Menú

Adelante Andalucía, la marca de Podemos, pide acabar con la educación concertada

Arremete contra "el pretendido" derecho a elegir colegio de las "clases acomodadas" que buscarían "alejarse del alumnado inmigrante".

0
Arremete contra "el pretendido" derecho a elegir colegio de las "clases acomodadas" que buscarían "alejarse del alumnado inmigrante".
Rodríguez e Iglesias. | EFE

Adelante Andalucía, la marca de Podemos en la región que lidera Teresa Rodríguez y que ya está registrada en Interior como partido autónomo, le declara la guerra total y frontal a la red concertada educativa, con la que pretende, sin más, acabar. Para ello, ha presentado una Proposición no de Ley (PNL) para instar a la Junta de Andalucía a que, coordinadamente con el Gobierno central, "adopten las medidas oportunas para lograr una red única de centro públicos educativos, a través de la supresión progresiva de los conciertos educativos hasta su completa desaparición".

Un profundo cambio en el sistema educativo andaluz que se haría "mediante la integración voluntaria y negociada de los centros privado-concertados en la red de centros públicos, incorporando en primer lugar a los colegios privados-concertados que ocupan suelo público".

En la exposición de motivos de la iniciativa, el partido morado sostiene que la Constitución Española, en su artículo 27 -objeto reciente de discusión por unas polémicas palabras de la ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá- no contempla la existencia de centros concertados, sino únicamente privados. "Pero en modo alguno se contempla en nuestra Constitución, ni en el derecho comparado, la obligación de financiar con fondos públicos la creación o funcionamiento de centros escolares privados, ni mucho menos el pretendido ‘derecho a elegir centro’ por parte de las familias" asegura la iniciativa, en línea con lo manifestado por Celaá, que soliviantó a las asociaciones de padres de la red concertada.

Las "clases acomodadas" y el "alumnado inmigrante"

A juicio de los de Teresa Rodríguez, esa proclamada libertad de elección de centro no sería más que para fomentar la "preferencia de aquellos que quieren tener una clientela ‘escogida’ y que sirven a las clases más acomodadas para alejarse del alumnado inmigrante, con mayores necesidades o de clases más bajas, a la vez que con esa selección el centro se asegura estar en mejores puestos de los rankings de centros, para seguir siendo demandado por la futura clientela ‘selecta’".

Todo ello vendría a configurar un escenario de "segregación escolar" fruto de que las familias elegirían uno u otro colegio como manera de buscar "contactos sociales y compañeros o compañeras de aula que puedan influir en los mejores resultados educativos y en el futuro sociolaboral de sus hijos e hijas".

En España

    0
    comentarios

    Servicios