Menú

El PSOE no desmiente que Delcy Rodríguez fuera a reunirse con Sánchez e Iglesias

La presidenta del PSOE dice "no tener información" pero no desmiente que ésa fuera la idea de la número dos de Maduro, pactada con Iglesias.

0
La presidenta del PSOE dice "no tener información" pero no desmiente que ésa fuera la idea de la número dos de Maduro, pactada con Iglesias.
Comparecencia en Ferraz de Narbona. | Marta Fernández (Europa Press)

Con pies de plomo camina el PSOE sobre el charco en el que su número tres, José Luis Ábalos, lleva chapoteando desde hace cinco días. Un caso Ábalos con cinco versiones contradictorias al que este lunes el PSOE ha evitado echar más gasolina al fuego escondiendo al número tres del partido, el secretario de Organización, quien suele comparecer en las ruedas de prensa tras la Ejecutiva Federal. En su lugar, y revistiendo el escapismo de la excepcionalidad de una "nueva etapa" en Ferraz tras la formación de Gobierno, compareció la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, tirando de guión con el "respaldo unánime" a Ábalos y la crítica a un "cuestionamiento injustificado de las derechas sobre una agenda ficticia".

Narbona rechazó "entrar a añadir nada" porque el ministro "ha dado la sufienciente información" pero calificó de "mediación" un supuesto encuentro "fortuito" en el que finalmente sí se abordó la cuestión política de la imposibilidad de la número dos de Nicolás Maduro a entrar en territorio español. "El ministro Ábalos ha ido ampliando a lo largo de estos días el contenido de su explicación a los medios y creemos desde la Ejecutiva que lo ha hecho reflejando cómo han sido las cosas. En absoluto por nuestra parte tiene que haber ningún autocrítica porque, además, lo que ha hecho el ministro es actuar conforme a nuestros compromisos como país miembro de la Unión Europea".

Sin embargo, mucho más relevante que las palabras de Narbona han sido sus silencios. Preguntada por Libertad Digital por las informaciones de periodistas venezolanos que apuntan a que estaba prevista una reunión de Delcy Rodríguez con el vicepresidente, Pablo Iglesias, quien a su vez habría comunicado a la representante venezolana la presidencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, Narbona no desmintió tal extremo: "Lo que diga la prensa en Venezuela, pues lo dice la prensa en Venezuela. No voy a entrar en creerme o no creerme estas informaciones... Lo que les puedo transmitir es lo que les estoy diciendo: de esas otras reuniones de las que se está hablando no tenemos la más mínima información desde le Ejecutiva federal". "¿Ni confirma ni desmiente, entonces...?", le repreguntó LD, a lo cual respondió nuevamente con una evasiva: "Yo sólo puedo confirmarles que durante la reunión que he tenido la ocasión de presidir (la Ejecutiva federal) tales supuestas reuniones no han salido a colación en absoluto".

No le consta a la presidenta del PSOE, mano derecha de Sánchez en el partido, quien ha llegado a defender las relaciones con las autoridades venezolanas insinuando que se trata del poder legítimo frente a quienes "juegan a esa baza del presidente Guaidó". La número dos del PSOE ha defendido que "hoy por hoy hay unas relaciones con Venezuela. Tenemos una embajada allí" y "hay que ser escrupuloso en esa relación y ajustarse al mandato con la vicepresidenta". Declaraciones que dejan muy atrás el reconocimiento de Sánchez a Guaidó como "presidente legítimo" de Venezuela que se produjo hace más de un año con el actual presidente cuando gobernaba en solitario antes de que explorase la vía bolivariana del Gobierno de coalición progresista con Podemos.

En España

    0
    comentarios

    Servicios