Menú

Insólita situación en el Congreso: un hemiciclo casi vacío y Arrimadas dice que intervendrá telemáticamente

El reglamento de la Cámara Baja exige que los oradores estén presentes; Casado y Vox cerrarán filas con Sánchez.

El reglamento de la Cámara Baja exige que los oradores estén presentes; Casado y Vox cerrarán filas con Sánchez.
El Congreso de los Diputados. | David Alonso Rincón

Este miércoles, a las nueve de la mañana, Pedro Sánchez comparecerá en el Congreso de los Diputados para informar sobre la declaración del estado de alarma en España con el fin de afrontar la situación de emergencia sanitaria provocada por el coronavirus. Un Pleno en el que se verá una imagen insólita por dos razones.

Primero, porque estará prácticamente vacío el Hemiciclo: tan solo una treintena de diputados ocuparán sus escaños. Y por otro lado, se verá una unión entre los grupos poco habitual en la Cámara Baja, aunque no habrá votación.

Pero más insólito aún es la situación creada ante la petición de Inés Arrimadas, en la que volvía a insistir este martes, de que el pleno sea telemático, siguiendo la misma modalidad empleada en casi todos los últimos consejos de ministros o en las ruedas de prensa que están teniendo lugar estos días, incluidas las de la propia líder de Ciudadanos. El artículo 70.2 del reglamento de la Cámara Baja establece que "los discursos se pronunciarán personalmente y de viva voz. El orador podrá hacer uso de la palabra desde la tribuna o desde el escaño".

A ello se acoge la presidenta, Meritxell Batet, y la Mesa del Congreso -el órgano de gobierno de la institución en el que Ciudadanos no tiene representación- para rechazar la petición del partido naranja. Sin embargo, Arrimadas, preguntada por ello en la rueda de prensa que ofrecía este martes para explicar sus propuestas económicas ante la crisis del coronavirus, argumentaba que el Congreso, como institución, debe "dar ejemplo" y recordaba que para poner en marcha un pleno hace falta mucho personal de la Cámara, como ujieres, taquígrafas, policías, iluminadores y el equipo que se encarga de la realización audiovisual, además de diputados y asesores de los grupos.

arrimadastribuna-04-01-20.jpg
Inés Arrimadas, en la tribuna del Congreso. | EFE

Algo que supone, decía, un "riesgo" más aún "teniendo en cuenta que ha habido muchísimos positivos por coronavirus entre los diputados y entre los miembros del propio Gobierno".

"Los portavoces debemos explicar nuestros discurso de viva voz, pero es verdad que en una situación como esta estoy convencida de que se podría hacer también de forma telemática" concluía, advirtiendo que, en cualquier caso, no habrá diputados de Ciudadanos y que ella, en avanzado estado de gestación, hablará de manera remota.

"Los diputados de Ciudadanos no asistiremos presencialmente al Congreso, porque no queremos exponer a ningún trabajador ni a ningún portavoz a este riesgo y porque queremos ser ejemplares. Y lo que le estamos pidiendo a la gente, a los trabajadores y a los autónomos, tenemos que ser nosotros los primeros en haberlo" afirmaba, especificando que "mi intervención como portavoz será por medios telemáticos".

En la misma línea se manifestaba en Twitter el portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, que está en cuarentena por tener síntomas aunque no se sabe si está infectado.

Casado y Abascal apoyarán a Sánchez

Desde el principal grupo de la oposición, el Partido Popular, ya han avanzado que ahora toca estar con el Gobierno "a las duras y a las maduras", y que ya más tarde habrá tiempo de depurar responsabilidades. Este apoyo es lo que le va a trasladar mañana Pablo Casado a Pedro Sánchez en su comparecencia.

Un discurso al que, por parte del PP, asistirán además de Casado, la portavoz popular Cayetana Alvarez de Toledo; el secretario general de la formación, Teodoro García Egea; el jefe de Gabinete de Casado, Pablo Hispán y el secretario general del grupo parlamentario Guillermo Mariscal. Además, como representante de la Mesa del Congreso también estará Adolfo Suarez Illana.

Por su parte, Vox hará un frente común y mostrará su apoyo al Gobierno para prorrogar el decreto del estado de alarma, después de que el líder del partido, Santiago Abascal, ofreciera sus votos para sacar adelante todas las medidas que fueran necesarias y dejar, así, de depender de "comunistas y separatistas".

casado-abascal.jpg
Pablo Casado y Santiago Abascal, en el Congreso de los Diputados. | EFE

De hecho, la formación derechista "celebra" las restricciones impuestas hasta ahora por el Gobierno para frenar la expansión de la pandemia, aunque ha pedido permitir, según avancen los días, que los comercios puedan abrir para paliar los efectos de la crisis económica que está provocando la pandemia.

Debido a la cuarentena impuesta al presidente de Vox tras haber contraído el coronavirus, al igual que el secretario general, Javier Ortega Smith, y la secretaria del grupo en el Congreso, Macarena Olona, el máximo representante en el Pleno por parte del partido será el portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros.

Espinosa ha permanecido en cuarentena voluntaria en su casa tras asistir a Vistalegre, al igual que el resto de diputados del partido, a pesar de haber dado negativo en las pruebas. Junto a él estarán otros dos diputados, que Vox todavía no ha dado a conocer.

Los que asistirán y los que no

Por parte del PSOE acudirán al Pleno de este miércoles su portavoz, Adriana Lastra, y cinco diputados más: Rafael Simancas, Isaura Leal, Zaida Cantero, Daniel Viondi, Omar Anguita. Por parte de Podemos serán Pablo Echenique y Enrique Santiago los que representen al partido morado. Gabriel Rufián representará a ERC mientras que Aitor Esteban acudirá como portavoz del PNV.

También habrá representación de los grupos minoritarios: Néstor Rego (BNG), Iñigo Errejón (MÁS PAÍS), Tomás Guitarte (TERUEL EXISTE), Isidro Martínez Oblanca (FORO ASTURIAS) y Sergio Sayas (UPN). Los que han optado por no asistir, al igual que Cs, son los diputados de Junts per Cataluña, de la CUP y de Bildu.

El presidente del Gobierno intervendrá, sin límite de tiempo, y los representantes de los grupos parlamentarios, de mayor a menor salvo el Grupo Socialista, que hablará en último lugar, dispondrán de 15 minutos para fijar posición. Tras la contestación del jefe del Ejecutivo habrá réplicas, en su caso, de cinco minutos.

En España

    0
    comentarios

    Servicios