Menú

Sánchez confía en la victoria del PSC en Cataluña gracias a la erosión de la Cup a ERC

Su entorno vaticina un 30% de voto pero no a costa de Podemos que sacará "más de 35 escaños" sin de Ciudadanos que "se hunde al 7/8%".

0
Su entorno vaticina un 30% de voto pero no a costa de Podemos que sacará "más de 35 escaños" sin de Ciudadanos que "se hunde al 7/8%".
Pedro Sánchez en su mitin de cierre de campaña en Barcelona | EFE

Barcelona sirvió este viernes para echar el telón de una campaña electoral en la que Cataluña ha sido uno de los ejes de la estrategia socialista aunque con tácticas erráticas, bandazos y rectificaciones discursivas que servirán a los socialistas para cosechar unos resultados agridulces. Según auguran fuentes del PSC a Libertad Digital, podrían ganar las elecciones generales en Cataluña al beneficiarse de la irrupción de la Cup en el panorama nacional.

Algo que deslizó sutilmente el primer secretario del PSC, Miquel Iceta: "¡Somos el primer partido de Cataluña!", vociferó pletórico en la Fira de Barcelona. Y Pedro Sánchez le puso la guinda alabando la "contribución del PSC" a serenar los ánimos en Cataluña: "Se va a empezar a reconocer este domingo porque Cataluña se va a teñir de rojo porque ¡vamos a ser la primera fuerza en las elecciones generales!", dijo a voz en grito ante 3.500 personas en el mitin más multitudinario de la campaña.

130 escaños y 30% de voto

Un último acto de campaña en que los estrategas de Pedro Sánchez se han mostrado optimistas vaticinado que el domingo obtendrán un 30% de voto y por encima de los 130 escaños: "No os creéis el CIS y es la única que va a acertar". En el Comité electoral socialistas sostienen que el PP rondará los 85 diputados y que Podemos y Vox se diputan la tercera fuerza, aunque los de Santiago Abascal no subirán de 40 escaños. Sobre Ciudadanos apuntan a una auténtica debacle en el entorno del 7 u 8% de voto que se traduciría en unos 15 escaños.

Según el PSOE, en la última semana "se ha activado el voto útil" al PSOE aunque no revelan unos malos pronósticos para Podemos que, a su juicio, salvará los muebles en los 35 parlamentarios. Algo que se traduciría en que el PSOE no sube a costa de la formación de Pablo Iglesias sino a costa de Ciudadanos.

ERC, desplazada

Parte sustancial de esa victoria provendría de Cataluña y de la posible victoria del PSC. Según recuerdan en el partido, en los anteriores comicios del 28 de abril ganó Esquerra Republicana de Cataluña pero con una ventaja de apenas dos escaños sobre el PSC. Dos escaños, como mínimo, que son precisamente los que obtiene la Cup en todas sus proyecciones de voto y que arrebataría directamente a ERC viéndose desplazada a la segunda posición.

Un escenario que, aunque lo parezca, "no es incompatible" con que el independentismo obtenga un resultado histórico este domingo. Temen en Moncloa y Ferraz que traspasen el hito histórico del 50% de los 48 escaños que se reparten en Cataluña para las Cortes Generales. Victoria en escaños pero no en votos cuyo porcentaje en los pasados comicios ascendió al 40% del electorado.

La explicación está en que "ahora son tres y no dos partidos los independentistas que se presentan" y la Cup está ensanchando el espacio a costa de sacar voto de la abstención. Una porción del electorado más extremo que habitualmente no obtenía representación en las elecciones generales y que ahora está "disparado" gracias a los disturbios en Cataluña. "Tras una semana con las calles de Barcelona en llamas, los extremos se han disparado, Vox y La Cup".

Balance de campaña

La campaña más corta de la historia el PSOE ha sido el laboratorio más próspero en el que se han ensayado todas las estrategias posibles, ninguna con éxito. El PSOE comenzó amagando con el 155 con la intención de seducir a los votantes indecisos de Ciudadanos pero no lo consiguió. En su lugar abrió una fuga de voto del PSC que motivó la rectificación de su hoja de ruta asumiendo la proporcionalidad y la firmeza como nuevo mantra de campaña. De la dureza a la tibieza, de la estabilidad a la tensión, de ignorar a Vox a llamarle "franquistas" para erosionar al PP, el PSOE concluye su campaña con un saldo negativo: no han conseguido la tendencia alcista que prometían.

Fuentes de Moncloa y Ferraz aseguran que siguen instalados entre los 120 y 130 escaños entre los que se cuentan las 21 provincias en las que baila el ultimo escaño, con lo que se admite veladamente que el suelo podría ser el de los 110 parlamentarios y que no ha habido movimientos durante la campaña electoral. A sumar que varios territorios auguran una bajada en sus propias previsiones iniciales.

Por territorios

En Madrid anticipan una pérdida de un escaño (seguramente motivado por el escándalo de la alcaldesa de Móstoles), otro en Navarra donde el "pacto oculto con Bildu" les hará perder un parlamentario en favor de los proetarras y otros dos en Zaragoza. Sólo Andalucía, Comunidad Valenciana y Extremadura vaticinan sumar un escaño más años resultados del 28-A con lo que el saldo global de los 130 escaños se hace cuantitativamente insostenible, según los pronósticos territoriales del propio PSOE.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation