Menú

Gómez de Liaño: "El CGPJ es un órgano hoy por hoy innecesario"

Es la mañana de Federico ha dedicado una tertulia especial en la que se han abordado los principales desafíos a los que se enfrenta la Justicia.

Libertad Digital

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Tertulia de Federico: Tertulia especial sobre el estado de la Justicia Es la Mañana de Federico
Es la mañana de Federico ha dedicado una tertulia especial en la que se han abordado los principales desafíos a los que se enfrenta la Justicia.
De izquierda a derecha: Campmany, Laviada, Jiménez Losantos y Gómez de Liaño | David Alonso Rincón

Para celebrar el vigésimo aniversario del medio, en Libertad Digital ofrecemos la posibilidad de repasar los pilares ideológicos que sustentan la línea editorial del grupo a través del especial "12 causas por la Libertad". La primera entrega, titulada "La independencia judicial", incluyó un artículo de Francisco Sosa Wagner –catedrático y jurista–, otro de Emilio Campmany –columnista de LD– y una entrevista a Javier Gómez de Liaño –exjuez de la Audiencia Nacional y abogado–.

Los tres han participado este lunes en la tertulia especial de Es la mañana de Federico de esRadio, en la que se han abordado los principales desafíos a los que se enfrenta la Justicia ante las amenazas del Gobierno de PSOE y de Podemos.

Javier Gómez de Liaño recordó que cuando terminó su mandato en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), "y lo terminé anticipadamente", se dio cuenta de que "era una institución que, si no hubiera existido, hubiera sido mejor": "Una parte estaba en manos de los políticos, y la otra, en manos de las asociaciones judiciales, constituidas en una especie de clanes". El abogado sostuvo que los jueces que dan el "paso de irse a la política" no deben "volver jamás a la carrera judicial", porque se "crea una sombra de una pérdida de imparcialidad". "El CGPJ –insistió– es un órgano hoy por hoy innecesario".

Gómez de Liaño distinguió entre "el imperio de la ley" y "el imperio de los jueces", y criticó que "estamos dejando que los jueces resuelvan conflictos que no debieran llegar al palenque del poder judicial" como, por ejemplo, "la sentencia de la exhumación de Franco". El exmagistrado subrayó las dificultades que acarrea ser juez, y puso como ejemplo la sentencia del golpe de Estado en Cataluña: "Son siete magistrados que conocen el oficio y que, personalmente, son de una moral intachable. La frontera de la sedición y de la rebelión ha sido de gran discusión".

Por su parte, Francisco Sosa Wagner, autor del libro La independencia del juez. ¿Una fábula? (La Esfera, 2016), dijo que "si pudiéramos acabar con el CGPJ, yo me apuntaría. Creo que el CGPJ no es una institución clave en el Estado de derecho". "Por tanto, si puede desaparecer, no pasaría nada. Pero como eso no es posible, hay que cambiar la Constitución, yo lo que digo es que se acabe con los nombramientos discrecionales", añadió.

El jurista sostuvo que el debate no es el de "si tienen que ser los jueces o los políticos" los que elijan a los miembros del CGPJ: "Es el debate que montan las asociaciones judiciales mayoritarias para que nada cambie. (…) El centro de la cuestión está en ir suprimiendo los puestos discrecionales".

Finalmente, Emilio Campmany señaló que "en la derecha creen en la división de poderes. Hasta tal punto creen, que se sienten obligados a ponerlo en el programa electoral. Y eso da votos. Cómo será el panorama, que gente como Aznar o Rajoy se desdicen de esa promesa electoral". El columnista denunció la falta la voluntad política para reformar la justicia, "y no sólo falta la voluntad política": "Es que desde la opinión pública, no hay presión para eso. Incluyo a los medios de comunicación y a la izquierda y a los nacionalistas: ven muy normal que no haya independencia judicial".

En España

    Servicios