Menú

Las tres vías legales para suspender las elecciones vascas y gallegas por el coronavirus

La aprobación del estado de alarma, que no ha sido descartado este jueves por Sánchez, podría abrir la puerta a un complicado aplazamiento.

0
La aprobación del estado de alarma, que no ha sido descartado este jueves por Sánchez, podría abrir la puerta a un complicado aplazamiento.
Alberto Núñez Feijoo durante su proclamación como candidato del PP | EFE

En menos de un mes, los ciudadanos gallegos y vascos están llamados a las urnas en las elecciones autonómicas convocadas para el 5 de abril. Unos comicios que se convocaron a principios de febrero, cuando la crisis del coronavirus se veía muy lejana en España.

Pero ahora, en plena expansión del virus, una de las dudas que surge en el panorama político es si estas elecciones se pueden aplazar. Un escenario que se vislumbra muy complicado ya que no hay disposiciones legales concretas que lo faciliten y España no ha sufrido una crisis sanitaria de estas características anteriormente en la que poder fijarse.

Ni la Constitución ni la Ley Órganica de Régimen Electoral se refieren concretamente a un caso como el que se está viviendo en estos momentos. Ni la Junta Electoral Central, a la que han apelado partidos como el PP, sería el órgano encargado de tomar una decisión al respecto ya que su labor sería tan sólo emitir un informe consultivo.

Las vías indirectas posibles

Con un escenario como el del coronavirus imprevisto en la legislación española, se abren otros caminos indirectos que podrían acabar en el aplazamiento de los comicios.

  • La Constitución alberga la opción de decretar el estado de alarma y de excepción en crisis sanitarias tales como epidemias. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha descartado este jueves esta posibilidad debido a que "estamos ante una situación dinámica, no estática". Expertos constitucionalistas consultados por Libertad Digital explican que, aunque la formulación del estado de alarma no haga una referencia específica al aplazamiento de unas elecciones ya convocadas, sí que se podría realizar una "interpretación extensiva" de la misma para utilizarla en este caso. Es aquí donde se abre la posibilidad de marcar el aplazamiento, que no la suspensión, de las elecciones del 5 de abril. Los gobiernos gallego y vasco podrían acogerse a esta vía.
  • Otra de las opciones que sería prácticamente imposible de llevar a cabo dado el tiempo que se maneja sería la reforma exprés de la ley electoral. Se tendría que acordar entre los partidos un proyecto de ley que evitaría el trámite de enmiendas para no alargar el proceso pero aún así se tendría que hacer antes de principios de la semana que viene, algo que parece improbable.
  • También, podría sufrir modificaciones la Ley General de Sanidad que habilita la adopción de medidas excepcionales si se dan razones sanitarias de urgencia pero no concreta si entre ellas cabe algo parecido al aplazamiento de unas elecciones. Una posibilidad que parece remota también por el tiempo del que se dispone.

¿Qué quieren los partidos?

Aunque no tienen competencias, los presidentes gallego y vasco sí que han mostrado sus preferencias. En Galicia, Alberto Núñez Feijóo aseguró este martes que vería "razonable" la opción de suspender los comicios del 5A para que no se ponga en "riesgo" la salud pública de la comunidad gallega.

Por su parte, desde el Ejecutivo vasco de Íñigo Urkullu han pedido que las "lagunas" en la legislación hacen necesario un gran acuerdo "político e institucional" tanto para celebrar los comicios como para suspenderlos.

En España

    0
    comentarios

    Servicios