Menú

El PSOE buscará sumar el apoyo de Podemos y Ciudadanos pero sin gobierno de coalición

Pedro Sánchez hará las primeras llamadas esta misma tarde, para unas negociaciones en las que no están descartados los independentistas.

0
Pedro Sánchez hará las primeras llamadas esta misma tarde, para unas negociaciones en las que no están descartados los independentistas.
Comisión Ejecutiva Federal celebrada este lunes en la sede de Ferraz. | EFE

El PSOE deja clara cual es su prioridad: un pacto de investidura con Podemos, Ciudadanos y los grupos minoritarios que no les haga depender de los independentistas. Una suma que pasaría por PSOE (120), Unidas Podemos (35), Más País (3), PNV (7), CC (2), BNG (1), PRC (1)... y Ciudadanos (10). En total: 180 escaños y la difícil tarea de trasgreder los bloques ideológicos tirando de la descabezada formación de Albert Rivera en la que los socialistas pretenden aprovechar su (práctica disolución).

La pregunta es cómo y la respuesta pasa por abandonar en principio el gobierno de coalición con la formación de Pablo Iglesias. La estrategia pasa por responsabilizar a Iglesias, más que al PSOE, de bloquear la gobernabilidad habiendo frustrado un gobierno de coalición en el pasado que motivó la repetición electoral y que, a su vez, ha supuesto una pérdida de siete escaños en el bloque de la izquierda.

Una estrategia que comenzó este lunes en Ferraz con la rueda de prensa de José Luis Ábalos tras la reunión de la Ejecutiva: "Si tuviéramos que imputar responsabilidades nosotros hemos perdido 7 sobre 123; Unidas Podemos ha perdido siete sobre 42. Siete son más que tres", dijo el jefe de la campaña socialista sin renunciar al gobierno de coalición pero dando a entender que son los de Podemos quienes tienen que abandonar las posiciones maximalistas.

Sin embargo, no se descarta nada porque ésta es sólo la primera opción. En caso de no salir adelante, no se descarta pasar al plan B y eso pasaría por ERC. El discurso inicial no es nuevo: no depender de los independentistas", pero esto no supone descartar una negociación con ERC para lograr una abstención como ya se intentó después del 28-A. Preguntado por si habrá reuniones con ERC como hubo en la anterior ocasión entre Gabriel Rufián y Adriana Lastra, Ábalos evitó responder deliberadamente a la pregunta.

Lo único que sí se descarta ya es la abstención del PP porque "sólo se contará con los partidos que estén dispuestos a pactar con nosotros". Según el secretariado de Organización del Psoe , "no cabe esperar la abstención del PP" porque "su margen es muy escaso por la presión de la ultraderecha que gravitará sobre la cabeza del PP" obligándole a "ir a remolque de la iniciativa que le marquen, por lo que han manifestado no lo van a hacer".

Una diferencia respecto a lo que hizo el PSOE en 2016, que marca la diferencia a juicio del número tres del partido: "Ahí quedará lo que hizo un partido y lo que hace otro. Cada partido va acumulando el capital y el activo que va acumulando. Somos lo que hacemos".

La ronda de llamadas de Sanchez

Ábalos anunció también que el PSOE será "proactivos" y cumplirá con la promesa electoral de Pedro Sánchez de iniciar las conversaciones con la oposición en las primeras 48 horas tras las elecciones. "Comenzará hoy mismo", de forma inminente sólo descartando al líder de Vox, Santiago Abascal como "línea roja" por tratarse de una fuerza de "ultraderecha".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios