Menú

El Gobierno negocia para intentar retirar al 'arquitecto' del 1-O de la mesa de dialogo entre gobiernos

"Ya veremos si está o no", dicen fuentes socialistas a LD: "El presidente no se puede sentar con el arquitecto del 1-O; no es Adriana Lastra".

0
"Ya veremos si está o no", dicen fuentes socialistas a LD: "El presidente no se puede sentar con el arquitecto del 1-O; no es Adriana Lastra".
Reunión de la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal del PSOE | EFE

El Gobierno negocia in extremis para evitar que la mesa de diálogo entre gobiernos nazca muerta antes de comenzar. La composición de la cuota catalana constituye una auténtica "provocación" por el perfil de los designados, sobre todo, por la presencia del arquitecto del 1-O, Josep María Jové, imputado por el proceso catalán. Una composición que pretende dinamitar este encuentro como bien han dejado claro desde el gobierno catalán incluyendo también a Puigdemont y Junqueras. Gobierno y PSOE han optado por la prudencia y la calma desde primera hora de la mañana cuando han evitado pronunciarse al respecto.

"No vamos a valorar", decía la presidente del PSOE, Cristina Narbona, en rueda de prensa, aunque un desliz posterior desvelaba en lo que está el Ejecutivo: "Confiamos en el liderazgo de Pedro Sánchez y no entramos a valorar algo en lo que hay margen para que quede resuelto". Una respuesta por la que fue preguntada posteriormente Narbona por Libertad Digital en relación a la negociación para retirar a Jové u otro de los miembros de la mesa. Y respondía así: "La composición de la mesa será la que veamos de aquí a dos días. Dejemos que llegue el momento y veamos cuál es la composición", decía críptica la presidente del partido dando una pista más del malestar de Gobierno y PSOE con la propuesta independentista.

"Se ha mantenido lo que está planteado en el acuerdo. El Gobierno de España ha hecho su propia propuesta y ha cumplido con lo pactado". Dicho de otra forma: el Govern no ha cumplido con lo pactado, como también han publicado el PSC y ERC en sendos comunicados trasluciendo su malestar públicamente. El asunto se ha convertido posteriormente en la pregunta reiterada de la rueda de prensa hasta que Narbona ha negado que trate de "inducir" ninguna negociación. "Lo he dicho porque la mesa no se está reuniendo hoy. No estoy induciendo un proceso de ningún tipo".

Fuentes socialistas han intentado también corregir el paso diciendo que este asunto "corresponde al Gobierno y no al partido", motivo por el cual "no se le puede pedir explicaciones" a la presidenta del PSOE, aunque acto seguido han insistido en el quid de la cuestión: "Ya veremos si Jové se sienta o no".

Prudencia máxima, síntoma de la tensión existente a 48 horas de que se reúna la mesa de diálogo, que exige total cautela en los movimientos. Por ello ni Moncloa ni Ferraz confirman las actuaciones y contactos que a estas horas se producen para forzar la retirada de Jové porque "el presidente del Gobierno no se puede sentar en la mesa con el imputado del 1-O; Adriana Lastra no es Pedro Sánchez".

En España

    0
    comentarios

    Servicios