Menú

Interior será la pieza clave del estado de alarma; las Fuerzas Armadas, listas para intervenir

Marlaska prepara un protocolo urgente. Robles se reunirá este domingo con el JEMAD y el general jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

0
Marlaska prepara un protocolo urgente. Robles se reunirá este domingo con el JEMAD y el general jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME).
Agentes de las Policía Nacional. | Europa Press

El ministerio del Interior, que dirige Fernando Grande Marlaska, será la pieza clave para que el Gobierno pueda gestionar el decreto de estado de alarma que ha sido aprobado por el Consejo de Ministros. Especialmente, dos puntos críticos del mismo, la restricción de movimientos de los ciudadanos para evitar que continúe la propagación del coronavirus y el confinamiento en los hogares.

La Policía Nacional y la Guardia Civil llevan varios días limitando y racionalizando los servicios que prestan sus efectivos –la Policía ha anunciado este mismo sábado que deja de renovar los DNI y pasaportes salvo para casos de urgencia– con el objetivo de que el grado de contagio entre sus agentes sea mínimo y puedan contar con la inmensa mayoría de los más de 150.000 efectivos que suman entre ambos cuerpos para poder controlar las calles.

Todos los agentes se encuentran desde hace horas fácilmente localizables para que puedan incorporarse al servicio en el momento en el que sean necesarios y puedan multiplicar su presencia habitual en las calles. Una ayuda fundamental para esta gran disponibilidad son las propias restricciones gubernamentales a las actividades sociales, públicas y lúdicas, a las que en circunstancias normales se destinan un importante número de agentes.

En las unidades más operativas, según han confirmado a Libertad Digital fuentes policiales y del Instituto Armado, ya se ha hecho saber a los agentes que no podrán contar en las próximas semanas con días libres por asuntos propios o complementarios.

Para poder dotarle de todos los recursos necesarios, Interior no sólo tendrá bajo su mando a los efectivos de las Fuerzas de Seguridad del Estado, sino también de los Mossos d'Esquadra, la Ertzaintza, la Policía Foral de Navarra y los cuerpos policiales locales, que dejarán de depender orgánicamente de consejerías autonómicas y corporaciones municipales para estar a las órdenes de Interior. Una decisión única en los más de 40 años de democracia moderna.

El decreto del estado de alarma especifica que el departamento de Grande Marlaska tendrá el control directo tal cual de los cuerpos autonómicos, pero el mando de los mismos se hará a través de las Juntas de Seguridad que vienen funcionando hasta ahora para coordinar la acción de los cuerpos estatales y los regionales, en lo que parece un guiño a las peticiones de los partidos nacionalistas vascos y catalanes.

Los agentes policiales serán los encargados durante los próximos días o semanas de garantizar que se cumplan los puntos del estado de alarma decretado por el Gobierno. Serán los corten parcial o totalmente las carreteras a requerimiento del Ministerio del Interior y los que se aseguran que tanto el tráfico rodado de calles y carreteras como el tráfico de peatones se hace cumpliendo las normas del decreto.

Interior trabaja con urgencia en un protocolo

Fuentes del Ministerio del Interior han explicado a LD que esta misma noche se ha producido una reunión a la que han asistido, además del propio ministro, el secretario de Estado de Seguridad, la subsecretaria del Ministerio, directores generales de Policía y Guardia Civil, directores adjuntos operativos de ambos cuerpos, secretario general de Instituciones Penitenciarias, director general de Tráfico, director de Protección Civil y Emergencias.

En las próximas horas el ministro dictará una orden en la que se establecerán los criterios de actuación para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en relación al Real Decreto por el que se declara la situación de estado de alarma. Esta orden incluirá los mecanismos de coordinación con los cuerpos policiales estatales, autonómicos y locales, establecerá los criterios para aplicar las medidas de control de la movilidad, para el apoyo al trabajo del personal sanitario, para garantizar el suministro de productos sanitarios, alimentarios y de primera necesidad, para garantizar el funcionamiento de las infraestructuras críticas, etc…

Las Fuerzas Armadas, listas para intervenir

El Gobierno central tiene también en estado de alerta a las Fuerzas Armadas, que desde hace unos días suspendieron todo tipo de maniobras y adiestramientos para evitar que la propagación del coronavirus pudiese mermar a sus efectivos. En palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, actuarán "en última instancia" tanto para apoyar a las fuerzas de seguridad en el cumplimiento de sus funciones como a los medios sanitarios.

El Ministerio de Defensa no ha podido o sabido ampliar el papel que jugarán las FAS más allá de las palabras de Sánchez y de reiterar que se encuentran preparadas para lo que se las necesite. Precisamente, la ministra Robles presidirá este domingo una reunión para diseñar un operativo al que están convocados los responsables políticos del departamento, el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) y el jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

En España

    0
    comentarios

    Servicios