Menú

Dictadura de hecho: los caudillos Sánchez e Iglesias implantan la censura

El gobierno social-comunista está dando un golpe de Estado encubierto. Censura informativa y cerrojazo al Portal de Transparencia.

0

El Mundo

"El Gobierno utiliza el CIS para justificar la censura a medios". "Pregunta si cree que el gobierno debe prohibir informaciones que considere poco fundamentadas", "que no hay que criticar al ejecutivo". Y por si esto no fuera lo suficientemente alarmante, "Sánchez cede ante Iglesias y obliga a Escrivá a adelantar la renta mínima". Iglesias, caudillo de España.

El editorial va por el pacto trampa de Sánchez. "El valor de la palabra de Sánchez quedó dilapidado desde que consumó todo aquello que había prometido no hacer. Es lógico que la oposición no se fíe: corresponde a Sánchez demostrar que ha cambiado. Pero a juzgar por la grosera desfachatez del CIS de Tezanos, que ya trata de normalizar la censura, no parece que su jefe quiera abrirse a la humildad de reconocer errores y concertar voluntades". Rosell, ya estamos en otra pantalla. En la de combatir la dictadura de facto que ha impuesto el gobierno.

Javier Redondo cree que Sánchez quiere "ganar tiempo y arrinconar a la oposición a base de triquiñuelas. Pablo Casado ha de resistir los empujones a la cuneta y promover medidas concretas sujetas a discusión y que exponga públicamente". Si Casado quiere ser útil, que no apoye más estados de alarma que nos están conduciendo a un estado autoritario porque, como constata David Jiménez Torres, lo único que vende Sánchez es "humo contra la crisis en cantidades industriales". El estado de alarma solo está sirviendo a los intereses de Sánchez e Iglesias. Raúl del Pozo cree que todavía vivimos en una democracia. "Nuestros políticos parecen desear que los echemos a todos y seguro que lo van a lograr". Eso si nos dejan votar.

El País

El periódico del régimen sigue al pie de la letra las instrucciones del PSOE para perseguir a Casado. "Casado de desliga de un gran pacto y aboga por acuerdos parciales. El líder del PP exige que se negocie con luz y taquígrafos en el Congreso". Qué cosas tiene Casado, mira que exigir transparencia. Dicen Anabel Díez y Javier Casqueiro que "sin el PP puede producirse ese acuerdo, pero ya no será global y siempre quedará que la derecha no participó". ¿A que parece dictado por el propio Sánchez? Pues ahí no queda la cosa. "El esfuerzo del presidente por atraer a Casado fue en vano. El presidente del PP le respondió leyendo los 'insultos' que, según él, había recibido del PSOE". ¿Según él? Por Dios, que los oímos todos los españoles, y en particular los periodistas, un poco de respeto por la profesión.

Por cierto que llevan una entrevista a Arrimadas. Dice la muchacha que "el acuerdo no saldrá si Iglesias impone su ideología". Respuesta de Sánchez: "Pedro Sánchez hace un gesto político relevante en el momento de mayor presión para que rompa la coalición y busque un gran pacto con Cs y PP. El presidente ha decidido incorporar a Pablo Iglesias a la gestión diaria de la crisis del coronavirus, de la que había quedado fuera". Esta es la voluntad de pacto, otra patada en la boca.

Sobre el terrorífico CIS de Tezanos titula: "El 88% de los encuestados por el CIS pide que se apoye al gobierno. El sondeo pregunta si se debe restringir la libertad de información". Y se queda tan pancho, oye. Si quien calla otorga debemos entender que el principal periódico del país, sostenido por el IBEX, respalda la censura y la dictadura.

ABC

"Sánchez quiere legitimar la censura". "Aprovecha el estado de alarma para anular el portal de transparencia y utiliza la encuesta del CIS para predisponer a los españoles a favor de amordazar a los medios". Cunde la alarma entre los medios no afectos al régimen, que pueden terminar cerrados y con sus periodistas en la cárcel. Dice el editorial que "resulta inédito que el CIS pregunte a los españoles si conviene imponer la censura informativa en los medios de comunicación. Estamos ante un intento de pervertir las libertades, de crear el caldo de cultivo para imponer un régimen autoritario. Siendo patentes la imprevisión y la ineficacia del gobierno, y siendo España el país con mayor mortalidad por cada millón de habitantes, resulta insultante que el CIS pregunte si habría que prohibir la difusión de bulos e informaciones engañosas y poco fundamentadas por las redes y los medios de comunicación, de modo que bastasen solo las fuentes oficiales para hablar de la pandemia", que lo único que hacen es mentir y engañar a la gente. "Con esta clase de preguntas del CIS y con su golpe de mano a la transparencia, el gobierno cercena cualquier opción de ser interrogado por algo que le pueda resultar molesto. Así se legitima la censura". La dictadura de facto ya esta aquí.

Ignacio Camacho también está preocupado. "Las preguntas del CIS sobre la gestión de la pandemia reflejan de forma lineal las intenciones del ejecutivo: más que un sondeo constituyen un plebiscito apenas encubierto cuya mal disimulada intención consiste en ratificar el sesgo autoritario que el gobierno pretende implantar… o ha implantado de hecho. Y pobre oposición, pobre prensa las que se atrevan a desoír la voz del pueblo y su abrumador aval al rumbo decidido por el caudillo supremo". María Jesús Pérez suma a Iglesias al golpe de Estado encubierto. "Lo que hay es una bipresidencia del gobierno: Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, por este orden". Mejor bicaudillismo.

La Razón

"El gran pacto se frena y los partidos ven elecciones tras la crisis". Dios te oiga, pero primero, la crisis no se sabe cuándo va a terminar. Y segundo, no está en la cabeza de Sánchez e Iglesias convocar elecciones, ni ahora ni nunca.

La Razón tiene un serio problema. Que su empresa, Atresmedia, lo es también de La Sexta. Por ello se muestra indignado porque "Moncloa usa el CIS para avalar el control de los medios privados". "Tezanos, desbocado: el CIS sugiere controlar la información". "Se trata de un sistema de censura algo menos tosco que otros pasados, aunque de la misma raíz totalitaria, ya que inducen claramente a perseguir las informaciones que no son del gusto gubernamental. Es decir, solo tendrán validez las informaciones que el gobierno considere oportunas, verdaderas, y no nos engañemos, afines a sus intereses".

Pero al mismo tiempo "Atresmedia condena el ataque de Vox a Ferreras y Ana Pastor". Pero es que resulta que el Gobierno ha entregado el control de la información a la empresa de Pastor, Newtral, y a Maldita, de Roures, que ya han censurado informaciones de periódicos no afectos al régimen social-comunista. No se puede estar en misa y repicando. Mientras mantenga La Sexta, Atresmedia tiene un serio problema de credibilidad.

En España

    0
    comentarios

    Servicios