Menú

Iglesias presume de la rectificación para que los niños puedan dar "paseos cortos y controlados"

El vicepresidente segundo lanza un hilo en Twitter justo antes de la comparecencia del ministro de Sanidad asegurando que es "de sentido común".

0
El vicepresidente segundo lanza un hilo en Twitter justo antes de la comparecencia del ministro de Sanidad asegurando que es "de sentido común".
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en la bancada azul del Gobierno en el Congreso. | EFE

A última hora, presumiendo, e incluso con retintín. El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, asestaba este martes un nuevo golpe comunicativo en el seno del Gobierno, ante la avalancha de críticas, de casi todo el arco parlamentario, a la medida de permitir la salida de los niños a partir del 27 de abril, coincidiendo con una nueva prórroga del estado de alarma que se aprobará este miércoles, anunciada el pasado sábado a bombo y platillo por el propio Pedro Sánchez.

O para ser más precisos, a la manera en que esa medida salía a mediodía del Consejo de Ministros y era explicada en la rueda de prensa posterior por la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero. En vez de paseos al aire libre los pequeños deberían conformarse con acompañar a sus padres al cajero o al supermercado, algo que desataba incluso indignación, por ser precisamente uno de los focos de mayor riesgo de contagio de Covid-19.

Pero con las redes hirviendo en contra de la medida e incluso dirigentes poco sospechosos de enemigos ideológicos del Gobierno como el líder de Más Madrid, Íñigo Errejón, criticándola severamente, Iglesias tomaba las riendas. Su número dos, Nacho Álvarez, Secretario de Estado de Derechos Sociales, asistía a las seis de la tarde a una reunión con la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y con miembros del ministerio de Sanidad, de la máxima confianza de Salvador Illa.

Tres horas después, y justo antes de la comparecencia de Illa, Iglesias disparaba un hilo en Twitter cargado de intención, en el que comenzaba explicando que acababa de hablar con el ministro; anunciaba triunfalmente que a partir de la semana que viene "los niños y niñas podrán realizar paseos acompañados de personas adultas" y, con rentintín, decía "lo explico". Y lo explicaba: "Niñas y niños deben poder salir a la calle para respirar al aire libre, con paseos cortos y controlados. Es de sentido común. Con esta medida se consigue un equilibrio entre la protección frente a la pandemia y el bienestar emocional de los niños y las niñas".

Echenique pidió una "rectificación" sobre la medida de los niños

Casi a la misma hora comparecía en rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, después de la reunión de la Junta de Portavoces, Pablo Echenique, quien ya abogaba a las claras por una "rectificación" y se refería a lo que ocurre en "algunos países que tienen situaciones epidémicas similares a las nuestras".

Con tono prudente, el portavoz parlamentario de Unidas Podemos pedía que la rectificación se produjese "pronto, porque sería bueno para las familias, para los niños en nuestro país, y pensamos que se puede hacer, humildemente, con todas las cautelas sanitarias". Podemos empezaba así a remontar comunicativamente el partido. Pero el punto ganador, vía Twitter, quedaba reservado para el jefe de filas, Iglesias. Mientras tanto Illa, tras otra larga jornada, se enfrentaba en la sala de prensa de la Moncloa a preguntas sobre el nuevo capítulo de descoordinacion del Gobierno.

En España

    0
    comentarios

    Servicios