Menú

Iglesias dice que Casado, Abascal y Arrimadas son "herederos" de quienes "arrancaron a millares de niños de sus padres"

Primer acto como vicepresidente con una asociación de represaliados, donde anuncia que habrá miembros del Gobierno en próximas exhumaciones.

0
Primer acto como vicepresidente con una asociación de represaliados, donde anuncia que habrá miembros del Gobierno en próximas exhumaciones.
Pablo Iglesias en el acto de este martes. | Podemos/Dani Gago

Parece claro que el asunto del pin parental, aun sin mentarlo explícitamente, se está convirtiendo en el primer y de momento principal caballo de batalla del vicepresidente Pablo Iglesias contra la oposición de centroderecha. Este martes, pocas horas después de asistir a la reunión del Consejo de Ministros, Iglesias participaba en un pequeño teatro de Lavapiés, un barrio de Madrid, en un acto de la asociación de represaliados por el franquismo "La Comuna".

Allí, en una brevísima intervención antes de abandonar apresuradamente el lugar, dejaba una nueva carga de profundidad contra PP, Vox y Ciudadanos, a los que volvía a referirse como "la derecha, la ultraderecha y la ultra-utraderecha". Iglesias les calificaba de "herederos" de la dictadura para mostrar su indignación por sus posiciones en materia educativa.

"Es escandaloso que los herederos ideológicos de los que entregaron la Educación de nuestro país a la Iglesia; de los que arrancaron a millares de niños y niñas españolas de sus padres, para enseñarles a cantar el Cara el Sol, para enseñarles que la letra con sangre entra, o para enseñar a las niñas que siempre iban a tener que vivir bajo la bota de un varón, digan ahora que educar en democracia es adoctrinar", afirmaba el secretario general de Podemos.

Iglesias aseguraba, además, que "la libertad no es que existan colegios dirigidos por la Conferencia Episcopal" sino, afirmaba, "que cualquier niño o niña, aunque nazca en un barrio humilde, independientemente del dinero o el nivel cultural de sus padres, puedan recibir la mejor educación pública".

Por lo demás, Iglesias recordaba los compromisos del acuerdo de gobierno con el PSOE sobre memoria histórica, que establece el 31 de octubre como día de las víctimas del franquismo y el 8 de mayo como el de los exiliados o la recuperación del Pazo de Meirás, compromiso que adquiría de viva voz. Además, el vicepresidente de Derechos Sociales recordaba el programa de exhumaciones y manifestaba su deseo de que "al menos en algunas de esas exhumaciones haya miembros del Gobierno".

En España

    0
    comentarios

    Servicios