Menú

Se desata el "canguelo" ante las primeras señales del gobierno social-comunista

Unos llaman a la puerta del PP, otros piden auxilio al cadáver del PSOE de siempre y Sánchez sigue tejiendo su gobierno con comunistas y golpistas.

0

El Mundo

"El PP tenderá la mano a Sánchez si rompe con Iglesias". Hombre, al fin hay señales de vida en el PP. Francisco Rosell opta en el editorial por la imposible "gran coalición". Dice que "ante alguien como Sánchez no vale una abstención técnica: facilitaría el desbloqueo pero no evitaría que el Gobierno virase luego hacia el populismo y el soberanismo". Y que "tender la mano en aras del retorno del PSOE a la senda constitucionalista elevaría a Casado a la condición de hombre de Estado". Rosell, vamos a poner las cosas fáciles ¿vale? Nos conformamos con la abstención, Sánchez no va a aceptar la gran coalición, seamos realistas y no ricemos el rizo. Tampoco Federico Jiménez Losantos entiende "la parálisis del PP", sobre todo la de Casado, "que no ofrece una alternativa de Gobierno al del cartel de Caracas, Otegi y Junqueras. Es ahora cuando debería ofrecer entrar en el Gobierno o la abstención, a cambio de echar de clase a Madurito, Catanazín y etarrinta. Si se niega, lo pagará Sánchez, no Casado". Emilia Lancaluce trata de animar al desaparecido Casado. "Si lo hace no solo tendrá ese millón de abstencionistas de Ciudadanos dispuestos a apoyarle en el futuro sino a casi toda la derecha y esa izquierda constitucionalista que aun queda". Como Rosa Díez, sin ir más lejos. ¿Pero dónde se ha metido Casado?

El País

El periódico de Prisa no quiere ni oír hablar del PP, ellos están tejiendo el gobierno social comunista-golpista. "Sánchez avisa a ERC de que solo con PSOE y UP habrá diálogo". "El partido de Junqueras se mantiene en el no y exige la mesa de partidos". Cuentos chinos de El País. ERC apoyará a Sánchez, no les quepa la menor duda. Poco hay que rascar hoy en este periódico. Un editorial malísimo que pretende hacer como que presiona a ERC. "La actitud de la formación catalana puede volverse en su contra", que "reconsidere su postura". Bobadas. El acuerdo está cerrado. Esta vez, sí.

ABC

"La ministra de educación declara la guerra a la enseñanza concertada". Tela la Celaá. Dice Rubido en su Astrolabio que "todavía no ha empezado a tomar medidas, y las señales que lanza el futuro gobierno social comunista ya asustan. Así arrancan todos los totalitarismos". "Primero la educación, más tarde el control de los medios de comunicación". Dice Hughes que "entre el lapsus y el aviso, y en un clima de canguelo ideológico ante la inminencia de un gobierno con asomos de izquierda caribeña, estas palabras invitan a la inquietud sobre el futuro de la educación concertada". Y lo que vendrá. Y parece que ABC afronta la cruda realidad. Los socialistas de antes "carecen ya de influencia alguna en el PSOE (…) Sánchez domina el PSOE a capricho, y punto". Vamos, que el PSOE como partido, como marca, no existe. Más vale que se vayan enterando esos socialistas de toda la vida.

La Razón

"La investidura se negociará con Junqueras en la cárcel". Eso ya está negociado y cerrado. Toca poner el ojo en el PP. "Génova apuesta por una vía de colaboración con Vox". Marhuenda vuelve llamar a las puertas de la tumba socialista. "Que el PSOE en su conjunto sea incapaz de reaccionar ante las supinas contradicciones, las palmarias incoherencias, las falsas promesas, la medias verdades y las mentiras completas del presidente del gobierno en funciones carece de explicación racional y las consecuencias se verán en el medio plazo", eso es seguro. "Que el secretario general socialista se asienta sobre una militancia radicalizada se demostró en las primarias del partido". Pues ahí tienes la respuesta, Marhuenda, no busques más.

La Vanguardia

Isabel García Pagán explica claramente los remilgos de ERC. "En la primera cita, no". Pues eso, que se hacen los estrechos, pero a no tardar mucho se sumarán al abrazo de los Picapiedra. Y llegarán hasta el final.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios