casado. Carrascal aún tiene esperanza. "Faltan dos días para votar y los expertos aseguran que un tercio de los españoles toma su decisión en estas últimas horas. La pelota sigue en el tejado y aun pueden pasar cosas en las próximas 48 horas que hagan inclinar la balanza en un sentido o en otro". Momentos de gran emoción. Por cierto que ABC reprocha a Vox el veto a Prisa por el incendiario editorial del miércoles. "Convencer es mejor que vetar. Responder con argumentos que enriquecen el debate de la opinión pública". Ya lo creo, la guarrada de Luz Sánchez es un argumento superenriquecedor. Se nota que con esta gente se puede dialogar y convencer.

La Razón

Casado lidera ahora la secta noesnoista. "No facilitaré un gobierno de Sánchez en ningún caso". Lo que faltaba, empezamos bien. Menuda panda. Y luego dicen que hay que votar. Dice Abel Hernández que "lo más seguro es que haya un descenso de la participación, como indican los sondeos. La gente está cansada de que los políticos desprecien la voluntad general y no sean capaces de ponerse de acuerdo". Y entonces suelta la bomba. "Esta falta de entusiasmo de los electores, salvo los más fanáticos y atolondrados, que son los más peligrosos, es la diferencia" entre abril y noviembre. Vale, Abel, nos has puesto los pelos de punta, tú sí que sabes llamar al voto.

La Vanguardia

"La posibilidad de que Vox se dispare centra el final de la campaña", dice Enric Juliana siguiendo la estela de El País. Los nervios están a flor de piel en todo el país. Muchos votantes se decidirán a última hora". ¡Preparados, listos, ya! Qué final de campaña, oigan.

En España

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation