Menú

Génova debate si abstenerse en la nueva prórroga del estado de alarma y los barones piden estudiar "otras fórmulas"

Mientras el PP decide qué votará la semana que viene, en Vox han anunciado ya un nuevo "no" a la cuarta prórroga.

0
Mientras el PP decide qué votará la semana que viene, en Vox han anunciado ya un nuevo "no" a la cuarta prórroga.
Casado este miércoles. | EFE

Tras anuncian su "plan para la desescalada" para la crisis del coronavirus, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, confirmó este martes que pedirá al Congreso una cuarta prórroga del estado de alarma que se extenderá desde el 10 hasta el 25 de mayo, y que se espera se vote en la Cámara Baja la semana que viene.

Unos anuncios que el líder del Ejecutivo realizó, una vez más, sin contactar antes con la oposición, a la que no informó tampoco de sus "fases" para la desescalada. Las críticas de Partido Popular, Vox o Ciudadanos no tardaron en llegar, pero también las de sus socios. Por ejemplo, Gabriel Rufián amenazaba al Gobierno durante la sesión del control con las "consecuencias" de no contar con ERC: "¿Cuánto les importa la legislatura?", se preguntaba el separatista.

El nuevo desprecio de Sánchez ha generado también que en el Partido Popular se replanteen su voto afirmativo a esa nueva prórroga del estado de alarma. En las tres anteriores, los de Pablo Casado dieron su sí a pesar de considerar que la gestión del Ejecutivo había sido nefasta. Pero, a una semana de que se vote esa nueva prórroga, los populares valoran la abstención.

Un movimiento que sería un gesto de "descontento" más que otra cosa ya que si los demás partidos se mantienen en la misma posición que en la última votación, o aunque los 13 diputados de ERC pasen de la abstención al no, la prórroga saldría adelante.

Tan solo en el caso de que el PP votara que no se abriría entonces la opción de que la medida del Gobierno no prosperase, algo que descartan voces dentro de Génova. No así en las direcciones autonómicas de los populares.

Barones piden otra fórmula

Este miércoles, en una comparecencia en Galicia, Álberto Núñez Feijóo, alertaba de que "no podemos hablar de normalidad cuando estamos en un supuesto de una alarma excepcional". Tras asegurar que Galicia podía no "avalar" el plan de desescalada de Sánchez porque no ha sido pactado con las CCAA, añadía: "Desde el punto de vista de la democracia y desde el punto de vista legal, me parece que debemos de reflexionar sobre si seguir insistiendo en ampliar el estado de alarma. En mi opinión, hay fórmulas legales en el ordenamiento jurídico español que amparan cualquier plan de desescalada por razones sanitarias sin acudir al estado de alarma".

En esta misma línea, se pronunciaba este miércoles por la mañana en Onda Cero el presidente andaluz. Juanma Moreno considera que Sánchez está abusando de la fórmula del estado de alarma, y opina que no podemos extenderlo más allá de lo razonable. "No me parecería razonable extenderlo hasta finales de junio", sentenciaba.

Por su parte, el presidente de Murcia, Fernando López Miras, al ser preguntado por si el PP debe apoyar futuras prórrogas del estado de alarma, ha asegurado que "a partir de ahora entramos en un nuevo escenario en el que necesitamos más información" porque "la situación era crítica hasta ahora". "Ahora entramos en una segunda fase de vuelta a la normalidad que necesita de una mayor participación, coordinación e información; ya no se puede firmar un cheque en blanco como se está firmando hasta ahora", ha advertido. Eso sí, se ha mostrado favorable a que, si Sánchez ofrece esas explicaciones, se apoye una cuarta prórroga.

Vox ya ha anunciado que votará no

Mientras en el PP estudian su voto para el próximo miércoles, en Vox ya han anunciado que volverán a votar en contra de las sucesivas prórrogas que, según anunció Pedro Sánchez, serán necesarias para poner en marcha el plan de desconfinamiento que concluirá con lo que ha denominado como "nueva normalidad".

El partido, de hecho, ha recurrido ante el Tribunal Constitucional el decreto de estado de alarma por considerarlo "abusivo" y contrario a los derechos fundamentales. Una postura que el partido adoptó después de apoyar la primera prórroga del Gobierno y constatar, según explicaron, que Pedro Sánchez había aprovechado el decreto para avanzar en sus planes "totalitarios", incluyendo, por ejemplo, a Pablo Iglesias en la comisión del Congreso sobre el CNI. Desde entonces, Abascal se ha negado hasta en dos ocasiones a responder a las llamadas de Pedro Sánchez para pedirle su apoyo a la segunda prórroga y para los llamados pactos de la reconstrucción.

El propio Santiago Abascal admitió que su apoyo no era necesario para que el Gobierno aprobara su propuesta y, durante una entrevista en esRadio, evitó aclarar si habrían optado por el rechazo a las diferentes prórrogas, en caso de que sus votos fueran imprescindibles para salir adelante, como sí ocurre con los del PP.

En España

    0
    comentarios

    Servicios