Menú

El Consejo de Ministros es "un saloon del oeste en un día de paga a los vaqueros"

La curva no llega, los equipos tampoco, mientras en el Gobierno andan a sillazo limpio y tratando de amordazar a la oposición.

0
La curva no llega, los equipos tampoco, mientras en el Gobierno andan a sillazo limpio y tratando de amordazar a la oposición.

El Mundo

"El virus diezma a los sanitarios por el retraso en la protección". "Trabajadores de los hospitales organizan demandas al gobierno". Pues si necesitan ayuda que no duden en pedirla.

El editorial de hoy es para dar un aplauso a las empresas, esas que tanto odia Pablo Iglesias, nuestro próximo presidente del gobierno como el bicho se siga ensañando con el gobierno. Aunque quién sabe, él tampoco es inmune y según dicen el virus debe ser feminista y ataca más a los hombres que a las mujeres. Lo que es seguro es que fue a la manifa del 8-M. "En un momento en el que España afronta una crisis sanitaria sin precedentes, lo que está llevando al sistema público de salud al límite de sus capacidades, resulta gratificante el compromiso social acreditado por las empresas españolas a la hora de prestar auxilio en la lucha contra la pandemia". "Ello contrasta con la imprevisión del gobierno y con la inoperancia de Sanidad para acceder en el mercado a suministros imprescindibles". Se creyeron que esto era un mercado persa y se pusieron a regatear. Vaya pandilla.

"Resulta inexplicable que una parte de la izquierda porfíe en sus críticas a las donaciones altruistas que reciben las administraciones públicas". Estamos seguros de que rechazarán los respiradores si enferman ellos o sus familiares. "Las grandes empresas españolas, pese al panorama de incertidumbre que se cierne sobre la economía, están demostrando su solidaridad y su firme compromiso social. Solo a través de la colaboración pública-privada podrá España superar esta emergencia nacional". A ver si se le mente en la dura cabezota a nuestra izquierda sectaria.

Federico Jiménez Losantos critica la última mentira del Gobierno. "La checa desinformativa del gobierno que dirige Oliver, se negó a explicar el estado de salud de Carmen Calvo". Que si positivo pero no del todo, que si un negativo a medias, posible pero no probable, vamos que nos lo pasamos pipa con el comisario Oliver. "Cuando Franco se puso grave, el equipo medico habitual daba dos comunicados médicos diarios. El gobierno social comunista oculta el estado de salud del Poder. Aquello era una dictadura. Esta ¿qué es?".

Y es que lo de Calvo no es un asunto privado. Como dice Santiago González, "imagine, presidente, que corre el escalafón y su vicepresidente avanza y ejerce las prerrogativas sustitutorias". "Ojo, presidente con lo que nos puede dejar al cuidado del gallinero". Insensato.

El País

El País actúa ya sin disimulo como portavoz del régimen. Tipo NODO. Ursula Von der Leyen "aplaude la idea de Sánchez de un plan Marshall". ¿Desde el balcón de su casa? Carta de Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, a los españoles. "Quisiera encomiar la labor realizada por el presidente Pedro Sánchez y el gobierno para gestionar esta crisis sin parangón. España ha actuado con prontitud y fortaleza, adoptando medidas pioneras para contrarrestar la propagación del virus". ¿No tienen un poco de pudor? ¿No entienden que esto lo único que genera es que nos descojonemos de risa los que aún estamos sanos y no tenemos bajas entre nuestros seres queridos? Porque a los caídos maldita la gracia que les hará. Por cierto, ¿cuánto nos ha costado este ejercicio de propaganda de Sánchez?

Frente a la línea editorial fascistoide, aún hay opinadores críticos. A ver lo que duran. Dice Jabois que "resulta irresponsable reclamar unidad desde el Gobierno exigiendo que esa unidad implique ausencia de crítica. Entre ser criticado por poner la alarma tres horas antes que lo habría sido, y ser criticado por ponerla tres horas después, el gobierno eligió el sueño. Y, no pudiendo evitar la pesadilla, podría haberla hecho mas corta".

Francisco de Carreras, muy bondadoso, piensa que "la actuación del Gobierno ha sido tardía, una irresponsabilidad grave, pero que en cuanto se ha puesto en acción, el 9 de marzo, el ejecutivo lo está haciendo razonablemente bien". Fenomenal, no hay más que preguntar a los sanitarios, que dan palmas con las orejas ante lo bien que lo está haciendo el ejecutivo.

"Llegó tarde el gobierno, de eso ya no caben dudas. Los ciudadanos ignorábamos la magnitud de la tragedia, pero no los responsables políticos: ya habían recibido suficientes informes y recomendaciones de organismos científicos europeos e internacionales como para tomar las medidas pertinentes y no lo hicieron, exactamente no tomaron ninguna". Pero que vamos, que el gobierno "tarde, lo hace bien". A ver cómo le explicas esa indulgencia a los familiares de los muertos por tamaña irresponsabilidad, Carreras.

Y por cierto, El País confirma. El coronavirus es feminista. "La víctima más frecuente: hombre, mayor de 80 años y con patología previa". Pero como en la mani había más mujeres pues oye, qué iba a hacer el bicho, a alguien había que infectar. A buen hambre no hay pan duro.

ABC

"Sin medios". "Mas de 5.400 contagiados entre el personal sanitario mientras empresas y autonomías reclaman al gobierno mayor agilidad en las compras y reparto de material". "Defensa fija justo un día después del 8-M el inicio del desastre en su petición de ayuda a la OTAN". ¿Se ha sumado Margarita Robles a la campaña de mentiras del Gobierno? Pues apañados vamos.

El editorial enmienda la plana a esta falsedad. "El Gobierno debió haber reaccionado mucho antes en lugar de fomentar manifestaciones masivas de modo irresponsable. Trató de aleccionar ideológicamente al ciudadano en lugar de exigirle prudencia. Ya en ese momento, algunos países formalizaban la compra de suministros médicos esenciales, equipos de protección sanitaria y medicamentos". Pero aquí, hala, fiesta, a la luna de Valencia. "El gobierno ha ido a rebufo de los acontecimientos. Y los medios de comunicación, imbuidos de la irrelevancia que concedía Sánchez al virus, también debemos hacer una reflexión crítica. España necesita un reparto de culpas equitativa, peo es el gobierno quien nos fuerza a sufrir ahora las consecuencias de una lucha viral en peores condiciones que países mucho más precavidos". Pues Bieito, yo me lavo las manos, si el gobierno miente los medios no somos adivinos.

Y mientras, cuenta Álvaro Martínez, "cada discusión debe dejar en la mesa del consejo de ministros un ambiente parecido al de un saloon del Lejano Oeste un día de paga a los vaqueros, a sillazos entre la parte podemita y la socialista. Y así es muy difícil". Como si se matan.

La Razón

"Sánchez desoyó compara test y limitar vuelos hace un mes". "La directora de Salud aconsejó al ministro Illa suspender el 8-M". Y parece que Casado se ha hartado de hacer de tonto útil de Sánchez, "romperá hoy la tregua al Gobierno y enmendará la gestión de la crisis". Porque como dice el editorial "la lealtad que esta demostrando no debe impedir el control parlamentario".

Francisco Marhuenda estrena hoy columna en La Razón. "Es estrambótico que la izquierda quiera someternos a una mordaza temporal exigiendo que no se pueda realizar ninguna crítica hasta que finalice esta terrible pandemia", como si estuviéramos a sus órdenes. "Un gobierno que esté tranquilo por las decisiones que ha tomado no tiene por qué preocuparse por las criticas. No entiendo los nervios que existen en la coalición que nos gobierna y que se hagan apelaciones a la responsabilidad. Una cosa es ser responsables y otra muy distinta es convertirnos en unos mansos y sumisos ciudadanos. Los políticos y los periodistas están en su derecho a expresar su opinión, a cuestionar aquello en que no se esté de acuerdo y en exigir responsabilidades si considera que hay cosas que no se han hecho bien", que pierda el gobierno toda esperanza en su intento de callarnos.

Y noticia de servicio público: "5.000 adhesiones a la denuncia por prevaricación contra Sánchez". "Para sumarse basta con que nos envíen por correo electrónico su nombre y apellidos y el DNI a agcespana2020@gmail.com". Sánchez debe pagar por su negligencia que ha costado ya 3.000 vidas humanas.

En España

    0
    comentarios

    Servicios