Menú

Coronavirus: las residencias de ancianos compran test privados ante la falta de abastecimiento del Gobierno

Los centros de mayores denuncian que el Gobierno sigue reteniendo mascarillas y material de protección en las aduanas.

0
Los centros de mayores denuncian que el Gobierno sigue reteniendo mascarillas y material de protección en las aduanas.
Labores de traslado de ancianos y desinfección de las residencias. | EFE

Las residencias de ancianos son uno de los principales focos de mayor contagio de coronavirus donde, además, debido a que se trata de un grupo de riesgo, se registra una alta mortalidad. Más de 10.000 personas han perdido la vida en estos centros, la mayoría en Madrid, Cataluña y Castilla y León. El número de contagios sigue bailando ya que hasta la fecha no se habían realizado los suficientes test de Covid-19. Una situación que parece estar cambiando.

Madrid

La Comunidad de Madrid ha registrado más de 4.500 fallecidos en residencias desde el inicio de la pandemia de los cuales solo 800 fueron confirmados como positivos. El resto presentaban síntomas similares a los del coronavirus pero no se les realizó un prueba ni antes ni después de la muerte por falta de medios.

Para frenar el número de casos, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha repartido en una semana más de 6.000 test. Fuentes de la consejería de Sanidad han confirmado a Libertad Digital que son los propios centros de mayores los que tienen que pedir las pruebas y que hasta ahora han cumplido con 224 solicitudes. Añaden que las residencias son el destino prioritario de las otras 200.000 pruebas con las que cuenta la región.

Sin embargo, para algunas residencias estas entregas se están realizando tarde. Por ello, el grupo Vitalia, que gestiona 40 centros de mayores, decidió adelantarse y hacer pruebas a sus residentes y trabajadores en una clínica privada. "La semana pasada compramos pruebas PCR a un laboratorio de microbiología y testeamos a todos los residentes y trabajadores de la empresa", explica su director de operaciones, Antonio Morales, a Libertad Digital. Una medida de prevención que, ahora, tras la apropiación del Gobierno de las clínicas privadas ya no se podría llevar a cabo.

Morales critica que "se les hayan cerrado las puertas de los hospitales" y que algunos medios de comunicación hayan hecho "un circo" de la situación de las residencias. También denuncia que el Gobierno "haya parado en la aduana" las 5.000 mascarillas que solicitaron para tener "el estocaje" que creen necesario en todos sus centros. "Las grandes cantidades que compramos llegan con cuentagotas", añade.

Castilla y León

Otro de los principales focos de contagio se encuentra en Castilla y León. Después de que la Junta enviase hace dos semanas miles de test, se ha incrementado el número de contagios entre los mayores hasta los 2.200. En la residencia Santa María de los Mártires han registrado 4 muertes y 9 personas han dado positivo de Covid-19. Para su directora, Yazmin Muñoz, los test son necesarios para evitar más contagios pero cree que "han llegado muy tarde, cuando ya hemos dado palos de ciego". Además, señala que "aunque acotan el círculo" no son "100% fiables. Habría que repetir las pruebas a las personas con síntomas".

Una crítica a la gestión de la crisis que no viene sola. Muñoz explica a Libertad Digital la llegada de "un equipo Covid formado por médicos de atención privada y no por internistas". La directora de la residencia asegura que "no hay coordinación con el centro de salud. Tampoco considero que este equipo pueda hacer más que lo que hace el centro de salud".

Andalucía

En Andalucía desde este fin de semana, el Gobierno regional está repartiendo 90.000 test a los centros de donde se han registrado al menos 1.300 infectados. Una medida que, sin embargo, desde la Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (FOAM) tachan de insuficiente. Su presidente, Martín Durán, asegura a este periódico que el diagnóstico tiene que ir acompañado de un aislamiento externo: "las personas contagiadas, en vez de estar en hospitales, continúan en las residencias. Eso hace que la proliferación del virus siga aumentando". Durán cree que sin esta medida no se frenará al virus. "Una residencia no es un hospital. No está preparada para aislar a personas", explica.

Junto a esta medida, desde FOAM han solicitado al Gobierno regional que las residencias aumenten la comunicación con los familiares de los ancianos.

En España

    0
    comentarios

    Servicios