Menú

Campo culpa a Iglesias de "hablar demasiado" pero zanja la polémica: "No hay reproches"

Los socialistas acuden al rescate de su ministro de Justicia. "No hay ministros machistas sino un Gobierno feminista, del primero al último".

0
Los socialistas acuden al rescate de su ministro de Justicia. "No hay ministros machistas sino un Gobierno feminista, del primero al último".

El Gobierno es consciente de la pésima imagen que dio ayer ante los medios de comunicación aireando públicamente sus discrepancias políticas en relación a la Ley de Libertad Sexual, y cayendo, incluso, en la animadversión personal de algunos de sus miembros, con Irene Montero acusando de "bloqueo" a Carmen Calvo y Pablo Iglesias llamando "machista frustrado" al titular de Justicia. Hoy es el día de enmendar ese error y así se afanaron los miembros de Gobierno y PSOE desde primera hora de la mañana.

Con ese propósito acudieron muchos esta mañana al desayuno informativo del candidato a las elecciones gallegas, Gonzalo Caballero. La primera en colocar el mensaje fue la portavoz parlamentaria y vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra: "Aquí no hay ministros machistas, éste es un gobierno feminista del primero al último". Y sacó pecho por una Ley de Libertad Sexual que "es una victoria del Gobierno de coalición", no de ningún departamento concreto.

En una clara demostración de argumentario, la ministra de Educación, Isabel Celaá, repitió la misma idea y casi con idénticas palabras. En una entrevista en la cadena Ser, Celaá aseguró que "no hay nadie en el gabinete que sea machista" y restó importancia a las discrepancias porque "los proyectos de ley hay que mejorarlos y el debate consigue que haya resultados mejores. Ha habido una colaboración interna".

El objetivo es zanjar la polémica que tocó cotas máximas de tensión con la acusación de este martes de Pablo Iglesias al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, a quien acusó de "machista frustrado" por poner "excusas técnicas". El titular de la cartera de Justicia atendió a los medios al término del desayuno informativo de Gonzalo Caballero.

"Los políticos hablamos demasiado", dijo tras ser acusado por Iglesias de "machista" pero mostró la firme voluntad y necesidad de zanjar la polémica: "No hay reproches". Algo para lo que mostró incluso benevolencia, e incluso, autocrítica: "Hay ministerios que somos un poco más antipáticos, como Hacienda o Justicia, que nos ponemos tiquismiquis con las leyes", señaló restando importancia a la tensión máxima de las últimas horas en su departamento.

El titular de la cartera de Justicia aseguró que "no ha habido ningún bloqueo sino los procedimientos ordinarios de mejora en la que el Gobierno actúa conjuntamente" frente a "una proyección que quizás no ha sido deseada por nadie". Pero su mano tendida no fue óbice para mandar otro mensaje contundente: "Sí les puedo asegurar que ésta es una Ley del Gobierno y de un Gobierno feminista y el Gobierno se siente muy orgulloso de esa Ley", en clara referencia a las acusaciones de machismo que se vertieron desde la cartera de Igualdad y que hoy han continuado este miércoles.

La jefa de gabinete de Irene Montero despertaba de esta forma en las redes sociales: "Buenos días!! Discrepar duro, es bien. Tratar a mujeres adultas como menores de edad, es mal. De ese machismo también se sale. Tú puedes!", dice en Twitter Amanda Meyer a un receptor del mensaje desconocido.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot