Menú

La nueva directora de la Guardia Civil, María Gaméz, toma posesión prometiendo feminizar el cuerpo

Dice que los principales retos en seguridad que debe afrontar el Instituto Armado son la violencia de género y la protección de la naturaleza.

0
Dice que los principales retos en seguridad que debe afrontar el Instituto Armado son la violencia de género y la protección de la naturaleza.
María Gámez, nueva directora de la Guardia Civil. | EFE

La Guardia Civil ya tiene una mujer al mando. María Gámez ha tomado posesión este miércoles como nueva directora general del Instituto Armado en un breve acto castrense que supone un hito, ya que es la primera vez que una fémina ostenta el mando político de esta institución. Un hecho que llega en plena celebración del 175 aniversario de la fundación de la Benemérita y cuando se acaba de cumplir el 30 aniversario de la incorporación de la mujer a sus filas.

Arropada por la cúpula al completo del Ministerio del Interior, la cúpula de las Fuerzas Armadas y la directora interina del Centro Nacional de Inteligencia –la ministra de Defensa no ha asistido pese a que su presencia estaba anunciada–, ha prometido realizar un esfuerzo para feminizar el cuerpo, en el que actualmente prestan servicio 5.840 mujeres, lo que supone un 7,6 por ciento del total de la plantilla, habiendo llegado ya una de ellas hasta el empleo de teniente coronel.

"Soy feminista, creo en la igualdad entre hombres y mujeres. La cifra de mujeres es claramente insuficiente y debe crecer, no podemos conformarnos. A la Guardia Civil le va a sentar muy bien que puedan llegar más mujeres", ha dicho en su primera intervención como número uno del cuerpo, para lo que ha avanzado que el "Área de Mujeres e Igualdad recién creada va a ser la pieza estratégica para aumentar la presencia de mujeres".

Gámez ha prometido "trabajo, diálogo y respeto por la esencia y las tradiciones que tiene el Cuerpo, sin dejar de mirar al futuro para afrontar, de una forma preparada, el complejo siglo XXI" y ha situado como el principal reto de seguridad al que tiene que hacer frente en estos momentos la Guardia Civil a la lucha contra la violencia de género y los "maltratadores", tras lo que ha recordado a la última mujer que ha sido asesinada por su pareja.

En un segundo nivel ha situado otros retos de seguridad, como es el caso del crimen organizado, los ciberdelitos, el cuidado del medioambiente o las "nuevas exigencias ciudadanas" como combatir el cambio climático y garantizar el bienestar animal. Unos retos que Gámez ha dicho asume con "decisión y mucha responsabilidad" para "con ayuda de todos "dar un renovado impulso" para hacer "más grande aún a la Guardia Civil".

La nueva directora de la Guardia Civil ha dicho que no es guardia civil, pero que se siente "muy cercana" a ellos. "He sido testigo directo de cómo afrontáis el día a día, he convivido con vosotros y he podido llegar a comprender el sentimiento con que trabajáis", ha dicho, en clara alusión a su trabajo al frente de la Subdelegación del Gobierno en Málaga en el que ha estado en los últimos años, en el que gestionó, por ejemplo, el rescate del pequeño Julen.

En España

    0
    comentarios

    Servicios