Menú

Urquijo denuncia la "ignominia" de la universidad vasca y la indiferencia de los vitorianos

Concentración para protestar contra la charla de un etarra en le UPV.

Libertad Digital
0

Carlos Urquijo, presidente de la asociación de víctimas de ETA Esteban de Garibay ha convocado una concentración en Vitoria "para mostrar públicamente nuestra vergüenza ante tres actuaciones indignas", dice en un comunicado. "La primera, la comparecencia pública de un asesino de la banda terrorista ETA pretendiendo dar una lección magistral sobre derechos humanos. La segunda, la de la Universidad del País Vasco, con su rectora al frente, prestando sus aulas a esta ignominia. Y la tercera, la de la mayoría silenciosa de esta ciudad que asiste indiferente ante esta aberración".

"Del primero y de su abogado Matanzas, nunca un apellido encajó mejor para un defensor de terroristas, no esperábamos otra cosa. El odio, el fanatismo y la violencia están en su naturaleza, solo así puede entenderse su presencia en este edificio. El terrorista que hablará ante quienes supuestamente se están educando para formar una sociedad mejor, participó hace años en el asesinato a sangre fría, a escasos metros de aquí, de dos vecinos de esta ciudad, dos militares que entregaron su vida al servicio de España, los comandantes Velasco y Lázaro". A la concentración acuden Inés y Begoña Velasco y Casilda, hijas y nieta del primero. "Casilda pondrá el contrapunto de la decencia al discurso de este criminal".

A Carlos Urquijo no le sorprende la actitud de la Universidad del País Vasco, "pero vuelve a avergonzarnos". "Son tantas a lo largo de su breve historia las actuaciones cómplices y cobardes de esta Universidad que no habría tiempo para relatarlas todas en este acto. Desde el abandono de sus catedráticos perseguidos por ETA, hasta el regalo de títulos a terroristas, pasando por la conferencia de hoy. Su nivel de degradación moral es de tal entidad que todos los intentos del Gobierno Vasco por maquillar su presunto nivel académico deben estar sin duda condenados al fracaso".

Por último, critica Uquijo la respuesta de Vitoria. "Esta mañana, esta calle, la ciudad entera, debiera haber estado colapsada reclamando la suspensión de esta conferencia. Desgraciadamente Vitoria no es mejor ni peor que otras ciudades vascas. El País Vasco administra en su conjunto el legado de cincuenta años de terror. ETA ha conseguido modelar a base de tiros, bombas y extorsiones una sociedad cobarde. Una sociedad narcotizada por el nacionalismo que vive más cómoda mirando hacia otro lado. Una sociedad que permite el adoctrinamiento de sus hijos en los colegios en los que se les enseña que somos un país oprimido por España, víctimas de un conflicto. Se empieza así y se acaba, como es lógico, con una clase magistral de un terrorista impartiendo lecciones de ética el día internacional de los derechos humanos".

"Pese a todo, aún frente a este panorama tan desalentador, seguiremos dando la batalla por aquello que reclaman las víctimas del terrorismo, que no son sino los pilares sobre los que debe sostenerse una sociedad civilizada : Verdad, Memoria, Dignidad y Justicia".

En España

    0
    comentarios

    Servicios