Menú

Desde osos en Cangas de Narcea a corzos bajo el acueducto de Segovia: los animales toman las ciudades vacías

La ausencia casi total de actividad humana ha provocado que los animales dispongan de más territorio.

0
La ausencia casi total de actividad humana ha provocado que los animales dispongan de más territorio.
Rebaño de cabras sueltas en una ciudad escocesa. | Cordon Press

Desde que se decretó el estado de alarma el pasado sábado 14 de marzo, las calles están más vacías de lo normal y el tráfico por carretera ha caído según los datos ofrecidos por el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, se ha reducido un 95%, asegurando que se ha conseguido que en días laborables la movilidad sea la del fin de semana.

Con la actividad humana casi a cero, algunos expertos en naturaleza creen que los animales se están envalentonando para adentrarse libremente en algunas ciudades y pueblos en busca de comida y sin temer por el ruido o la presencia de vehículos o personas.

Este fenómeno más propio de películas de ciencia ficción o distopías cinematográficas, se ha visto últimamente en varios pueblos y ciudades españolas y en algunos puntos del resto del mundo. Después de semanas de confinamiento en sus hogares de varios cientos de millones de personas en un esfuerzo por detener la propagación del COVID-19, algunos animales de diversas especies se han visto libres para vagar por territorios más amplios.

Cangas de Narcea: osos por las calles

Según cuenta el diario El Comercio, unos vecinos del pueblo de Ventanueva, en Asturias, grabaron al animal durante la madrugada paseando tranquilamente por la carretera, ajeno a la cuarentena que vivimos las personas por las calles, cerca del cruce con la carretera AS-15.

Segovia: corzos bajo el acueducto

El diario local Acueducto2 cuenta cómo las cámaras de seguridad de la policía local de Segovia de la plaza Oriental, junto al acueducto de la ciudad castellana, captaban una curiosa secuencia a las 02:20 de la madrugada del 5 de abril: una pareja de corzos paseando tranquilamente bajo los arcos del monumento.

Madrid: pavos reales por las calles

La capital española no es una excepción, incluso contando con su magnitud de gran urbe. En ella, un grupo de pavos reales apareció paseándose como si tal cosa por las cercanías de Fuente del Berro.

Bacelona: jabalíes por la Diagonal

La Ciudad Condal vio hace pocos días cómo un grupo de jabalíes bajaba de la Sierra de Collserola, un espacio protegido del área metropolitana de Barcelona, para tomar calles como la Diagonal o el Parque de la Marquesa de la carretera de Collblanc. También se vieron estos animales en la calle Balmes de la capital catalana.

Ciervos, cabras o patos sueltos

Los vecinos de la ciudad japonesa de Nara han sido testigos de la repentina llegada de más de 1.000 ciervos en sus calles debido a la ausencia de vida humana por el confinamiento de la población. Estos animales, que habitan en el Parque de Nara, cercano a la ciudad homónima, no dudaron en darse un paseo por las calles de la ciudad japonesa.

Según relata la CNN en Llandudno, una localidad de Gales, se vio cómo estos días un rebaño de cabras irrumpía en sus calles, paseando tranquilamente entre los edificios. Este hecho se produce pocos días después de que el primer ministro británico, Boris Johnson, introdujera restricciones más estrictas alrededor del movimiento de personas en un intento por limitar la propagación del coronavirus en el Reino Unido.

También se han visto grupos de patos deambulando por las calles de un París vacío, pumas en Santiago de Chile o peces y aves marinas en los canales del agua casi cristalina de Venecia.

En España

    0
    comentarios

    Servicios