Menú

Marhuenda se lía a bofetadas contra Casado en la cara de Cayetana

Dejamos ya el pin parental y vamos a los planes del Gobierno, que ha alcanzado velocidad de crucero.

0

El Mundo

"El Gobierno prepara la amnistía encubierta de Junqueras". O descubierta, como si al psicópata de Sánchez le importara que le pillaran mintiendo. "Sánchez desaira a Guaidó y Zapatero impulsa a Maduro". Vamos derechitos hacia la dictadura bolivariana de Podemos. Avisados estamos. Raúl del Pozo no ve ningún peligro. "Han entrado comunistas en el Gobierno y nadie ha cruzado la frontera". Hombre Raúl, dales tiempo, al menos los cien días de cortesía. Según Raúl, el comunismo del siglo XXI es, simplemente, "feminismo, cambio climático, animalismo" y "ya no pretende asaltar el cielo". No, han entrado por la puerta grande. Anson no está tan confiado. Cuenta que el dictador Castro le dijo una vez a Chávez que "el comunismo del siglo XXI solo sobrevivirá como comunismo con elecciones. Pero ¿y si se pierden las elecciones?, le interrumpió Chávez. Es que no se pierden. Se manipulan, contestó Castro. La manipulación no puede ser tan burda como la de Maduro o Morales. En Europa solo será posible a través de los medios de comunicación". ¿Qué?, ¿ya se les ha indigestado el desayuno?

Para completar el panorama, el editorial explica cómo va a colar Sánchez la culminación del golpe. "Sánchez planea lanzar un reforma penal ad hominen , destinada a excarcelar a Junqueras sin siquiera recurrir al indulto para que pueda encabezar un tripartito con Iceta y los comunes, indispensable para sustentar el poder de Sánchez en Madrid. La fontanería parlamentaria del PSOE recomienda la figura de la proposición de ley, que permita al Gobierno saltarse el Consejo de Estado, el Consejo Fiscal y el Consejo General del Poder Judicial. Más rápido, menos filtros". Indoloro, sin que apenas nos enteremos. El dolor vendrá después, que diría el Rey.

El País

"El Gobierno plantea rebajar las penas por sedición". Así de claro. No hay ni un editorial, ni una sola opinión que valore las intenciones de Sánchez. Ni esta ni ninguna. Sólo una columna, de Vicente Molina Foix, opina sobre Dolores Delgado. Dice que "me faltan conocimientos para dudar de los jueces opuestos a su designación de fiscal del Estado, pero recelo de los hirientes ataques de los políticos". "De momento, lo propio es confiar en un currículum, que parece adecuado". O sea, que a los progres feministas les resulta adecuado que una persona que ha llamado "maricón" a un compañero y ha avalado los prostíbulos de información vaginal "éxito garantizado" ocupe un cargo público. ¿Qué hubiera dicho Molina Foix si Delgado fuera del PP?

ABC

"Sánchez ocultó su plan de indulto encubierto a Junqueras". Dice el editorial que "si Sánchez promueve una reforma del Código Penal, el Estado estará cediendo de modo humillante ante el golpismo secesionista y garantizando una impunidad que los delincuentes no merecen porque no se han arrepentido de su golpe a la soberanía nacional. Muy al contrario, se jactan de que lo volverán a intentar. Con razón se vanagloria Junqueras en su ultima entrevista de haber sacudido nuestra democracia". Ramón Pérez Maura pide a Sánchez que, al menos, no nos tome más el pelo. "El Código Penal no necesita ninguna reforma, lo que necesita Sánchez es pagar las deudas contraídas con Oriol Junqueras para su investidura. No nos tome por imbéciles, por favor". Bueno, a lo mejor Pedro Primero el Embustero tiene razones para tomarnos por imbéciles.

La Razón

"Reforma del Código Penal para rehabilitar a Junqueras". Explica Marhuenda que "ERC quería un compromiso claro y Sánchez ha aceptado, sin importarle que esa reforma del código penal, que ni siquiera estaba en el programa electoral, se hace para asegurar su continuidad en la Moncloa, concediendo a los independentistas la primera gran exigencia del pacto oculto: anular la inhabilitación de Junqueras. Y algo mas: dejando abierta la posibilidad de un referéndum, en contra de lo que se comprometió en la campaña electoral. Sánchez ha vuelto a mentir". Sánchez es un yonqui de la mentira.

Y aprovechando la rajada de Bou ayer sobre Cayetana, La Razón encabeza una rebelión encubierta contra Casado. "Génova frena el pulso de Álvarez de Toledo por el mando". Dice Carmen Morodo que "las formas y el fondo molestan en el grupo parlamentario", que "la nueva portavoz ha tenido ya sus primeros roces con Génova" porque "ella quiere mandar" y no acepta "que por encima de ella haya otra autoridad". "En las baronías temen que Álvarez de Toledo haga de su capa un sayo".

Y para colmo acusa a Cayetana de hacerle el juego a Abascal "frente al tono moderado que propugnan en otros sectores del PP". "Álvarez de Toledo no deja pasar un charco sin pisarlo". Es el propio Casado el que se mete en todos los charcos, así que esta arremetida contra Cayetana es una ensalada de tortas a Casado en la cara de la portavoz. ¿Por qué dice Cayetana cuando quiere decir Casado?

En España

    0
    comentarios

    Servicios