Menú

Turquía entrega a España, 16 años después, nuevos restos humanos del accidente del Yak-42

Está pendiente también la entrega de 23 frascos con pequeños restos que estuvieron perdidos en el Anatómico Forense de Estambul.

0
Está pendiente también la entrega de 23 frascos con pequeños restos que estuvieron perdidos en el Anatómico Forense de Estambul.
Restos del Yak-42 estrellado. | EFE

Poco a poco se van cerrando los últimos flecos pendientes del accidente del Yak-42. El Gobierno de Turquía ha entregado este miércoles a España los últimos restos humanos y materiales que estarían en su poder tras el trágico accidente en mayo de 2003 en la localidad de Trebisonda en el que perdieron la vida 62 efectivos de las Fuerzas Armadas españolas que regresaban a nuestro país tras concluir una rotación desplegados en Afganistán.

Se trata, según han informado fuentes del Ministerio de Defensa, de un fémur que fue localizado en 2018 en el cementerio de la localidad de Macka, situada a una treintena de kilómetros de Trebisonda. Este mismo miércoles se ha procedido a su exhumación ante el consul general de España en Ankara y llegará a España a través de una valija custodiana, lo que permitirá proteger los restos.

La exhumación y entrega de este resto se ha dilatado más de un año debido al exceso burocrático turco. La primera solicitud oficial la cursó la exministra de Defensa María Dolores de Cospedal nada más conocerse el hallazgo. De hecho, la juez María Tardón, titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional tiene una pieza abierta sobre estos restos humanos desde hace tiempo y su papel ha sido clave para poder recuperarlos.

De hecho, este resto humano deberá ser entregado a la magistrado, aunque todavía se desconoce la fecha exacta en la que esa valija llegará a España y, hasta el envío, se guardará en el Instituto Anatómico Forense de Estambul. Una de las razones es que también se espera a que las autoridades turcas entreguen un total de 23 frascos que contienen pequeños restos humanos que fueron utilizados en su momento para realizar las identificaciones por ADN de los militares españoles fallecidos.

Estos frascos han estado perdidos durante años en las instalaciones del Instituto Anatómico Forense de Estambul, pero un importante cambio de personal en el centro, acompañado de un inventario sobre los restos que se conservan en el centro, ha permitido la localización de los mismos. Las mismas fuentes de Defensa esperan que la entrega se realice en el más breve plazo posible de tiempo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios