Menú

Ussía: "España está en manos de un psicópata zumbado" que puede desatar la violencia

La deriva de Pedro Sánchez entregando el poder a lo peor de cada casa está creando un ambiente de preguerra civil.

0

El Mundo

"Chivite ya negocia directamente con Bildu". La foto de la vergüenza. El PSOE compadreando con los representantes de los asesinos de sus compañeros. Ya saben, harás cosas que nos helarán la sangre. Cubitos de hielo. Marisa Cruz cuenta que "Sánchez usa a PP y Cs antes de someterse al separatismo de ERC". Algo así como una cena de despedida de la Constitución del 78. Dice el editorial que "Chivite representa el epítome más acabado del sanchismo: la laminación de la tradición constitucionalista del PSOE en aras del puro afán de poder. La renuncia a los últimos principios y el cordón sanitario al centroderecha con tal de asegurase la ocupación de las instituciones". Bueno, un poco de autocrítica. El cordón sanitario del centro derecha se lo han puesto ellos mismos, primero Rivera y ahora Casado con tanto no es no y no es no. Unos irresponsables, ambos. Arcadi Espada ha tenido un sueño. En él, PSOE y PP se unen en una contrarrevolución. "La contrarrevolución debe adoptar la forma de una coalición de gobierno que dé años de estabilidad moral y política a España y que disuelva la ambición de los revolucionarios nacionalistas". "La estabilidad parlamentaria de esa gran coalición lanzaría un mensaje concluyente a los nacionalistas: o regresa al sistema o el sistema se deshará de ellos". Shhh, no despertar todavía a Arcadi, sería demasiado cruel. "La contrarrevolución traería riesgos para sus promotores", pero pagarían a pachas en siguientes elecciones. "En cualquier caso volverían en una España que habría superado la destructiva parálisis inducida por los nacionalistas; y, por lo mismo, ganadores". ¡Arcadiiiii, despierta, estás en España! César Antonio Molina, ministro de Zapatero, está aterrado y suplica a PP y Cs que si la coalición no es posible, al menos faciliten "la gobernación" del PSOE. "Al menos intentarlo. Porque la situación es gravísima, nos jugamos la pervivencia de nuestro país". No es por desanimarte, César, pero clamas en el desierto. En la cabeza de Casado sólo hay serrín y la pervivencia del país le importa lo mismo que le importó a Rivera, una higa. Dice Molina una verdad como un templo. "Cataluña ya es independiente de facto, guste o no". Y un asomo de esperanza. "Sánchez va camino de llevar a su partido a la destrucción y de fenecer él mismo. Va ganado batallas pírricas, pensando que quizás algún día gane la definitiva, pero no es así". Hombre, eso anima un poco. Lo malo es que antes de fenecer nos encamina a "un Estado totalitario como aquel que levantó el Muro de Berlín". Y no parece que nadie vaya a impedírselo.

El País

El País lleva una de esas portadas que le hacen irresistible en el quiosco. "Alerta por el riesgo de atentado contra españoles en el Sáhara". "Un estudio revela que la contaminación causa infecciones y fallos renales". Y aquí preocupados por la destrucción de España. Somos de un frívolo. Echando un ojo por encima a esto que llaman periódico les cuento lo que hay. Un editorial sobre la comisión europea, otro sobre Hong Kong, un ladrillazo de un nacionalista vasco sobre la irritación de los demócratas y mucho sobre el clima y tal y tal. Ah, y una página contra Vox. "Un cordón sanitario legal, pero polémico". Los más gracioso de todo es que los que proponen el cordón sanitario son nada menos que PSOE y Podemos. ¡Podemos!, los comunistas radicales bolivarianos que adoran la violencia y quieren cargarse la Constitución y al Rey pidiendo cordones sanitarios. Ni una línea del cochabeo del PSOE con Bildu. Que Dios nos asista, si existe.

ABC

"El PSOE ya negocia el favor de Bildu". También lleva en portada las palabras de Sánchez el jueves 6 de junio de 2019. "El PSN y el PSOE tenemos la misma posición, y es que con Bildu no se acuerda nada". Sabemos que en política se miente, pero lo de Sánchez es una patología. Un rematado embustero peligrosísimo. Dice Rubido que "en la Moncloa habita un señor que todo cuanto ha dicho es mentira o falso". "Las negociaciones para la formación del Gobierno se están convirtiendo en un mercado persa auspiciado por las mentiras sistemáticas de Pedro Sánchez y por una deslealtad constitucional alarmante (…) Sánchez pretende gobernar España con la minoría extorsionadora que odia a España y es una exigencia moral que el constitucionalismo mayoritario lo impida". Vaya. ¿Está pidiendo la abstención del PP? Todavía nos acordamos de cuando en las anteriores elecciones ABC instaba a Sánchez a negociar con sus socios naturales, que son los de ahora, y negaba que Ciudadanos y PP tuvieran la obligación de impedirlo. Arrepentidos los quiere el Señor.

La Razón

"Sánchez no irá a una investidura antes de Navidad sin sumar a ERC". No hay problema, podemos esperar, no tenemos prisa. Ussía advierte de que Sánchez "puede terminar con la convivencia, la libertad y la unidad de España. Para este locatis, para este zumbado por el poder, su Patria es su ego, que sumado al de su señora esposa, mezclados en el vaso del resentimiento, dan como resultado un jarabe explosivo (…) El psicópata puede alcanzar altos niveles de violencia para mantenerse en el poder. Y la violencia se contagia. En un país de sangre caliente la violencia siempre está llamando a la puerta". "España está en manos de un psicópata que solo quiere seguir mandado, y de unos violentos que lo apoyan para alcanzar la independencia". "Si explosiona la convivencia en España, nadie estará libre de pecado". Toc, toc, la guerra civil II llama a la puerta.

La Vanguardia

De La Vanguardia, una petición de Fernando Ónega. "Tanta insistencia en que el gobierno no es constitucional terminará por asustar a los ciudadanos e inversores. Ya está asustando a muchos. Estos apuntes no tratan de pedir que se aplauda el pacto Sánchez-Iglesias. El cronista tampoco lo aplaude. Pero sí de reclamar que se rebaje el tono catastrofista con que cada mañana nos desayunamos". O acabaremos todos tomando ansiolíticos. Si Sánchez es tan peligroso, el sistema debería tener resortes para frenarle. ¿Qué tal un análisis psiquiátrico sobre su capacidad para gobernar?

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios