Menú

La profecía de Federico: "Violación político-sexual a Montesquieu"

Hala, Sánchez ya tiene su hipergobierno. Ahora empieza todo. O termina.

0

El Mundo

"El narcisimo de Sánchez". La chulería del presidente no tiene límites. Se pasó por el forro "la tradición de comunicar al Rey personalmente el nombramiento de los nuevos ministros". Que prácticamente se lo mandó por wasap. Dice Eduardo Álvarez que "la estrategia del nuevo gobierno parece pasar por presentar al Rey ante la ciudadanía como un símbolo inservible". Según cuenta Raúl del Pozo a Felipe VI se la trae al pairo. "La Casa Real no se siente agraviada por los cambios de protocolo o los supuestos desaires. Pero Juan Carlos I está enfurecido por el trato que está recibiendo su hijo". No ofende quien quiere sino quien puede.

Federico Jiménez Losantos comenta la tendencia parejil del Gobierno, con Iglesias y la parienta y Batet y su pololo como ministro de Justicia. "El Gobierno social-comunista al servicio del separatismo que hoy perjurará ante el Rey exhibe una vocación dinástica escalofriante. Nunca en la historia de España un vicepresidente del Gobierno ha tenido a su señora, pareja, compañera o quotidie como ministra del mismo". "Que al frente de lo judicial pongan al novio de la presidenta del Legislativo es una violación político sexual a Montesquieu". Y termina desvelándonos su faceta de visonario. "Aún veremos de Fiscal General del Estado a Dolores Delgado. ¿Recuerdan? "Información vaginal éxito asegurado". Oye, que lo ha clavado. Ni la Adelina de Pujol.

El País

"Sánchez anuncia una legislatura de dialogo social y territorial". El periódico ultra del Ibex, cansino donde los haya, sigue con la matraca de fiscalizar a la oposición. Prohibido opinar si no es a favor del régimen sanchista. Hoy riñe al PP por no dar un "plazo de cortesía" al ejecutivo. Pero no dice una palabra de la falta de cortesía de Sánchez con el Rey. Para compensar, Mariola Urrea Corres de deshace en halagos a los miembros del gobierno. "Con un ambiente apocalíptico como el que proyectó la oposición sobre la investidura, el diseño del primer gobierno de coalición de España era la oportunidad para devolver al ciudadano dosis de confianza, serenidad y tranquilidad. El resultado parece logrado. España estrena un Gobierno con estructura ampliada, muy rotundo en clave de acción política y muy ortodoxo en su vertiente económica (…) El presidente puede dormir tranquilo". No, si el presidente ha dormido siempre a pierna suelta, los insomnes somos los demás.

ABC

"Sánchez mantiene su cita con el inhabilitado Torra y pilotará la negociación con el secesionismo". Ignacio Camacho desvela el auténtico objetivo de Sánchez, "desactivar a la oposición". "Esta es su verdadera prioridad y la que más le une con sus aliados: achicar al centro y a la derecha el espacio, colocarles el estigma de la crispación hasta empujarlos a un destierro de repudio ciudadano. Si ese proyecto de exclusión sale bien –con la ayuda involuntaria de algunos espontáneos hiperventilados cuya sobreactuación preventiva solo sirve para facilitar a la izquierda el trabajo– lo menos preocupante" es lo que dure el Gobierno. ¿Excluir a media España? Pues no va a ser tarea fácil. Al pobre José María Carrascal, Sánchez le ha jorobado la columna. "Sánchez ha diseñado un gobierno con tres líneas defensivas: la primera, limpiar el gabinete anterior de aquellos miembros que pudieran por activa o por pasiva dificultar tal labor. Así, ha desaparecido la anterior ministra de Justicia, Dolores Delgado, una fiscal que no supo o pudo someter a la fiscalía a la disciplina gubernamental". Toma, pues la ha puesto al frente de al fiscalía. No te hagas mala sangre, Carrascal, el nivel de desvergüenza de Sánchez es infinito.

La Razón

"Sánchez busca Fiscal General para desjudicializar Cataluña", Pues ya la ha encontrado, la de el éxito garantizado de los prostíbulos de información vaginal. Marhuenda no tiene las dotes proféticas de Federico. "La magistrada del Supremo Ana Ferrer, la fiscal Almudena Lastra y la consejera de Justicia de Valencia, Gabriela Bravo, entre las elegidas para sustituir a Segarra". Frío, frío, Marhu, no has dado ni una. Menos mal que no te has jugado un jamón con Federico.

Dice el editorial que "Pedro Sánchez parece dispuesto a dar la vuelta a España como un calcetín". Lo peor, "la división de España entre buenos y malos y los espasmos mordaza contra la libertad de prensa. Está en marcha un cambio de paradigma democrático que erige al Gobierno como el gran hermano que concede derechos que ya son de los españoles". Más vale que estemos preparados. Sánchez ha dado ya muchas pruebas de que es un tipo chungo, pero chungo.

La Vanguardia

La Mirilla da otra pista de cómo las gasta el presidente. Primero fastidió las vacaciones a su equipo, trabajadores, periodistas, funcionarios con el debate en Reyes. "Tras demorar varios días la composición de su nuevo gobierno, Sánchez compareció ayer en la Moncloa… en pleno domingo, a las 14:00 horas de la tarde. A su término, el presidente mantuvo una breve charla informal con la prensa. Que atajó rápido: "Venga, ahora a conciliar, se despidió". Encima con choteo. El calificativo que define a Sánchez empieza por 'c', pero es una palabra fea que no voy a poner.

En España

    0
    comentarios

    Servicios