Menú

Casado llamó el domingo a Sánchez sin obtener respuesta: "La cabra tira al monte"

"Nosotros no vamos a ser participes de una investidura con un Gobierno de izquierda radical", ha asegurado el líder del PP.

0
"Nosotros no vamos a ser participes de una investidura con un Gobierno de izquierda radical", ha asegurado el líder del PP.
Pablo Casado | EFE.

"La cabra tira al monte y Sánchez ha dejado claro que está de acuerdo con la radicalidad de izquierdas". El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha comparecido en Génova tras conocer que el PSOE y Podemos habían sellado un pacto para formar un Gobierno de coalición con una vicepresidencia para los morados.

La dirección del PP y sus barones se han enterado por la prensa del acuerdo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante la celebración del Comité Ejecutivo Nacional de este martes por la mañana. Un anuncio que frenaba el que iba a ser el debate de este martes para los de Pablo Casado: abstención sí o abstención no.

Este pacto pillaba por sorpresa a los populares que estaban esperando una llamada de Sánchez, ya que el presidente del Gobierno en funciones dijo que iba a ponerse en contacto con PP, Ciudadanos y Podemos tras las elecciones del pasado domingo.

Casado llamó a Sánchez

Además, tal y como han explicado fuentes populares a Libertad Digital, Casado llamó a Sánchez el domingo por la noche y el presidente en funciones no le cogió el teléfono. Al día siguiente, el líder del ejecutivo acusó recibo de la llamada, pero hasta ahí las comunicaciones entre ambos en estos últimos días.

"La propia naturaleza de Sánchez es acabar pactando con quien basa toda su carrera política", ha afirmado un Pablo Casado que ha sentenciado que es "urgente que vuelva el PSOE histórico, el PSOE sensato".

Puerta atrancada

"Nosotros no vamos a ser partícipes de una investidura con un Gobierno de izquierda radical", ha explicado Casado que ha añadido que este martes se ha visto cómo el PSOE "cerraba la puerta con estruendo al PP".

En las últimas horas, desde el PP se habían negado a abstenerse para facilitar un Gobierno de Sánchez aunque algunas voces internas así lo habían pedido. Eso sí, a lo que no cerraban la puesta en Génova era a hablar con el PSOE si proponía otra candidato. Pero este martes, las puertas han quedado atrancadas.

Feijóo y Moreno

Al finalizar este encuentro del Comité Ejecutivo Nacional los barones del PP abandonaban Génova todavía perplejos después de la mañana que habían vivido. El gallego Alberto Núñez Feijóo explicaba que "se habían enterado en tiempo real del acuerdo". "Con un PSOE con Felipe González o Rubalcaba ya estaríamos hablando entre el PP y los socialistas", explicaba y añadía: "Si es verdad que nos han engañado durante tanto tiempo, supongo que ya nadie se va a fiar del candidato socialista nunca más".

"Decía que no podría dormir pactando con Podemos", recordaba Feijóo y pedía a Sánchez que "se pensara muy bien lo que está haciendo" y que "vuelva a hablar con los partidos que tenemos experiencia de Gobierno".

Más contundente era el presidente andaluz, Juanma Moreno, que explicaba que si a ese acuerdo "se ha llegado en 48 horas, es que ya lo tenían pensado en campaña electoral". "Nos podía haber ahorrado el tiempo perdido", sentenciaba. "Sánchez ya ha optado por fuerzas políticas de izquierda radical y por que se echara al PP", ha añadido.

En España

    0
    comentarios

    Servicios