Menú

Jolgorio separatista: Puigdemont y Comín estrenan el "proceso" en el Parlamento Europeo

El gobierno catalán y representantes de los partidos separatistas festejan en Estrasburgo el reconocimiento de los prófugos como eurodiputados.

0
El gobierno catalán y representantes de los partidos separatistas festejan en Estrasburgo el reconocimiento de los prófugos como eurodiputados.
Puigdemont y Comín enseñan en el Parlamento Europeo un cartel pidiendo la libertad de Junqueras. | EFE

La exhibición del cartel con la cara de Junqueras ha sido lo más destacado del debut de Carles Puigdemont y Toni Comín en el Parlamento Europeo. Leía David Sassoli, el presidente de la cámara, una nota en la que informaba de la vacante del líder de ERC tras las decisiones de la Junta Electoral Central (JEC) y el Tribunal Supremo cuando Puigdemont, sentado en el gallinero de la sala, alzaba el cartel. Comín, que no tenía cartel, al principio se pegó a su jefe porque intuía que ahí estaba la foto y después le pidió que pusiera el cartel entre ambos para garantizarse la aparición en una instantánea que el independentismo considera histórica en un día plagado de momentos para el álbum de fotos del proceso. La imagen duró pocos segundos, lo que tardó un ujier en llegar hasta los escaños de Comín y Puigdemont para pedirles que bajaran el cartel, lo que hicieron sin el menor gesto de extrañeza o resistencia. Eso fue todo lo que dio de sí la "irrupción" de Puigdemont en la eurocámara.

Comín, por su parte, se estrenaba como eurodiputado de Junts per Catalunya (JxCat) tras haber sido diputado en el Parlament por el partido socialista primero y por ERC después. Ese es también otro hito, aunque el independentismo tiende a pasar por alto la variada trayectoria política del exconsejero de Sanidad del gobierno catalán que proclamó la república.

El presidente de la Generalidad, Quim Torra, y el del Parlament, el dirigente de ERC Roger Torrente, encabezaron la delegación oficial que acudió a Estrasburgo a arropar a Puigdemont junto a los dirigentes más notables del separatismo, como la diputada en Madrid de JxCat Laura Borràs, la exportavoz del gobierno catalán Elsa Artadi o los consejeros Meritxell Budó, Alfred Bosch y Jordi Puigneró, entre otros. Por parte de la CUP estuvo presente el diputado en el parlamento catalán Carles Riera, que no quiso perderse la entrada triunfal en la cámara europea de la delegación catalana. Además, unas doscientas personas con banderas esteladas respondieron a la llamada de "Omplim (llenemos) Estrasburgo".

Críticas a la UE

El procés ha debutado en Estrasburgo y Puigdemont promete sesiones de gloria para la causa separatista en el corazón de las instituciones comunitarias. De entrada, afirmó ante la prensa que "la crisis catalana ha impactado profundamente en los fundamentos constitucionales de la Unión Europea y ahora es imposible que continúe mirando para otro lado". También ha denunciado la ausencia de Junqueras, que ha atribuido al hecho de que en su opinión la UE "no es una una unión de derechos y libertades".

Tras la primera sesión de Comín y Puigdemont como eurodiputados han convocado una rueda de prensa junto a Diana Riba, también eurodiputada y esposa del preso Raül Romeva, para reiterar las denuncias contra la justicia española, protestar por la ausencia de Junqueras y asegurar que sus planteamientos no tienen que ver con la independencia de Cataluña sino con la democracia en España y Europa.

Puigdemont no ha querido pronunciarse sobre el acuerdo entre el PSOE y ERC. pero ha exigido a los socialistas que voten contra su suplicatorio por coherencia tras haber dicho el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que pretende "desjudicializar el conflicto catalán".
En cuanto al grupo de apoyo de Puigdmeont, Torra ha lamentado las decisiones judiciales que impiden a Junqueras ser eurodiputado y Torrent ha exigido al Supremo que acate la justicia europea "porque no se está haciendo caso de un tribunal jerárquicamente superior".

Mitin en Perpiñán y sueldos

El siguiente reto que se ha marcado Puigdemont es dar un mitin en Perpiñán, probablemente a final de mes, para testar la solidez de la inmunidad parlamentaria. Este lunes ha pisado suelo francés por primera vez desde que huyó de España, en octubre de 2017. Hace seis meses, cuando la constitución del Parlamento Europeo, descartó presentarse ante la cámara ante el temor de ser detenido en virtud de la euroorden emitida por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Además de la inmunidad, la condición de eurodiputado reportará un importante beneficio económico para Puigdemont y Comín, que cobrarán unos setenta mil euros respectivamente en atrasos. Deberían devolver el dinero cobrado en calidad de diputados en el Parlament desde el pasado junio.

En España

    0
    comentarios

    Servicios