Menú

Sánchez fracasa en la repetición electoral y promete ahora "sí o sí un gobierno progresista"

Pierde tres diputados y un millón de votos pero se compromete a actuar "con generosidad y responsabilidad" para que haya gobierno

0

"Virgencita, virgencita, que me quede como estoy". Algunos estrategas socialistas se encomendaban a las alturas y al refranero justo antes de comenzar el escrutinio y tras conocer los pronósticos de las empresas demoscópicas que dejaban al PSOE por debajo del umbral de los 120 escaños. Los cielos no respondieron pero las encuestas sí porque, esta vez, no se equivocaron.

Se equivocó el PSOE y el Gobierno cuyas previsiones, ya bien entrada la tarde, seguían apuntando a los 130 escaños. Ni se acercaron. Pedro Sánchez gana las elecciones pero pierde respecto al 28-A: tres escaños y un millón de votos menos que en abril que resta tres parlamentarios en Navarra, Madrid y Baleares.

Un fracaso que se tradujo en un silencio sepulcral del PSOE y el Gobierno hasta bien entrada la noche. Cuando el escrutinio se atrincheraba en los 120 escaños, los socialistas enmudecían. Fueron los únicos que no comparecieron a hacer una primera valoración y la única que se produjo en toda la noche fue pocos minutos antes de la medianoche.

Con mucho retraso, y forzando una intervención en el andamio de Ferraz que emula el balcón de Génova, 13, Pedro Sánchez compareció para hacer "una llamada a los partidos políticos porque tienen que hacer un ejercicio de generosidad y responsabilidad para desbloquear la gobernabilidad en España". A cambio, el presidente en funciones se compromete a actuar con la misma "responsabilidad y generosidad" pero dejando claro que su prioridad será "ahora sí o sí un gobierno progresista".

Por territorios

Pérdidas simbólicas que en el caso navarro respondieron a la decisión personalísima de Pedro Sánchez de acometer un pacto oculto con Bildu. De los dos parlamentarios que obtuvo el PSOE en abril, uno fue a parar a los proetarras de Bildu engrosando sus parlamentarios en el Congreso hasta los 5 escaños.

Pierde el bloque de izquierdas

Derrota también para el bloque de la izquierda porque la aventura de la repetición electoral hace perder siete escaños al bloque de la izquierda conformado ahora por PSOE, Unidas Podemos y Más País: Pedro Sánchez pierde tres parlamentarios, Pablo Iglesias siete aunque Íñigo Errejón aporta tres deja un saldo negativo para el bloque que en Moncloa aspiraban a sumar.

Fracaso de la estrategia

Una victoria que se convirtió en derrota. Fracasó la estrategia de repetir las elecciones para culpar al frente antibloqueo de frustrar la formación de gobierno; fracasó la tibieza con el independentismo; fracasó la ofensiva de la Memoria Histórica con la exhumación de Franco... y sólo triunfó una: la de alimentar a Vox para erosionar al PP y frenar su crecimiento potencial.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation