Menú

Alerta: en "la España de la Sexta" la Monarquía corre un peligro cierto

La prensa da vueltas y vueltas al CGPJ y Dolores Delgado cuando importa un rábano lo que digan porque aquí el que decide es Sánchez.

0

El Mundo

"Fuerte rechazo en el CGPJ a Delgado por su 'parcialidad'". Dice el editorial que "la propuesta de Sánchez es fruto de la deriva despótica de un Gobierno que, para contentar a sus socios independentistas, que quieren sustraerse al orden constitucional, está dispuesto a socavar la credibilidad del Poder Judicial y a debilitar la integridad de la democracia, concentrando en uno solo los tres poderes del Estado".

También Federico Jiménez Losantos señala la chavización de Sánchez. "Este bloque de poder que galopa desbocado por el sendero luminoso de Sánchez ha ido tan lejos y va tan rápido que hasta los jueces y fiscales más medrosos están viendo que sólo los tribunales detendrán su deriva tiránica. Sólo jueces dispuestos a poner su conciencia por delante de su carrera pararán el desmantelamiento total del Estado de derecho para servir la ambición del déspota monclovita y de sus socios totalitarios". ¿Jueces dispuestos a poner su conciencia por delante de su carrera? Pues apaga y vámonos.

El País

"Un Poder Judicial dividido avala a Delgado por 12 votos a 7". El País le tiene mucha manía a Torra. Como todos, dirán. Ya, pero en el periódico del régimen, con descaradas simpatías hacia otros separatistas, chirría bastante. Hoy el editorial le pone a caldo porque en la famosa mesa de diálogo con el Gobierno, Torra sólo ha convocado a los partidos indepes. "Resulta intolerable en términos democráticos que la representación de menos de la mitad de la población catalana se arrogue el derecho de representar a su totalidad". "Es un despropósito que Torra ignore a casi la mitad del Parlament y a la mayoría de la población". Eso lleva pasando décadas, y desde el procés todos los días, a todas horas y en todos los ámbitos. "Torra ha devenido en un prescindible engorro, principalmente para los catalanes. Entre ellos, para sus aliados, que deberían considerar su relevo sin esperar a las decisiones judiciales pendientes". Díselo a amito Sánchez, que es el que se ha pasado por el forro su inhabilitación.

ABC

"Por imperativo legal. Un poder judicial dividido avala la designación de Dolores Delgado". Como dice el editorial, "objetivamente, el criterio del CGPJ, al no ser vinculante para el Gobierno, resultará irrelevante para Sánchez". ¿Pues entonces para qué le damos tantas vueltas? "Sánchez no aspira a un modelo de democracia representativa con separación de poderes sino a un modelo totalitario en el que el Poder Ejecutivo desarme la independencia de jueces y fiscales". Ejem, esa independencia ya estaba bastante tocada.

Lo aterrador, según Luis Ventoso, es el "plan de Sánchez". "Se trata de aflojar hasta el extremo las costuras del país para forjar una alianza de socialistas y separatistas, que permita a la izquierda perpetuarse en el poder, aprovechando ese mando para inocular un nuevo credo socialista progresista, donde todo lo situado a la derecha del PSOE quede estigmatizado como regresivo en inadmisible". "La oposición, la justicia y el rey estorban". Según Ventoso la Corona va a ser el hueso más duro de roer, "pero comienza el cerco. Sánchez lo trata con cultivado desdén. El éxito del plan dependerá... de la lucidez de los españoles". Puf, ¿hay alguien más?

Ramón Pérez Maura acaba de darnos el viernes. "La última monarquía europea que tuvo ministros comunistas fue la del rey Miguel de Rumanía a partir de marzo de 1945. 33 meses más tarde, el rey Miguel tenía que firmar su abdicación mientras le encañonaba con una pistola el secretario general del Partido Comunista de Rumanía. En la España de La Sexta hay muchos más medios sutiles que en aquella Rumanía para inventarse la necesidad de un cambio" para derribar a la monarquía. Y Ferreras será el presidente de la república. Que es broma, no huyan… ¿o sí?

La Razón

"Rechazo histórico del CGPJ a Delgado como fiscal general". "El nombramiento de Delgado será legal, no lo dudamos, pero no es de recibo, y como tal, solo contribuirá a fomentar la desconfianza social en la imparcialidad de la justicia y la división en el seno de una magistratura que está recibiendo insólitos ataques", dice Marhuenda. "Si lo que pretende Sánchez con esta decisión, auténtico golpe de autoritarismo, es crispar y enfrenta a la sociedad, no cabe duda de que está en el camino correcto". Vaya, ya nos vamos enterando. Sí, eso es precisamente lo que quiere Sánchez, dejar claro que aquí manda él y solo él. Por cierto que La Razón anima el debate monarquía-república. "¿Preguntará el CIS otra vez por la Monarquía?", titula en su portada sin venir a cuento. "Era una reclamación recurrente del ahora ministro Garzón, que puede devolver ahora al CIS la cuestión sobre república o monarquía". Venga, que pregunte. Y que vayan dando nombres para presidir esa república. ¿Irene Montero? ¿Pablo Iglesias? ¿Zapatero? ¿Garzón? ¿Pedro Sánchez? ¿o mejor Rufián? Estamos deseando ver esa pelea.

En España

    0
    comentarios

    Servicios