Menú

Interior empezará este mes a retirar las concertinas de las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla

Las obras del nuevo perímetro durarán 10 meses y su coste ascenderá a 18 millones. La altura llegará a los 10 metros en las zonas más conflictivas.

0
Las obras del nuevo perímetro durarán 10 meses y su coste ascenderá a 18 millones. La altura llegará a los 10 metros en las zonas más conflictivas.
Vallado fronterizo de Ceuta. | EFE

La retirada de las concertinas de los perímetros fronterizos de Ceuta y Melilla fue la gran promesa que hizo Fernando Grande Marlaska en sus primeros días al frente del Ministerio del Interior. Su objetivo era modernizar y aumentar la seguridad del vallado pero sin medios lesivos que generasen imágenes que pudiesen dañar la percepción de la ciudadanía sobre su gestión. Encargó diversos informes hasta que encontró lo que él y sus asesores consideraron como una solución óptima.

Ahora el Ministerio ha anunciado que antes de que acabe este mes de noviembre, un año y medio después de que Marlaska tomase posesión del cargo, se va a dar inició a las obras de modernización del vallado de ambas ciudades autónomas. Las obras tendrán una duración aproximada de diez meses y en esta acometida va a tener un coste ligeramente inferior a los 18 millones de euros. El gasto en Ceuta será de 8,36 millones de euros. En Melilla, de 9,53 millones.

Éstas serán las primeras actuaciones de relevancia que se llevan a cabo en los perímetros fronterizos desde la remodelación del año 2006. Fue entonces cuando el Gobierno de Rodríguez Zapatero elevó un poco el vallado, colocó las denominadas sirgas tridimensionales y desplegó las concertinas que ahora tanto disgustan a los dirigentes del PSOE. En el momento de su colocación ningún dirigente socialista alzó la voz ni hizo comentario crítico alguno.

Desde entonces tan solo se han hecho reformas en los vallados de las ciudades autónomas para reparar daños producidos por la climatología o por las entradas, en la gran mayoría de los casos masivas y violentas, de inmigrantes ilegales. Los ajustes presupuestarios de estos años han hecho que tampoco se hayan repuesto en tiempo y forma buena parte de las cámaras de seguridad que se iban estropeando.

El Ministerio del Interior ha explicado que ha encargado a la empresa pública TRAGSA (Transformación Agraria S.A.) que inicie antes de que acabe el mes la recimentación del vallado de Ceuta y Melilla, así como la retirada de las concertinas. Para compensar esta eliminación de elementos de seguridad, se va a proceder a aumentar la altura de las zonas de mayor vulnerabilidad, que llegará hasta los diez metros de altura.

En esta línea, se va a concluir durante estas semanas con la instalación del nuevo sistema de circuito cerrado de televisión en el perímetro fronterizo de Ceuta, que incluye 66 cámaras de vigilancia, de las que 14 de ellas son térmicas. Una instalación que comenzó a realizarse en mayo de este año. También se concluirá la instalación de sistemas de reconocimiento facial en los puestos fronterizos de El Tarajal (Ceuta) y Beni Enzar, Barrio Chino, Mariguari y Farhana (Melilla).

También deberán concluir durante los próximas meses las obras de adecuación de las zonas de tránsito de peatones y otras mejoras en el puesto fronterizo de El Tarajal (Ceuta), así como la instalación de una nueva red de fibra óptica y ampliación del sistema de circuito cerrado de televisión en el perímetro fronterizo de Melilla.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios