Menú

El apoyo de Ciudadanos permite a Sánchez amarrar el estado de alarma

Arrimadas alcanza un acuerdo con interlocución "semanal" con el Gobierno, que se compromete a dialogar para "adaptar" los ERTE más allá de la alarma.

Arrimadas alcanza un acuerdo con interlocución "semanal" con el Gobierno, que se compromete a dialogar para "adaptar" los ERTE más allá de la alarma.
Inés Arrimadas, en el Congreso. | EFE

La votación de la cuarta prórroga del estado de alarma este miércoles en el Congreso de los Diputados llegaba con más incertidumbre que nunca y precedida de negociaciones de última hora del Gobierno, fundamentalmente con dos grupos: Ciudadanos y el PNV.

Con los de Inés Arrimadas el Gobierno llegaba a un acuerdo a última hora de este martes, según el cual tendrán una interlocución semanal y se dialogará para mantener las medidas de respaldo económico, singularmente los ERTE, como venía reclamando la líder naranja, "más allá" de la vigencia del estado de alarma. Un apoyo que permite a Pedro Sánchez respirar tranquilo y amarrar la nueva prórroga, dado que tras sumar a los diez diputados naranja bastaba la abstención del PNV, que nunca ha estado en duda.

Los peneuvistas, en línea no en vano con lo manifestado en los últimos días por el lehendakari, Íñigo Urkullu, plantearán enmiendas para que la gestión de la desescalada, iniciada el pasado fin de semana, no sea competencia exclusiva del Gobierno central y se abra a las autonomías. Todo ello mientras el PP deshoja la margarita entre la abstención y el no, después de que Pablo Casado dejase claro el lunes que su grupo ya no apoyaría la nueva prórroga. El creciente frente del no ha ido ganando adeptos, después de que también el lunes ERC confirmase su voto en contra, como también volverán a hacer Vox, la Cup y Junts Per Catalunya.

Así las cosas, si el PP se inclinase finalmente por el no, el apoyo activo o pasivo (con una abstención) de los seis diputados del PNV se antojaría imprescindibles para que el Gobierno —que cuenta como es lógico con el apoyo de PSOE y Unidas Podemos y de varios grupos minoritarios, como Más País, el partido de Íñigo Errejón, el Partido Regionalista de Cantabria y Teruel Existe— pudiese sacar adelante sus propósitos. De no hacerlo, según el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, sería "una tragedia para nuestro país" dado que, explicaba este martes en rueda de prensa tras la Junta de Portavoces, "iríamos a una situación en la que ya el Gobierno no podría restringir la movilidad, no podría restringir ciertas actividades económicas, no podría intervenir ciertas cadenas de producción" enumeraba.

Casado mantiene la incógnita

Con el voto afirmativo del PNV, la decisión que tome el Partido Popular no influirá en la votación de este miércoles ya que el Gobierno se ha garantizado que la prórroga saldrá adelante. Aun así, en Génova continúan debatiendo si su voto será negativo u optarán por la abstención. Al tiempo, los de Pablo Casado quieren dejar claro que Pedro Sánchez tiene un plan B para llevar a cabo la desescalada de la crisis sin la necesidad del estado de alarma.

"El Gobierno puede aplicar otras leyes como la Ley Orgánica de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública de 1986, o su modificación del año 2011; la Ley de Protección Civil o la Ley de Seguridad Nacional para garantizar el mando único en materia sanitaria y para tomar las decisiones oportunas en cuanto a la limitación de movilidad", apuntan desde el PP, "sin limitar así las libertades como en un estado de alarma", añaden.

Será en su discurso de este miércoles cuando Casado anuncie el sentido de su voto tal y como ha explicado Teodoro Garcia Egea en una entrevista En casa de Herrero de esRadio. El secretario general de los populares ha vuelto a insistir en que el PP tiene "claro que no podemos apoyar al Gobierno", descartando una vez más el sí en la votación.

"Ya lo anunció este lunes Casado y los hechos nos están dando la razón. El Gobierno no ha hecho ni un solo gesto para llegar a un entendimiento y, por supuesto, no vemos necesario prolongar el estado de alarma. Y ya que el Gobierno no tiene plan B, el PP ha puesto sobre la mesa tres leyes con las que se puede conseguir el mismo objetivo sin necesidad de prorrogar el estado de alarma pero todavía no hemos tomado ninguna decisión", ha sentenciado.

Vox y ERC votarán no a la prórroga

Vox, al igual que ha venido haciendo en todas la prórrogas del estado de alarma, salvo la primera en la que votó a favor, dirá no al decreto del Gobierno para ampliarlo otros 15 días. El partido argumenta que el Gobierno "no es de fiar" y ha sido incapaz de gestionar la crisis sanitaria y económica provocada por el coronavirus.

Los de Santiago Abascal presentaron un recurso ante el Tribunal Constitucional por considerar que el decreto de estado de alarma ha vulnerado derechos fundamentales ante el recorte de libertades promovido por el Gobierno de Pedro Sánchez, contra el que se han querellado por su gestión de la crisis. El partido no ha aclarado su postura sobre la necesidad de mantener el confinamiento, al entender que es el Ejecutivo el que dispone de los datos suficientes para evaluar si es necesario seguir prolongan o no la restricción de movimiento.

La formación ha insinuado que Cs podría estar negociando con el PSOE presidir la Comisión de la Reconstrucción a cambio de su apoyo a la prórroga. "Sería realmente sorprendente que el futuro de los españoles y de la prórroga del estado de alarma pudiera estar en algún momento condicionado a la presencia en la Mesa de una comisión del Congreso", ha criticado el portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, que ha evitado confirmar este extremo asegurando que será algo que comprobaremos "en los próximos días".

No hay margen para un cambio de voto en ERC, los socios separatistas del Gobierno dejan claro que no pueden seguir dando aliento a un Ejecutivo que ha demostrado no saber gestionar esta crisis sanitaria, "improvisando", y "actuado a remolque", tal y como han afirmado varios dirigentes del partido, de lo que ha venido proponiendo el Gobierno catalán. Los 13 noes de ERC son inamovibles pese a que fuentes del partido admiten conversaciones entre el portavoz Gabriel Rufián y la vicesecretaria general socialista, Adriana Lastra. En ningún caso, negociaciones a más alto nivel, aseguran en ERC.

"Llevamos muchos días advirtiendo de que las cosas tenían que cambiar, estamos de acuerdo con las medidas excepcionales pero no con éste estado de alarma. Ya estaba bien de avisar, había que tomar decisiones", así justificó a pocas horas de la votación el presidente de ERC en el Parlamento catalán, Sergi Sabrià en una entrevista en TVE, el cambio de posición del grupo de Junqueras en el Congreso.

Desde ERC defienden que hasta ahora se habían abstenido "por responsabilidad y para dar un voto de confianza al Gobierno" pero que no se les ha sabido escuchar. Éstas han sido sus explicaciones en público, pero lo cierto es que tras el cambio de postura de ERC se esconden meditados cálculos electorales.

En España

    0
    comentarios

    Servicios