Menú

Listas de mossos patriotas y un ejército de mercenarios, lo último del entorno de Puigdemont

La jet set del separatismo figuraba en el consejo asesor de la fundacón Catmón, instrumento para desviar fondos primero al proceso y luego a Waterloo.

(Barcelona)
0
La jet set del separatismo figuraba en el consejo asesor de la fundacón Catmón, instrumento para desviar fondos primero al proceso y luego a Waterloo.
Puigdemont durante un acto en Bélgica. | EFE

La última operación judicial sobre el desvío de fondos públicos para el proceso separatista ha vuelto a poner en la picota a la fundación Catmón, el instrumento convergente para "vehicular" dinero de la Diputación de Barcelona y de la Generalidad hacia las actividad de promoción del independentismo. Víctor Terradellas, exsecretario de relaciones internacionales de Convergència y presidente de tal fundación, figura en el centro de la trama del entorno de Puigdemont. Por Terradellas, según fuentes judiciales, pasaba el dinero que debía financiar parte del proceso primero y el "exilio" de Carles Puigdemont tras el colapso de la república catalana.

La documentación incautada primero por la Policía Nacional y después por la Guardia Civil a Terradellas en diversas fases de la instrucción facilita un retrato del "procés" que deja muy mal parados a sus principales actores, bien por ilusos, farsantes o megalómanos, así como por el trasiego de dinero en principio destinado a tareas humanitarias y cooperación internacional que en realidad acababa engrosando los bolsillos de los paladines de la independencia y financiando sus desplazamientos internacionales para buscar apoyos a la causa separatista.

La libreta de Terradellas

La investigación que dirige el juez Joaquín Aguirre, titular del juzgado de instrucción número 1 de Barcelona ha logrado trazar el recorrido de, por el momento, dos millones euros. Pero también ha aportado singulares documentos, como una clasificación de los mandos de los Mossos d'Esquadra por tres baremos: "patriotismo", "carisma" y "lealtad institucional" en el que se califica a algunos de "rojos" a otros de poco patriotas y se señalaba a aquellos que procedían de la Guardia Civil y la Policía Nacional.

En la libreta de Terradellas también consta el nombre de la agencia estadounidense "Dyncorp", un proveedor militar con el que el exalto cargo de Convergència y hombre próximo a Puigdemont pretendía sentar las bases del ejército catalán, compuesto en sus primeras quintas por mercenarios norteamericanos.

Un emisario de Putin

Pero Terradellas miraba también al este y en concreto a Rusia, donde habría establecido contactos con el entorno de Putin hasta el punto de que llega a enviar un mensaje a Puigdemont días antes de la proclamación separatista en el que le anuncia una visita de un emisario del presidente ruso que finalmente no se produjo. La "idea" es que Rusia y China apoyaran la declaración unilateral de independencia a la que ERC empujó al ahora prófugo Puigdemont.

En su caída en desgracia Terradellas ha arrastrado al director general de Deportes de la Generalidad Gerard Figueras, quien según la investigación judicial, habría facilitado el desvío de fondos del deporte catalán hacia la citada fundación. Figueras, sobrino del cómico independentista Toni Albà, lo niega y atribuye su detención a su filiación independentista.

Manto de silencio sobre los vips

No es el único alto cargo salpicado por los procedimientos para financiar el proceso y la fuga y estancia de Puigdemont en Waterloo. Sin embargo, un espeso manto de silencio protege a quienes un día llegaron a estar en primera línea de la fundación "desarticulada", los miembros de un consejo asesor que eran la jet-set del independentismo catalán, cuando Catmón y su revista Catalan International View recibían dinero a espuertas de la Generalidad sin control ninguno.

La cúpula de TV3

Entre los miembros de dicho consejo destacaban el actual director de TV3, Vicent Sanchis, su antecesora Mònica Terribas, el exvicepresidente del F.C. Barcelona Carles Vilarrubí, el periodista Martí Anglada, excorresponsal de TV3 y ex "embajador" de la Generalidad, el exdirector del diario Avui Vicenç Villatoro, los economistas Arcadi Oliveras y Guillem López Casasnovas, que llegó a ser consejero del Banco de España en la época de Zapatero, y el abogado August Gil Matamala, padre de la actriz Ariadna Gil y letrado de miembros de la banda terrorista Terra Lliure.

A comienzos del proceso, en 2012, consta que la Generalidad, a través del departamento de Presidencia, concedió una subvención a la revista Catalan International View de nada menos que 180.000 euros. En ella escribían la mayoría de los citados y otros prohombres del independentismo como el exdiputado de la CUP David Fernàndez o Jordi Basté, el locutor estrella de la radio del conde de Godó. Las subvenciones siguieron a ese ritmo durante años, hasta el fulgor y colapso de octubre de 2017.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios