Menú

Continúa el infierno en la Iglesia San Antón del padre Ángel: los vecinos de Chueca lo denunciarán a la Fiscalía

Los Mensajeros de la Paz del sacerdote actúan en muchos casos como porteros de discoteca ante el aumento las agresiones de sus sin techo.

0

En Chueca, algunos vecinos de la calle Hortaleza ya están haciendo las maletas y pensando en colgar el cartel de "Se vende". Los conflictos en el barrio ocasionados por los sin techo que tiene bajo su protectorado particular el mediático padre Ángel van en aumento. Un vídeo grabado por un vecino capta una pelea multitudinaria producida en menos de dos minutos en la entrada de la parroquia de San Antón. Las imágenes muestran a un hombre que yace en el suelo víctima de una agresión sin poder moverse a la espera de una ambulancia. Mientras tanto, surgen otros agresores y arremeten unos contra otros bajo un cartel de neón, colocado por el sacerdote en la entrada de la iglesia en el que se lee "Aporofobia".

En la escena irrumpe un Mensajero de la Paz, voluntario de la ONG del sacerdote, quien ejerce como portero de discoteca. Con fuerza zarandea a varios delincuentes con el fin de evitar más heridos. El vecino que capta la violenta secuencia desde su balcón narra el espeluznante episodio dejando claro que es el pan de cada día en Chueca.

padre-angel-portada.png
Padre Ángel

"La situación es desesperante. Han crecido los trapicheos de droga, hay más suciedad, peleas, navajazos y tenemos más de cinco vecinos que han sido víctimas de palizas y agresiones físicas. Todos los días se realizan más de diez intervenciones policiales. No hay una iglesia igual en el mundo. Los propietarios ya están poniendo en venta sus casas. No aguantan más. Estamos atrapados", se queja Esteban Benito, presidente de la Asociación de Vecinos de Chueca.

Agotados y exasperados por las promesas del ayuntamiento madrileño, Benito ha adelantado a este diario que van "a denunciar lo que está sucediendo en la iglesia del padre Ángel ante la Fiscalía y llevarán al ayuntamiento ante los jueces si no actúan de inmediato".

"Tuvimos una reunión con Begoña Villacís. Ella nos escuchó unos minutos y nos dejó con los técnicos. Esto ocurrió hace ya casi tres meses. Todo sigue igual", lamenta el presidente de los vecinos de Chueca. "El padre Ángel ha hecho suyo un edificio que está declarado como Bien Cultural, y es de titularidad municipal, es decir, pertenece al ayuntamiento, este es el máximo responsable de lo que aquí está ocurriendo. Va a haber muertos si esto sigue como está", declara apesadumbrado Benito a Libertad Digital.

La parroquia ha sido descrita por los vecinos como "narco-iglesia" por la venta de drogas entre querubines, vírgenes y neones, de la que han sido testigos los afectados, y así lo han comunicado a este medio. "El infierno en la tierra lo trae este sacerdote que de filántropo no tiene nada", asevera una de las víctimas de las amenazas del "rebaño del sacerdote".

Benito explica que el problema viene de lejos. "Hubo una cesión verbal de uso del espacio al Arzobispado en la etapa de Ana Botella. En ese momento, el Arzobispado de Madrid se lo cedió a Mensajeros de la Paz, la ONG que dirige y fundó el padre Ángel. Esto ya es una ilegalidad porque la Administración no puede ceder sin contrato un espacio público a un particular. Además, están haciendo una usurpación de los servicios sociales del ayuntamiento. ¿Qué legalidad soporta esa cesión de ese espacio municipal? ¿En base a qué está utilizando el padre Ángel sin contrato público?", se pregunta el representante vecinal.

La comunidad de vecinos han acudido ya a todas las vías posibles. "Hemos hablado con las delegaciones de Patrimonio y Cultura. Desde los Servicios Sociales municipales nos han contestado que la Fundación del padre Ángel no tiene ninguna potestad en lo que hace, no puede usurpar las competencias que pertenecen a la delegación a menos que disponga de un contrato municipal con la administración. Estamos hablando de algo escandaloso porque se ha cedido un bien público a un particular, así porque sí", reitera Esteban Benito.

El párroco celebrity

El televisivo sacerdote, muy querido y aclamado por famosos, (Tamara Falcó le regaló recientemente su premio ganado en el programa Masterchef) periodistas y políticos, "se estaría aprovechando de sus influencias para continuar haciendo lo que le da la gana", según la plataforma de Chueca. Es más, añaden que "está haciendo negocio con los sin techo ya que Mensajeros de la Paz recibe jugosas subvenciones públicas, de ahí el interés en seguir manteniendo la iglesia pese a los conflictos y el grave deterioro que está ocasionando al barrio", aclaran desde la comunidad de afectados.

El sacerdote se define como un filántropo católico. Sin embargo, a las súplicas de los vecinos que le ruegan que acabe con los conflictos, les hace oídos sordos.

padre-angel-tamara-falco.png
El padre Ángel con Tamara Falcó

Según revela Benito, el cura acelera el paso cuando ve que un transeúnte se acerca para trasladarle una queja. "Está acostumbrado a hacerse selfies con la gente, cuando alguno de nosotros lo para por la calle se pone a posar, pero cuando ve que es para hablar sobre su iglesia no les escucha y sigue andando. Nos ignora por completo".

El estatus mediático-político adquirido por el párroco sería uno de los motivos de la inacción del ayuntamiento, en palabras de la asociación vecinal. "Somos plenamente conscientes de que el acobardamiento del consistorio se debe a la trascendencia mediática de este personaje. Estamos ante una dejación de funciones, de sus obligaciones, esto supone una prevaricación porque no se puede dejar de administrar una irregularidad porque la parte interesada sea este señor, da igual quien sea. Hay que proteger a los ciudadanos de la ilegalidad y el calvario al que nos está sometiendo el padre Ángel. Esto clama al cielo", expresa con profundo pesar el presidente de la comunidad de Chueca.

Otra de las terribles consecuencias es la devaluación de las viviendas. "Vamos a tener que mal vender nuestras casas. Somos trabajadores, gente de toda la vida del barrio. El padre Ángel nos llama aporófobos. Es falso. No tenemos fobia a los pobres, lo que no podemos soportar es la delincuencia", recalca Benito.

Respuesta del Ayuntamiento

Fuentes municipales consultadas por este diario han informado que tomarán medidas cuanto antes. En este sentido han transmitido que la voluntad del alcalde Martínez Almeida es la de "preservar la seguridad de los ciudadanos y vecinos de Chueca" por lo que intentará actuar lo antes posible para acabar con el conflicto de la zona.

En España

    0
    comentarios

    Servicios