Menú

Día 1 de la negociación: Cs acusa al PP de "egoísta" y "poco claro" en la primera reunión

García Egea y Espejo se reúnen en el Congreso. Los naranjas dicen estar "preocupados" porque el PP no quiera el acuerdo también en Galicia.

0
García Egea y Espejo se reúnen en el Congreso. Los naranjas dicen estar "preocupados" porque el PP no quiera el acuerdo también en Galicia.
Pablo Casado e Inés Arrimadas. | EFE

El tiempo apremia. A mediados de la semana que viene, Partido Popular y Ciudadanos tienen que tener ya decidido si concurrirán o no de forma conjunta a las próximas elecciones vascas y gallegas del 5 de abril. Para ello, aunque los contactos han sido habituales entre Pablo Casado e Inés Arrimadas en las últimas semanas, este martes se han puesto manos a la obra los "negociadores" de ambas formaciones: Teodoro García Egea y José María Espejo-Saavedra.

Ambos han mantenido una reunión en el Congreso en la que "han avanzado en la necesidad de que el centroderecha vaya unido a las elecciones" para que los "radicales no aprovechen la fragmentación de voto", explican fuentes del PP.

Por su parte, fuentes de Cs insisten en que el acuerdo tiene que ser en "Galicia, País Vasco y Cataluña" y que "no tienen una respuesta clara por parte del PP después de esta reunión". "Esto es preocupante. Queremos saber qué piensa el Partido Popular y el señor Casado de esta iniciativa y nos preocupa que se puedan plegar a las tesis de aquéllos que prefieren poner las siglas y los intereses partidistas por encima de los intereses generales de los ciudadanos de estas comunidades".

El escollo de Galicia

Concretamente, Cs apunta a Galicia donde afea al PP no querer formar plataforma conjunta. Mientras tanto, los populares gallegos mantienen "sus puertas abiertas" a los naranjas. Eso sí, "bajo el paraguas del PP de Feijóo".

En esta misma línea, se pronunciaba por la mañana Inés Arrimadas, que volvía advertir a Feijóo que su mayoría absoluta "peligraría" si no alcanza un acuerdo con Cs. La portavoz parlamentaria naranja convocaba una rueda de prensa, que no estaba prevista en su agenda, para atacar al PP.

La diputada naranja aseguraba que "veía al PP muy centrando en nombres, en sus intereses de partido, en sus guerras internas, en egoísmos". Lo hacía unas horas antes de que el PP confirmara como candidatos a Alberto Núñez Feijóo y a Alfonso Alonso. Arrimadas se preguntaba también a los de Casado por "cómo iban a explicar, después de tanto tiempo hablando de sumar, que ahora en Galicia cierran la puerta porque allí no necesitan a nadie".

Álvarez de Toledo pide "generosidad y discreción"

Tras escuchar estas declaraciones, la portavoz popular, Cayetana Álvarez de Toledo, una de las impulsoras de la unión de los constitucionalistas, trataba de calmar los ánimos destacando que "hay que tener generosidad y discreción. Todavía quedan días y estoy segura de que con voluntad de acuerdo vamos a conseguir esos objetivos".

Desde Génova mantenían esta misma tesis: "Hay que negociar teniendo en la mente el modelo andaluz. Unas negociaciones en las que la discreción y el trabajo nos llevaron a buen puerto". "No puede haber líneas rojas. En toda negociación todos tenemos que ceder pero Ciudadanos no está en una posición de pedir mucho porque si no llegamos a un acuerdo corren el riesgo de desaparecer", apuntaban fuentes de la dirección popular.

A contrarreloj

Eso sí, en esta ocasión, no hay tanto tiempo como en otras negociaciones. En Galicia, los partidos que pretendan concurrir a las elecciones en coalición tienen que designar a un representante ante la administración electoral en los nueve días siguientes a la convocatoria. En el caso del País Vasco, tienen un día más. Tal y como marca su ley electoral en su artículo 49, las formaciones que quieran concurrir en un pacto de coalición deben comunicarlo a la Junta Electoral en los 10 días siguientes a la convocatoria.

Desde el PP vasco consideran que "no habrá" problemas con Cs para mantener a Alfonso Alonso de candidato y que se trata de "un tema zanjado". En una entrevista en esRadio, el líder de los populares vascos ha asegurado que "con Cs compartimos gran parte del ideario y estamos llamados a vertebrar el espacio del centroderecha y desalojar al gobierno que padecemos ahora". "Hay que agrupar a todos los partidos constitucionalistas y crecer para frenar a este régimen que asfixia las libertades en el País Vasco", ha sentenciado Alonso que, a diferencia de Galicia, no ha descartado renunciar a las siglas: "Presentarse con las siglas del PP es presentarse con las siglas de Gregorio Ordóñez y Miguel Ángel Blanco, pero si hay que conformar una alianza con Cs, habrá que ceder".

En España

    0
    comentarios

    Servicios