Menú

Vapuleo al Gobierno por su política de "anunciar y rectificar" generando "alarma y confusión"

Los socios del Ejecutivo se suman a PP y VOX y denuncian los "errores de bulto" del Ejecutivo en su última medida sobre los niños

La palabra del día es la "rectificación". La que este martes perpetró dos veces en cinco horas el Ejecutivo en relación a su medida de permitir "paseos" a los niños menores de 12 años ha provocado un auténtico vapuleo de los grupos de la oposición, especialmente elocuente en el caso de los socios del Gobierno. Paradójicamente, la única formación que no denunció los bandazos de Pedro Sánchez fue quien forzó este martes el cambio de guión, Podemos, y el portavoz parlamentario Pablo Echenique quien avanzó el anuncio de Salvador Illa en Moncloa.

"Señor presidente, me ha escuchado desde esta tribuna manifestarle la posición de nuestro grupo parlamentario muchas veces cautelosa respecto a ir demasiado rápido en relación en medidas de flexibilidad del confinamiento. Con la misma claridad quiero decirle que vamos por buen camino, que pensamos que el Gobierno está tomando las decisiones correctas y que las cosas se están haciendo bien".

Una solitaria palmada en la espalda de Pedro Sánchez que servía de algodón previo a la aguja. El resto de sus socios parlamentarios no escatimaron en críticas por los giros de 180 grados del Ejecutivo.

Rufián toma a Churchill como ejemplo

En primer lugar, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, quien anunció nuevamente su abstención a la prórroga del estado de alarma y resumió así la política comunicativa del Gobierno: "Ustedes anuncian y rectifican. Anuncian y rectifican y eso no es comunicar. Eso es alarmar y confundir. Le recuerdo algo, sobre todo a usted, señor presidente: Churchill ganó la guerra y dos meses después, perdió las elecciones, simplemente porque no lo supo comunicar".

Rufián además criticó duramente que "comuniquen militares y fanáticos". "Está muy bien luchar contra los bulos. Está muy bien luchar contra la bulocracia. Si colocan al zorro a cuidar a las gallinas, se las comerá".

Una denuncia a la que se sumó la representante de Junts x Cataluña, Laura Borrás, para quien "el ataque de sinceridad del jefe del Estado Mayor no es un lapsus sino la mejor prueba de que en esta gestión sobran uniformes y escasean motivos para colgarse medallas".

Borrás recordó que su grupo votará en contra del decreto gubernamental por "la falta de previsión". "El virus sí entiende de gobiernos eficientes o ineficientes. Y lo que no ha hecho distinciones entre los miles de afectados han sido los efectos de las decisiones que ha tomado o que no ha tomado el Gobierno de España. La falta de previsión del Gobierno de España ha sido el prólogo de su misma incapacidad de reacción en el día de hoy". "El Gobierno más progresista de la historia de España está haciendo la gestión más reaccionaria de la historia de Europa: con terminología bélica y ruedas de prensa castrenses".

El PNV: "No puede ser"

De rectificaciones también habló el PNV aunque con el tono sarcástico que acostumbra su portavoz Aitor Esteban. "No creo que limitar la salida de los niños a que acompañen a sus padres a la compra sea la mejor idea". Esteban añadió que "me alegro de que hayan rectificado" pero denunció que "no dieron con la solución más viable" y denuncia las ruedas de prensa y contra ruedas de prensa del Ejecutivo diciendo una cosa y la contraria. "No puede ser que se anuncien medidas antes de definirlas de manera precisa, para luego rectificarlas al poco tiempo de su anuncio. No ha pasado una o dos veces, han sido bastantes más. Si se nos dice que no hay que precipitarse en la relajación de las medidas, tampoco deberían de precipitarse en el ansía de comunicación".

Los que celebran las rectificaciones

Rectificaciones sobre las que, a medio camino entre la crítica y la alabanza, se pronunciaron otros representantes minoritarios como Compromís o el BNG. El portavoz de la formación valenciana, Joan Baldoví, anunció que votará a favor "aunque la gestión siga teniendo errores esta semana de bulto. Celebramos la rectificación con los niños. No tenía sentido". En la misma línea, el representante nacionalista gallego, Néstor Rego, quien invitó al presidente a que "rectifiquen porque, a veces, cuando rectifican aciertan. Les aseguro que en Galicia hay muchos lugares mas seguros que un supermercado o un banco. Está claro que era un despropósito".

PP y VOX: "Tardanza e imprevisión"

Fue el principal partido de la oposición quien más acompañó la crítica de responsabilidad. Aunque su partido apoyará la prórroga del estado de alarma, Pablo Casado no escatimó en críticas contra el Gobierno en su intervención. El líder del PP acusó al Ejecutivo de Pedro Sánchez de "tardanza e imprevisión", y espetó: "Pecan de incompetencia y ponen la propaganda antes que la gestión". "¿Por qué no piden disculpas por sus errores?", preguntó el presidente popular que volvió a pedir explicaciones por las palabras del general Santiago de la Guardia Civil, al afirmar que se trabajaba para minimizar las críticas a la gestión del Gobierno, y por las declaraciones de la ministra Celáa, cuando aseguró que había que evitar los mensajes negativos: "El coronavirus se vence con mascarillas, no con mordazas. Deje de coartar la libertad de los ciudadanos en las redes sociales y no use ni a la Fiscalía y a la Guardia Civil para estos propósitos. Demasiado sufrió ese cuerpo en los 90 con ustedes como para empañar su intachable trayectoria".

Más duro, el presidente de Vox, Santiago Abascal, elevó aún más el tono crítico contra el Gobierno por su gestión de la crisis del coronavirus tras anunciar su segunda negativa a prorrogar el estado de alarma. Vestido de luto, como ha venido haciendo en sus últimas intervenciones en el Congreso, Abascal acusó a Sánchez e Iglesias de ser "un fraude" y "una calamidad" que "ha llenado España de féretros invisibles". "Tenemos el derecho y la obligación como representantes públicos de decirlo", defendió tras dirigirse directamente al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para advertirle de que los ciudadanos, y especialmente la oposición, "tiene derecho a hablar, en esta tribuna, en la calle y en las redes sociales", en plena polémica por la monitorización de las redes sociales.

Y también desde UPN, Sergio Sayas cargó contra un Ejecutivo "instalado en la improvisación permanente y el error constante". "Dan la sensación de ser más un grupo de amateurs mal avenidos que un equipo cohesionado capaz de sacar adelante a España", sentenció el diputado navarro.

En España

    0
    comentarios

    Servicios