Menú

Torra se encastilla en la presidencia y se niega a dejar el escaño de diputado

El presidente de la Generalidad hace caso omiso de la resolución del Tribunal Supremo con el apoyo de ERC.

(Barcelona)
0

Quim Torra se enroca en el escaño y no acepta la resolución del Tribunal Supremo que confirma su inhabilitación como diputado tras la decisión de la Junta Electoral Central (JEC). El presidente de la Generalidad no reconoce más autoridad que la suya y la del parlamento catalán si coincide con la suya. En una comparecencia de urgencia, otra, tras haberse reunido con el presidente de la cámara, los grupos separatistas y su gobierno, Torra ha afirmado que "soy diputado del Parlament y presidente de Cataluña". Según su tesis, "el parlamento es el único que puede decidir quién pierde la condición de diputado a través de los mecanismos de su reglamento" y la decisión del Supremo (que avala la inhabilitación como diputado y deja en manos del Parlament que continúe como presidente autonómico) "es una nueva vulneración grave de la soberanía del Parlament, un ataque sin precedentes a los derechos fundamentales de un cargo electo".

Con la cobertura del presidente del parlamento, el republicano Roger Torrent, ERC y su propio grupo, Torra mantiene el desafío no solo a la JEC sino al Tribunal Supremo y asegura que "no reconocemos los efectos que pueda tener esta resolución, que no es más que un golpe de Estado". Flanqueado por los miembros de su ejecutivo y los representantes de los grupos parlamentarios, Torra ha pedido también el cese de lo que considera la represión judicial y ha tachado la decisión del Supremo de "nuevo episodio de la causa general contra el independentismo".

Así pues, Torra deja en el aire el adelanto de las elecciones autonómicas tras una decisión de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo que no aprecia la urgencia alegada por los abogados de Torra para suspender de manera cautelar la retirada de su condición de diputado por un delito de desobediencia. Si puede seguir o no como presidente autonómico es una cuestión que debería dilucidar el Parlamento catalán y que queda en manos de la mayoría separatista salvo que Torra decida tirar la toalla y convocar elecciones. De momento, los grupos apoyan a Torra en su pretensión de seguir como diputado y hacer caso omiso de la resolución de la JEC y de la del Supremo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios