Menú

La Guardia Civil detiene al etarra 'Kubati' por homenajes a presos de la banda asesina

En total se han producido cuatro detenciones. Se les acusa de organizar casi un centenar de actos de homenaje a terroristas de ETA al salir de prisión

0
En total se han producido cuatro detenciones. Se les acusa de organizar casi un centenar de actos de homenaje a terroristas de ETA al salir de prisión
'Kubati', en un acto de Sortu | EFE

Nuevo golpe de la Guardia Civil al entorno de ETA. Agentes del Instituto Armado han detenido durante la mañana de este miércoles a cuatro expresos de la organización terrorista por haber estado organizando durante los últimos tres años casi un centenar de actos de homenaje a terroristas de la banda que han ido saliendo en este periodo de los centros penitenciarios donde cumplían condena por su actividad criminal.

Las investigaciones comenzaron hace un año y medio y tenía por objetivo desentrañar quiénes eran las personas que estaban organizando estos actos, en los que se estaba produciendo posibles delitos de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas del terrorismo. Precisamente, son estos los dos delitos que se imputan a las cuatro personas arrestados en 95 actos públicos que tuvieron lugar entre diciembre de 2016 y octubre de 2019.

Los cuatro detenidos han sido identificados como Antonio López Ruiz, alias Kubati, Oihana San Vicente, Aimar Altuna y Oihana Garmencia; y han sido arrestado en las localidades de Zarauz (Guipúzcoa), Salvatierra (Álava), Tolosa (Guipúzcoa) y Guernica (Vizcaya), respectivamente. Los cuatro han pisado la cárcel durante algún momento de sus vidas condenados por pertenecer o colaborar con la organización terrorista ETA.

Antonio López Ruiz, alias Kubati. Fue condenado a más de 1.200 años de cárcel por 13 asesinatos, aunque solo estuvo 26 años en la cárcel. Uno de los atentados más graves que cometió tuvo lugar en octubre de 1986. En él fallecieron el general de Brigada Rafael Garrido Gil (que entonces era gobernador militar de Guipúzcoa), su mujer, su hijo de 6 años, y días después una transeúnte portuguesa fruto de las heridas que sufrió en el atentado. También asesinó a la exetarra Yoyes.

Detenido por las Fuerzas de Seguridad en el año 1987, estuvo a punto de salir de prisión en 2007 por una redención de condena por estudios, pero la aplicación de la doctrina Parot frenó su salida de prisión, que quedó fijada para 2017. Cuando el Supremo avaló la nulidad de la doctrina Parot, el etarra abandonó la cárcel en noviembre de 2013, al mismo tiempo que otros sangrientos terroristas de ETA, violadores o otros delincuentes con delitos de sangre.

Oihana San Vicente. Es una de las responsables de Sortu -el partido sucesor de Batasuna-ETA e integrado en EH Bildu- en la provincia de Álava. Tiene una larga trayectoria al servicio de los brazos políticos de ETA y sus estructuras. Fue responsable de Jarrai -las ilegalizadas juventudes de Herri Batasuna y encargadas del terrorismo callejero- en Álava a finales de los noventa, concejal de Euskal Herritarrok en Salvatierra y miembro de la Mesa Nacional de Batasuna en Álava.

También formó parte de Xaki, la estructura civil desarrollada por ETA para internacionalizar la causa terrorista y buscar apoyos extranjeros a la independencia del País Vasco, cuyos dirigentes fueron condenados a penas de hasta 500 años de prisión por la Audiencia Nacional. En 2008, apareció en la portada del diario Gara anunciando públicamente su entrada en ETA y su paso a la denominada clandestinidad en Francia.

Aimar Altuna Ijurco. Es uno de los responsables de Sortu en Guipúzcoa. Cumplió condena durante seis años en Francia tras ser condenado por delitos de pertenencia a organización terrorista, falsificación de armadas y tenencia ilícita de armas. En nuestro país fue absuelto por un delito de almacenamiento de armas y explosivos porque solo se contaba con el testimonio de la colaboradora de ETA que era dueño del garaje donde se almacenaban las citadas armas.

Fue identificado y relacionado con un grupo itinerante de ETA que durante mediados de la primera década de este siglo intentó colocar artefactos explosivos en diferentes localidades de la Comunidad Valenciana.

Oihana Garmendia Marín. Fue condenada por la Audiencia Nacional por un delito de integración en banda armada. Fue identificado y relacionado con un grupo itinerante de ETA -junto a Aimar Altuna- que durante mediados de la primera década de este siglo intentó colocar artefactos explosivos en diferentes localidades de la Comunidad Valenciana.

En España

    0
    comentarios

    Servicios