Menú

Iglesias, acorralado por los abusos a menores en Baleares, acusa a la derecha de "descojonarse"

El vicepresidente segundo, más expuesto que Sánchez en la segunda sesión de control al Gobierno.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, se convertía este miércoles en el protagonista más destacado de la sesión de control en el Congreso, descafeinada en su inicio, con preguntas a Pedro Sánchez por parte de Pablo Casado e Inés Arrimadas, que interpelaba por primera vez al presidente del Gobierno sobre la situación económica, la crisis del caso Delcy y los nombramientos del Ejecutivo. Por contra, la sesión tomaba vuelo y el hemiciclo se encendía con los duelos de Iglesias con dos parlamentarias del PP y Vox, Margarita Prohens y Mireia Borras, que le interrogaban por el escándalo de abuso de menores tutelados en centros de Baleares, ante los que la ministra de Igualdad, Irene Montero, pidió hace unas semanas ser "prudente".

Las parlamentarias de la oposición le reprochaban que el Gobierno balear de la socialista Francina Armengol, en coalición con Podemos, haya bloqueado una comisión de investigación sobre el caso. Prohens le espetaba, también, que "del hermana sí te creo, al hermana sean prudentes" señalando la, a su juicio, incoherencia de los líderes de la izquierda en este asunto. En un tono encendido, Iglesias lamentaba que la bancada de la oposición se estuviese "descojonando", afirmaba textualmente, y una y otra vez se refería a la necesaria protección de todos aquellos menores víctimas de abusos, incluidos, reiteraba con énfasis, los que han sido víctimas de esos abusos "en el seno de la Iglesia Católica".

"El feminismo es solo un eslogan más"

La popular Margarita Prohens recordaba al vicepresidente del Gobierno cómo los socialistas y los dirigentes de Podemos "han callado a dúo" mientras recordaba algunos de los titulares de los casos más graves sucedidos en Mallorca en las últimas semanas: "16 casos de explotación sexual, la prostitución se extiende a la totalidad de las niñas en algunos centros...".

"Han votado que no a las comisiones de investigación, el ministro de Interior ha callado", proseguía la diputada del PP, que pedía a Iglesias que aclare si "el gobierno de España ha actuado de manera negligente" en este caso. "Dentro del gobierno de la mentira, el feminismo es solo un eslogan más. Ya sabíamos que para ustedes hay mujeres de primera y de segunda", le afeaba Prohens que explicaba que "el responsable de estas niñas es la administración (de las Islas Baleares) que se niega a investigar" lo sucedido. "Y usted les protege porque son de izquierdas", le acusaba la diputada del PP.

"Las mujeres diputadas del PP denuncian estos hechos, las de izquierdas, callan y agachan la cabeza. Señor Iglesias, no hay pancarta que tape tanto silencio", terminaba la popular Margarita Prohens.

"Malabares para no condenar el caso"

Desde Vox, la diputada Mireia Borrás, que se estrenaba en el Congreso preguntando al vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, sobre este asunto, le reprochaba "criminalizar a los varones con sus absurdas leyes ideológicas" mientras "llevan semanas haciendo malabares para evadir responsabilidades y no condenar" este caso.

Unas acusaciones ante las que Iglesias se revolvía en un tono muy duro y que evidenciaba su nerviosismo: "Este Gobierno está en permanente contacto con todas las administraciones locales y autonómicas que tienen las competencias atribuidas, independientemente del color político", presumía sin asumir responsabilidades.

A continuación, acusaba a la diputada de Vox de "criminalizar a los hombres" cuando "estamos hablando de mal nacidos varones que han prostituido a las niñas". "Quizá está usted desubicada", remataba el vicepresidente.

En España

    0
    comentarios

    Servicios