Menú

El último problema de la Policía: enfermos de coronavirus huyendo de los hospitales sin el alta

La Guardia Civil está poniendo una media de 3.000 denuncias diarias, mientras que la Policía puso 6.000 solo en el día de ayer.

0

Los casos de irresponsabilidad ciudadana durante el estado de alarma parecen no tener fin. Las Fuerzas de Seguridad han multado a más de 50.000 personas en los últimos días y los arrestos se empiezan a acercar al millar. Pero en las últimas horas se ha conocido nuevos casos que superan con creces las raves clandestinas, las escapadas al monte para liberar la cabeza de la crisis sanitaria o los bares que siguen funcionando a puerta cerrada.

El director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, el comisario principal José Ángel González, ha explicado este martes que en los últimos días han empezado a encontrarse con casos de personas infectadas por coronavirus que, cansadas de estar en el centro hospitalario en los que están siendo atendidos, deciden huir del mismo sin tener el alta de los médicos, lo que supone un grave riesgo para el resto de ciudadanos.

"Hay varios casos de pacientes ingresados en distintos hospitales, que sin darles el alta ningún médico, han abandonado los mismos", ha explicado durante una rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa, en la que ha explicado que luego supone "un grandísimo trabajo de localización, de ver la trazabilidad y con qué taxi se han ido", para tratar de cerrar el círculo de los posibles nuevos infectados que puede haber dejado.

El máximo responsable operativo de la Policía ha explicado que los casos de personas que están incumpliendo las restricciones del estado de alarma siguen existiendo y puso como ejemplo que ayer lunes se detuvo una persona en la ciudad de La Coruña después de que los agentes se lo encontraran por segunda vez en el mismo día incumpliendo el estado de alarma. La primera vez, le multaron. La segunda, le detuvieron.

La Policía Nacional interpuso sólo en el día de ayer unas 6.000 multas a personas que estaban incumpliendo las normas establecidas por la crisis sanitaria y detuvo a 61 ciudadanos. En el caso de la Guardia Civil, el Jefe de su Estado Mayor, el general de brigada José Manuel Santiago, ha explicado que su institución está imponiendo una media de 3.000 sanciones diarias desde el estado de alarma.

De igual manera, fuentes policiales han explicado que en las últimas horas se ha localizado un gimnasio en la ciudad de Alicante que seguía funcionando pese a que el decreto de alarma obliga al establecimiento a estar cerrado. El mismo funcionaba con la persiana bajada, pero la música delataba su actividad. Cuando los agentes entraron en el mismo se encontraron a varios usuarios en el mismo y varios carros de compra depositados en la recepción.

En España

    0
    comentarios

    Servicios