Menú

Fanjul, sobre Vox y Cs: "Cuando se amenaza la unidad de España, no puedo poner el foco en las diferencias"

La nueva diputada del PP vasco cree que los de Abascal deberían estar en la Mesa del Congreso y así lo explica en una entrevista con LD.

0

Beatriz Fanjul (Bilbao, 1991) recibe a Libertad Digital en las dependencias del Grupo Popular en el Congreso. Recién aterrizada en la Cámara Baja, la nueva diputada popular llega para "trabajar para todos los vascos y para todos los que nos sentimos españoles".

Fanjul se hizo con el escaño el pasado 13 de noviembre, tres días después de las elecciones generales tras el recuento del voto del CERA (el de los españoles residentes en el extranjero) y la detección de varios errores en mesas de Vizcaya. Un escaño que, en un primer momento, cayó del lado del PNV pero que tras subsanar errores está en manos de esta vasca de 28 años que no duda en dejar claro lo que piensa.

Fanjul explica a LD que entró en política gracias a un compañero de bachiller "que estaba en Nuevas Generaciones, y una cosa llevó a la otra". Con emoción en su voz, recuerda cómo fue a su primer acto del PP vasco en el que vio como "había un montón de gente fuera, más gente fuera que en la propia reunión. Los que estaban fuera eran escoltas", explica. "Después, colaboré por primera vez en una campaña en la que teníamos un bloque de ertzainas que nos seguían a todos lados. Vivíamos en una burbuja y yo no entendía como personas que querían hacer política tenían que ir protegidos". Poco a poco, esa "vocación que tenía desde pequeña" de realizar un servicio hacia los demás la fue "canalizando con el Partido Popular" hasta llegar al Congreso.

La nueva diputada popular asegura que "jamás" ha pensado en abandonar a pesar de haber "tenido momentos complicados. Decir lo que uno piensa y ser coherente con eso tiene un precio, pero éso nunca ha puesto en tela de juicio mis ganas de querer trabajar". Eso sí, precisa que desde el PP vasco no le han "echado ni una bronca", ya que con Alfonso Alonso tiene "muy buena relación". "Lo hablamos todo en privado. Él piensa de una manera y yo de otra, pero eso pasa en todas las familias. Yo no pienso igual que mi madre, ni que mi padre, ni siquiera que mis hermanos. En el Partido Popular vasco hay muchas sensibilidades pero los principios los tenemos bastante claros". Tan claras tiene las cosas Fanjul que, en diez años, asegura que "tendremos un lehendakari del PP". Puesto que, dice sin reparos, le gustaría ocupar.

Pregunta: ¿Cómo le ha sentado que ese escaño, que en un primer momento fue otorgado al PNV, acabara en el PP?

Respuesta: Pertenecía al PP. Creo que nos lo hemos trabajado. Lo he recibido con mucha ilusión pero siendo consciente de que debemos aspirar a más. Soy consciente también de la responsabilidad que supone y, desde luego, voy a trabajar para todos los vascos y para todos los que nos sentimos españoles.

img7495.jpg

Pregunta: Pero en el fondo es tan solo un diputado. ¿Cuáles cree que han sido los peores errores que ha cometido el PP vasco en los últimos años para pasar de tener 7 representantes en el año 2000, a uno en las últimas elecciones?

Respuesta: Llevamos unos años en los que, evidentemente, hemos tenido unos resultados que han ido cayendo. Estamos trabajando sobre ello. El 28 abril perdimos toda la representación en las generales. No tuvimos ningún escaño pero, desde luego, pusimos remedio. Trabajamos sobre otra perspectiva, que era la de unificar el centro derecha constitucionalista vasco. Volvemos al origen del problema.

Yo creo que ya no podemos hablar de economía, desgraciadamente, ni podemos hablar de los problemas que afectan realmente a la gente porque nos han vuelto a lo que yo llamo la pre-política. El momento en el que en el País Vasco, y en toda España, se está amenazando la democracia representativa y el orden constitucional. Evidentemente, nos dimos cuenta de que ahí teníamos que poner el foco, atrayendo y embaucando a todos bajo un mismo proyecto y con esa necesidad imperiosa que es la que está reclamando el Partido Popular.

Pregunta: Usted ha asegurado que llega a este Congreso para hacer "frente al nacionalismo", y hemos conocido en los últimos días que, en la reforma del Estatuto autonómico vasco, el PNV y Podemos quieren dejar sin competencias al Estado y blindar la autodeterminación. ¿Qué medidas cree que tiene que proponer el Partido Popular en este Congreso, y también en el País Vasco, para acabar con estas iniciativas?

Respuesta: Esto no es algo nuevo. El PNV lleva peleando y trabajando por la independencia desde el principio de sus días. Lamentablemente, no existe esa percepción en la gente. La gente cree que el PNV es un partido que mira por los intereses de los vascos, que mira exclusivamente por el País Vasco, pero no es cierto.

Nosotros tenemos que desvelar la realidad y lo que está planteando el nacionalismo. No existe un nacionalismo moderado, sólo hay un nacionalismo excluyente. Un nacionalismo que pelea por una limpieza ideológica y un nacionalismo que nos quiere dividir, que nos quiere separar a los vascos. Un nacionalismo que utiliza la cultura para distanciarnos, que lo utiliza como barrera. Lo vimos, además, ya no sólo con el Estatuto, sino hace una semana con el decreto, que además me parece totalmente inconstitucional, en el que los ayuntamientos iban a comunicar en euskera. Ya no estamos hablando de libertad lingüística, estamos hablando de vulnerar los derechos más básicos de la Constitución.

Entonces, el Partido Popular es el único que tiene representación en el Parlamento vasco y que somos los que podemos plantar cara, porque nosotros, a diferencia del PSOE, Podemos o cualquier otro partido que hay en el País Vasco, nunca jamás hemos puesto en tela de juicio la unidad de España.

Pregunta: Pero ¿qué medidas le gustaría que planteara el PP para afrontar este problema?

Respuesta: Lo primero, lo tienen que hacer en el Parlamento Vasco. El próximo lunes se desvelará ese documento, sabremos de qué estamos hablando. También, el día 6, Bildu, con Otegi a la cabeza, va a presentar no sé si un proyecto propio, una Constitución vasca. Lo primero que vamos a hacer junto con Cayetana Álvarez de Toledo y a través de Libres e Iguales es una concentración en Bilbao para plantarles cara. La gente tiene que ser consciente de que el Partido Popular va a estar enfrente.

Estará Rosa Díez, estará Arcadi Espada, estará gente de la calle. Con otros perfiles que da igual que sean de izquierda o de derecha. Los que entendemos perfectamente cuál es el problema y dónde tenemos que estar. Somos personas que sentimos un amor por España, un amor por el País Vasco y que no vamos a permitir que se dejen esas libertades.

Pregunta: ¿Habrá más miembros de la dirección del PP vasco?

Respuesta: Desde luego. Estamos trabajando en ello. La propuesta fue este jueves y, desde luego, el Partido Popular vasco es la atalaya de la democracia y de la libertad en el País Vasco.

Pregunta: Y hablando de las próximas elecciones vascas, Alfonso Alonso ha asegurado que quiere aliarse con Ciudadanos, pero no se ha mostrado proclive a llegar a acuerdos con Vox. ¿Está de acuerdo con este planteamiento?

Respuesta: Yo tengo una opinión personal sobre este tema. Creo que no se puede poner el foco en las diferencias. A las diferencias con partidos como Ciudadanos o Vox es a lo que nos está llevando el PNV y es a lo que ha jugado en las elecciones generales.

Cuando se está amenazando la unidad de España, cuando se están amenazando las libertades más básicas de todos los vascos y de todos los españoles, lo que no puedo es poner el foco es en las diferencias que puedo tener con Vox en el tema de las autonomías, o con Ciudadanos en el tema del Estatuto y del Concierto Económico. El Partido Popular tiene muy claro cuáles son sus bases, pero evidentemente nosotros tenemos que refundar y reagrupar ese centro derecha constitucionalista vasco porque es una necesidad imperiosa y ya no creo que sea un deber, es una responsabilidad y un gesto generoso que queremos tener todos juntos.

Pregunta: ¿Se ve capacitada para en un futuro dirigir el PP vasco?

Respuesta: ¿De cuánto tiempo hablamos? Me gustaría casarme y tener hijos. Evidentemente, lo más bonito que puedo hacer en la vida es ser presidente del PP vasco pero todavía tengo 28 años, no tengo prisa.

Pregunta: Y en su partido, ¿qué opina de aquellos que han planteado gobiernos de coalición o concentración para que el PSOE se aleje de Podemos y los separatistas?

Respuesta: Me parece inteligente. Hay tres opciones. Se lo escuché a Cayetana (Álvarez de Toledo) y evidentemente creo que tiene toda la razón. La primera opción es un gobierno del señor Sánchez, con los secesionistas, con el brazo largo de ETA, con partidos nacionalistas y con cualquier partido que rompa la convivencia en España. Y eso es un drama.

La segunda opción es un gobierno de concentración. ¿Y por qué hablamos de concentración y no de abstención? Porque no le puedes dejar a Pedro Sánchez. Todos sabemos que Sánchez es una persona peligrosa, peligrosa para los intereses de los españoles, incluso peligrosa para sí mismo. El Gobierno de concentración supone un esfuerzo, y no sólo a nivel de España, se tendría que traducir también en Navarra, el País Vasco, en Cataluña… Que el Partido Popular le tendiese la mano al señor Sánchez para que no tuviese que pactar con aquellos que quieren partir, quieren enfrentarnos, quieren dividirnos y quieren señalarnos, en definitiva, quieren esa limpieza ideológica, tendría al Partido Popular de la mano para que no tuviese que hacerlo. Pero no sólo basta con un gobierno de la nación, sino tiene que llevarlo a cabo en todos aquellos sitios en los que está apoyado por ese tipo de personas.

Pregunta: Entonces, si Sánchez fracasa sus negociaciones con los con ERC y con Podemos, ¿usted cree que el Partido Popular debería hacer un movimiento, una oferta con una serie de condiciones?

Respuesta: Yo creo que tampoco se le puede poner el foco al Partido Popular y a Pablo Casado, porque lo primero que hizo fue llamar al señor Sánchez. Ni le ha cogido el teléfono. Entonces, el primer responsable es Sánchez y Sánchez es el que nos convocó a estas elecciones. Sánchez es el que ha elegido a sus socios y a su pareja de baile, con lo cual, muy a mi pesar y siendo muy franca, no creo que Sánchez jamás tuviese la opción de tener a Pablo Casado a su lado.

Pregunta: Hablando de temas parlamentarios, ¿usted cree que con 52 diputados Vox debería estar en la Mesa del Congreso?

Respuesta: Le pertenece, tiene derecho.

Pregunta: Pero no todos en su partido se muestran tan favorables a facilitar con su voto la entrada de Vox.

Respuesta: Son 52 diputados, creo que están legitimados para estar en la mesa.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios