Menú

Cebrián anima a presentar una querella contra el gobierno por negligencia en la crisis del coronavirus

A Sánchez le cae la del pulpo por su bochornoso e intragable Aló presidente.

0
A Sánchez le cae la del pulpo por su bochornoso e intragable Aló presidente.
Juan Luis Cebrián con Baltasar Garzón | EFE

El Mundo

"Sánchez extiende la alarma entre críticas a su gestión". Y tanto. Yo soy Sánchez y me largo a Groenlandia en el Falcon. Rosell le echa un broncazo de campeonato por sus comparecencias de autobombo. "Lo que hizo Sánchez el sábado con una intervención que parecía un lavado de imagen por las críticas recibidas en los últimos días por tantos desaciertos del Gobierno, sobre todo por su inacción hasta las irresponsables manifestaciones del 8-M, y que fue un ejercicio de engorde de culto al líder. Teniendo en cuanta que el presidente tenia intención de ofrecer ayer una rueda de prensa" para alargar el estado de alarma "no se entiende a qué vino la larguísima intervención televisada del sábado por la noche en la que no anunció absolutamente nada y se dedicó a vanagloriarse de algunas de sus decisiones, a repasar un sinfín de datos conocidos por todos de sobra y a reiterar mensajes que incluso pierden fuerza cuando suenan demasiado manidos en boca de un dirigente político". "Sánchez debe dirigirse a la nación cuando toca, no aprovecharse del cargo para dedicarse a sí mismo espacios de más de 70 minutos sin contenido alguno disfrazando de liderazgo lo que es autobombo". Mucho nos tememos que no sabe hacer otra cosa.

Federico Jiménez Losantos dice que "da igual que Sánchez declare mañana la prórroga del estado de alarma, que lo llame de excepción o de guerra, porque sólo ha demostrado que no sabe qué hacer con él. "Si algún día se sienta en el banquillo este gobierno por dejar en función de sus obsesiones ideológicas colectivistas o sus intereses políticos que la crisis haya alcanzado el nivel más letal del mundo, sus expertos y siervos mediáticos deberían sentase al lado". Tenemos un presidente que "además de criminalmente negligente es un completo inútil". "Mientras tanto, el gobierno y sus teletubbies atacan a la comunidad y a la alcaldía de Madrid por tomar la iniciativa ante la parálisis de Sánchez". No esperábamos otra cosa de esa gentuza, pero no va a colar, esta vez no.

El País

"El gobierno pide prolongar el estado de alarma 15 días". Como novedad, el artículo de Cebrián que va más allá de la crítica al gobierno. "Las principales instituciones mundiales denunciaron hace meses que un brote de enfermedad a gran escala era una perspectiva tan alarmante como realista y alertaron de que ningún gobierno estaba preparado". Y empieza a repartir. "Los llantos de cocodrilo de tantos gobernantes, en el sentido de que nadie podía haber imaginado una cosa así, no tienen ningún sentido. No solo hubo quienes lo imaginaron: lo previeron y advirtieron seriamente al respecto. Ha habido negligencia por parte de nuestros gobernantes", dice, y importante, "en Francia ya hay querellas contra el gobierno".

"Se ha reaccionado tarde y mal. Faltan camas hospitalarias, falta personal médico, faltan respiradores, y falta también transparencia en la información oficial. En nuestro caso los periodistas tienen incluso que soportar que sus preguntas al poder sean filtradas por el secretario de Comunicación de la Moncloa", enemigo declarado de la crítica al gobierno, tócate. Y que esto lo denuncie Cebrián en el periódico del régimen tiene su mérito.

"El 24 de febrero la OMS declaró oficialmente pandemia. En nuestro caso se alentó la asistencia a gigantescas manifestaciones, se minimizó la amenaza por parte de las autoridades, e incluso el funcionario todavía hoy al frente de las recomendaciones científicas osó decir entre sonrisas que no había un riesgo poblacional", en referencia a Fernando Simón.

Y anima a poner denuncias penales a la ciudadanía. "Es lícito suponer que, además de las responsabilidades políticas los ciudadanos tendrán derecho a demandar la reparación legal si hay negligencia culpable". "La impresión dominante es que el gobierno es prisionero en sus decisiones de los pactos con sus socios de Podemos y los independentistas catalanes y vascos. En una palabra, la conveniencia política prima, incluso en ocasiones tan graves como ésta, sobre la protección ciudadana". Chúpate esa. Y esto lo dice Cebrián nada sospechoso de ser un ultraderechista peligroso.

ABC

"Atrincherados ante la semana más trágica". Lleva una encuesta que dice que "los españoles ven insuficiente la acción de Sánchez". Negligente, más bien. Le llueven tortas en el editorial por su Aló presidente del sábado, "interminable monólogo para simular que está al frente de la crisis. Sánchez sobreactúa. Sánchez está en el momento más delicado de su vida política, y aun así trata de sacarle partido, pero tanto tacticismo resulta incomprensible, y por eso sus explicaciones son insuficientes". Y por cierto que seguimos esperando que pida perdón por el 8-M, cuando "echó a España a la calle para rentabilizar su obra de ingeniería ideológica. Si España está en guerra, la inmensa desgracia es que su gobierno, nuestro gobierno, se haya enterado tan tarde".

Ignacio Camacho también critica la "sobredosis de verborrea". "Ahora los españoles soportamos una doble condena: la de resistir enclaustrados y la de esta cháchara inmisericorde y hueca con que el presidente pone a prueba nuestra paciencia tratando de convencernos de que gobierna". #YoApagoLaTeleCuandoSalgaSánchez. Pásalo.

Isabel San Sebastián se niega a aceptar "la consigna oficial que nos insta a permanecer silentes ante la inepcia culposa que está demostrando el gobierno en la gestión de esta pandemia" y hace una lista de acusaciones tan larga que no puedo reproducir aquí. "Cuando todo esto pase, habrá que pedir cuentas donde corresponda. De momento, callar sería otorgar y yo me niego a comportarme como si lo que estamos sufriendo fuera una plaga divina y no el fruto de la soberbia aliada con la incapacidad". Te van a detener, Isabel, estamos a un paso de convertirnos en un país comunista.

La Razón

"Sánchez rechaza el cierre total pese al repunte del virus". "España se queda sin 50.000 test por el bloqueo del Gobierno". Marhuenda centra sus criticas en el Ministerio de Sanidad. "Cabe preguntarse si realmente las autoridades sanitarias al frente de esta crisis están haciendo todo lo que está en sus manos. Los hechos están corroborando que el gobierno va por detrás de los acontecimientos". Dice que "no es el momento de dirimir las responsabilidades en la gestión, pero es necesario reforzar los equipos que están al frente en el Ministerio de Sanidad aunque supongan ceses". "Puede que Sánchez no quiera salir dañado de esta crisis pero eso es algo que parece imposible porque el desperfecto va a ser colectivo". Ya lo es. "Hay que exigir a Sánchez mucho más. No es el momento, pero está claro que este gobierno, salvando excepciones, no tiene capacidad operativa y es un puro apaño para sostenerse en la Moncloa". Pues para no ser el momento le están cayendo palos a diestra y siniestra. Un consejo, Sánchez, quítate de encima a Iglesias. Siendo optimista, es lo único que puede salvarte.

En España

    0
    comentarios

    Servicios