Menú

¡Alerta ultra!: Sánchez entrega España a los comunistas

El pacto Sánchez–Iglesias deja al 95% de los españoles sin pegar ojo.

0

El Mundo

"Sánchez entrega el Gobierno a Podemos y se encomienda a ERC". "Da entrada en el Consejo de Ministros a Iglesias tras descartarlo con rotundidad durante seis meses". Que le iba a quitar el sueño, decía el individuo. Ahora nos lo ha quitado a todos. El presidente más abyecto, despreciable, miserable, ruin y vil de la historia de España. "El abrazo de la vergüenza", titula el editorial. En otra de sus infames piruetas, Sánchez, que se había presentado como el adalid de la moderación, "vira radicalmente y cierra en tiempo récord un preacuerdo con su otrora antagonista, aquel que le provocaba insomnio, aceptándolo ahora como vicepresidente". Se acostó moderado y se levantó ultraizquierdista. "La maniobra relámpago ha cuajado tan rápido porque ambos líderes querían cortar cualquier reproche por sus retrocesos electorales; y en el caso de Sánchez, para blindarse ante cualquier presión que amenazase su puesto. Con su abrazo –todo un símbolo de la podemización definitiva del PSOE– el presidente en funciones abraza el extremismo". "España queda en manos de ERC y Bildu. Que un condenado por sedición y otro por terrorismo vayan a tener la llave de la gobernabilidad dibuja un panorama de pesadilla". Para que Sánchez duerma en Moncloa el 95% de los españoles no vamos a pegar ojo. Federico Jiménez Losantos va a necesitar, como la inmensa mayoría de los españoles, un cargamento de Orfidal. "El partido de izquierda radical PSOE y de ultaizquierda Podemos, anunciaron ayer el Gobierno de las tres erres: ruina, represión, república". Ruina "por las medidas económicas". "La represión será implacable contra los medios de comunicación y cualquiera que proteste" contra el gobierno comunista que se avecina. Y la república "nace del doble tripartito de Can Roures, PSOE, Podemos y ERC". Y ante este panorama pavoroso la podemita Lucía Méndez nos quiere hacer tragar con ruedas de molino y justifica la última traición de este ser inmundo que es Sánchez por "el auge de Vox". "Su abrazo es producto del espanto, del miedo a la extrema derecha". Claro, y por eso mete a la extrema izquierda en el gobierno. A otro perro con ese hueso, Lucía, que no somos imbéciles.

El País

"Sánchez e Iglesias pactan una coalición pendiente de apoyos". Sí, de los apoyos de los separatistas y etarras. El editorial considera el engendro "un avance respecto a bloqueos anteriores". Benditos bloqueos. "Integrar a Iglesias como vicepresidente del Gobierno, después de haberlo vetado en la anterior legislatura, exige que el líder socialista se explique ante los ciudadanos". La única explicación es que es un sinvergüenza sin escrúpulos y un rematado embustero. Como era de esperar, a Pepa Bueno no le quita el sueño que un partido ultraradical de izquierdas y anticonstitucional maneje el gobierno, a ella lo único que le preocupa son "los palos en las ruedas que un grupo antisistema como Vox va a ir poniendo día a día". Sánchez ha convertido a Vox en unos benditos. Que se vaya preparando el PSOE para dentro de cuatro años, si es que Iglesias no impone una dictadura y suspende las elecciones, claro. Y encima tiene la cara dura de decir que "este pacto deja al PP como líder de la oposición. Y los socialistas que han gobernado sabe cuán despiadado puede ser cuando aspira al poder". Sí, un tigre es Pablo Casado. No se puede ser más sectario. Acaba Pepa Bueno exigiendo al PP que "desactive las derivas radicales". Que se sepa, aquí la única deriva radical que hay es la que ha tomado Sánchez dando paso a los extremistas antisistema de Podemos.

ABC

"Sánchez se abraza al populismo". Bieito ve en su editorial un "panorama inquietante". "Será una coalición de gobierno tóxica para los españoles porque está sustentada en un presidente incoherente y sin palabra y porque, por primera vez, en democracia habrá en la Moncloa una vicepresidencia ocupada por un líder comunista que alcanzó su liderazgo con un discurso destructivo del sistema democrático, y con un populismo demagógico, de corte ultraizquierdista, peligroso, en definitiva, para los intereses de España". "A España le aguarda una regresión al revanchismo adoctrinador, a la fractura emocional y a la imposición sectaria de leyes que debilitarán al constitucionalismo y contribuirán a la destrucción del modelo territorial consensuado en 1978". Ignacio Camacho se pregunta si queda "algún español que pueda fiarse de la palabra de Sánchez". Como si eso le importara a este granuja. ¿En qué estaría pensando Susana Díaz cuando le aupó al liderazgo del PSOE?

La Razón

"Perfecto": el SMS que cerró la coalición del insomnio". "El 95% de los españoles no podrá dormir", titula Marhuenda su editorial. Muy flojo y desganado, el director de La Razón se limita a decir que "es una victoria para Pablo Iglesias, aunque otra cosa serán las consecuencias de este gobierno progresista, si es que finalmente acaba constituyéndose". "Sánchez ha querido ocultar su fracaso con un movimiento escénico espectacular, aunque negando la opción más razonable y centrada: un acuerdo entre PSOE y PP que hubiese permitido la investidura, algo que el socialista rehusó". José María Marco advierte de que "el daño que va a hacer marcará la historia de nuestro país, en particular el futuro de jóvenes progresistas". Si por progresistas se refiere a los podemitas, que se joroben, ellos se lo han buscado.

La Vanguardia

Enric Juliana nos da un halo de esperanza y dice que "la derecha independentista catalana hará todo lo que pueda para reventar el pacto". Dios te oiga. "ERC tiene la palabra". Caramba, Federico lo clavó, Junqueras ha ganado las elecciones.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios