Menú

Casado y Abascal no descartan acciones judiciales contra Batet por permitir los juramentos de los independentistas

La presidenta del Congreso defiende que son acordes a la legalidad y a lo dictaminado tanto por el Constitucional como por la Junta Electoral.

Como la anterior, la decimocuarta legislatura arrancaba con conflicto antes incluso de debatir ley alguna o de celebrarse un debate de investidura. Las fórmulas de acatamiento de su cargo como diputados de los parlamentarios independentistas, muchas de las cuales apelaban al "mandato del 1 de octubre" o a la "libertad de los presos políticos" en referencia a los condenados por sedición por el Tribunal Supremo, hacía poner el grito en el cielo a las formaciones del centroderecha.

Antes de comenzar, la portavoz parlamentaria del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, pedía la palabra para solicitarle a la recién elegida presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en base a la sentencia 119/1990 del Tribunal Constitucional (TC), que a su juicio establece que "no caben juramentos con reservas mentales ni, por supuesto, verbales" que impidiese cualquier acatamiento no válido.

Batet contestaba apelando a esa misma sentencia y a las resoluciones al respecto de este mismo año de la Junta Electoral Central (JEC). "La presidenta no va a hacer una aplicación arbitraria de las normas, sino que va a hacer una interpretación jurídica de las mismas", afirmaba, espetándole a la portavoz popular que podía estar "tranquila" mientras Álvarez de Toledo negaba con la cabeza desde su escaño.

Batet da por bueno el juramento

Terminado el acatamiento de los diputados, Batet anunciaba ritualmente que "todos los diputados y diputadas que han respondido al llamamiento han adquirido la condición plena de diputados y diputadas". A continuación, daba la palabra a Pablo Casado, Santiago Abascal e Inés Arrimadas. Todos coincidían en considerar que no se había cumplimentado el acatamiento a la Constitución.

Casado anunciaba un recurso de amparo ante el TC y afirmaba que "si esta cámara no se defiende a sí misma de un espectáculo que atenta gravemente no contra el decoro parlamentario, sino contra el propio orden constitucional, en una sesión solemne, creo que empezamos a tener un problema del propio pilar institucional de nuestra nación".

Abascal pedía a Batet que "aunque sea a posteriori, cumpla y haga cumplir el reglamento de esta cámara" ya que, argumentaba el líder de Vox, "no solamente no han acatado la Constitución, sino que han realizado un acto de conjura contra la Constitución" por lo que afirmaba reservarse acciones penales contra ellos y también contra la propia Mesa por "prevaricación administrativa".

Arrimadas: "No es usted la delegada de Sánchez"

Arrimadas afirmaba que, según las resoluciones judiciales, sí caben fórmulas como "por España", la empleada por los diputados de Vox, o "por los derechos humanos", utilizada por algunos diputados de Podemos, pero no las proclamas de los separatistas, argumentaba la portavoz de Ciudadanos, ya que "se ha jurado o prometido el cargo con graves insultos a nuestra democracia". Arrimadas le pedía a Batet, además, "que recuerde que no es la delegada de Sánchez en la Mesa".

Batet hablaba a continuación para, apoyándose en varios de los párrafos de las sentencias citadas, defender su postura. "No resulta congruente una interpretación de la obligación de prestar acatamiento a la Constitución que antepone un formalismo rígido a toda otra consideración", extractaba como cita textual del fallo, aunque para los líderes de PP, Vox y Ciudadanos eso no incluye las proclamas de los diputados independentistas.

Igualmente, Batet se refería a lo dictaminado por la Junta Electoral Central, asegurando que "todas las fórmulas empleadas han sido anteriormente utilizadas y, por lo tanto, han sido supervisadas por la JEC".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios