Menú

La estrategia del PP con Vox para el 2020: marcar distancias sin fomentar su "victimismo"

La relación de Casado con Abascal es "inmejorable", no así la de "sus entornos", explican fuentes de ambas formaciones.

0
La relación de Casado con Abascal es "inmejorable", no así la de "sus entornos", explican fuentes de ambas formaciones.
Casado y Abascal en el Congreso. | EFE

En el PP se preparan para afrontar el 2020 presentándose como "la única alternativa" a un Gobierno del PSOE, Podemos y los separatistas. En la cúpula de los populares, la mayoría de sus cargos están convencidos de que Pedro Sánchez hará "todo lo posible" para que, a principios del nuevo año, salga adelante ese Ejecutivo de izquierdas con los radicales.

Por ello, en Génova se preparan ya para ese más que probable escenario y, con Ciudadanos bajo mínimos, buscan la manera de desarrollar su estrategia para "recuperar la unión del centro derecha" sin verse condicionados por Vox. Su objetivo es poder encumbrarse como la "alternativa al Gobierno de sedición".

Sin victimizar

La estrategia que están trazando desde el cuartel general de los populares pasa por no "bajar al barro" y marcar distancias con los de Santiago Abascal. Eso sí, al mismo tiempo, los de Pablo Casado tendrán que mantener el complicado equilibrio de no apartar tanto a Vox que se pueda dar el caso de que se presenten como "las víctimas".

"Corregir" así situaciones como las que se vivieron durante la negociación para la conformación de la Mesa del Congreso cuando Vox acusó a los populares de "chantaje" o de participar en "cordones sanitarios del PSOE" contra ellos. Finalmente, los de Abascal entraron a formar parte del órgano rector de la Cámara Baja gracias a los socialistas.

Mantener los puentes a pesar de las diferencias

"Si no nos gusta alguna de las medidas que proponen lo diremos sin problema", inciden desde el PP que, eso sí, añaden que a pesar de las diferencias, tratarán de mantener los puentes con Vox dado que gracias a su apoyo gobiernan en comunidades como Andalucía, Madrid o Murcia.

Regiones en las que los populares creen que, a pesar de las amenazas lanzadas por Vox desde la capital, "no habrá problemas" para aplicar "las políticas necesarias". Un ejemplo de ello se ha visto esta última semana en Andalucía donde, dejando a un lado las diferencias de PP y Vox en Madrid a cuenta de la conformación de la Mesa del Congreso, se ha visto como los tres partidos del centro derecha han aunado fuerzas para sacar adelante los Presupuestos para el 2020.

"La gente quiere que se sigan aplicando las políticas que ha traído Juanma Moreno a Andalucía. Si Vox rompe su compromiso, ellos tendrán que hacer frente a sus electores que están viendo como la Junta les baja los impuestos", asegura un dirigente del PP andaluz.

"Desconfianza en los entornos"

Esta estrategia que se plantean los populares se tendrá que llevar a cabo en un clima de "desconfianza" en los "entornos de los líderes del PP y Vox". Desde la cúpula popular explican que la relación entre Pablo Casado y Santiago Abascal "es inmejorable", algo que no sucede con sus "entornos".

"No tiene nada que ver la relación entre Casado y Abascal con la de Teodoro García Egea e Iván Espinosa de los Monteros", explican fuentes del PP. Las negociaciones para formar gobiernos autonómicos y la última polémica por la composición de la Mesa del Congreso ha hecho que la relación entre el número dos del PP y el portavoz parlamentario de Vox esté marcada por la tensión y la desconfianza.

Desde Génova explican también que "sospechan" que el PSOE tratará en los próximos meses de "utilizar" a Vox para ponerles en apuros y, por ello, han pedido a sus diputados que no caigan en esta "trampa". "Marcar distancias sin fomentar su victimismo", han sentenciado.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios