Menú

El PP se abstiene a pesar de acusar a Sánchez de "cesarismo" y "absolutismo"

Casado asegura ahora que "si en 15 días" Sánchez no es capaz de encontrar un plan B, los populares votarán no.

0
Casado asegura ahora que "si en 15 días" Sánchez no es capaz de encontrar un plan B, los populares votarán no.
Pablo Casado. | EFE

Con gesto serio, Pablo Casado subía este miércoles a la tribuna del Congreso y desvelaba que el voto de sus diputados a la cuarta prórroga del estado de alarma pedida por el Gobierno de Pedro Sánchez era una abstención. Una postura que ha contrastado con un duro discurso en el que ha acusado al líder del Ejecutivo de "cesarismo" y "absolutismo".

Casado lo anunciaba tras una semana de debate intenso en la sede del Partido Popular sobre cuál debía ser el sentido de su voto, si un no o una abstención. El líder popular despejaba la incógnita: "Nuestra lealtad no es con su gobierno, es con los españoles", ha comenzado para después recordar que este lunes ya dijo "que no podíamos apoyar esta prórroga y hoy no la vamos a apoyar".

"También le dije que podía evitar nuestro voto en contra si desvinculaba los ERTE y las ayudas a los autónomos del estado de alarma, si mejoraba la cogobernanza con las autonomías, si adaptaba las actuaciones contra la pandemia a la legislación ordinaria para salir dentro de dos semanas de la excepcionalidad y si declaraba el luto. Hoy ha dicho que está dispuesto a hacerlo y, por eso, mantendremos el compromiso de no votarle en contra", ha anunciado Casado confirmando la abstención.

El Plan B que Casado propone a Sánchez

Eso sí, el líder del PP ha terminado su discurso avisando a Sánchez de que "si en 15 días no es capaz de encontrar un plan B ajustado a la legalidad y el respeto a la libertad, no vuelva a pedir lealtad y unidad a la oposición".

Antes de realizar esta advertencia, el líder del PP ha planteado a Sánchez un "Plan B" con medidas que puede utilizar para llevar a cabo la desescalada sin tener que hacer uso del estado de alarma. "El ordenamiento jurídico en vigor le permite mantener el mando único sanitario y la limitación de movilidad sin alargar una excepcionalidad abusiva como pretende", ha explicado.

Casado ha esgrimido seis leyes, un reglamento, una sentencia del TSJ de Madrid y dos normas internacionales para demostrar que es posible: "La Ley de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública le permite la limitación de derechos que supone un confinamiento y autoriza las medidas oportunas para el control de enfermedades de carácter transmisible.

"La Ley General de Sanidad permite cuantas medidas se consideren sanitariamente justificadas frente a un riesgo inminente y extraordinario para la salud, la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud le permite tomar las medidas que sean estríctamente necesarias en ese ámbito, la Ley General de Salud Pública permite la suspensión del ejercicio de actividades y de actuaciones si existen riesgos para la salud y la Ley de Medidas Especiales en materia de Salud Pública autoriza las medidas oportunas para el control de enfermedades de riesgo de carácter transmisible", ha explicado.

El líder del PP ha continuado citando el Reglamento para la lucha contra las enfermedades infecciosas con el que se puede "cerrar locales, colegios o comercios", la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid referida a la cuestión del perro Excálibur, la Ley del Sistema Nacional de Protección Civil, la Ley de Seguridad Nacional y el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Acusaciones de "cesarismo" y "absolutismo"

Planteamiento que ha realizado Casado tras un duro discurso en el que ha acusado a Sánchez de imponer "un estado de excepción encubierto", al estar instalado "en el absolutismo" y en el "cesarismo" de "la excepcionalidad abusiva".

El líder del PP ha cargado contra el presidente del Gobierno por "pretende trazar un relato al margen de la realidad" para llegar a lo que llaman desde el Ejecutivo "nueva normalidad". "Lo han hecho mintiendo y malversando", ha acusado a un Sánchez que no levantaba la vista de sus papeles mientras el ministro de Sanidad, Salvador Illa, miraba incrédulo al presidente del PP.

Casado le ha recordado también al presidente del Gobierno las acusaciones que han vertido sobre el PP en los últimos días ministros como José Luis Ábalos, que dijo que los populares serían "responsable del caos" si no apoyaban la prórroga del estado de alarma, o de Podemos: "Echenique dijo que si el PP no apoya el estado de alarma será responsable de miles de muertos". "Entonces, según esta lógica perversa, ¿son responsables ustedes de la muerte de 25.000 españoles?, se ha preguntado el líder popular que ha añadido que en su partido "no caeríamos en semejante bajeza moral" de acusarles de ello, "no somos como ustedes", ha zanjado.

En España

    0
    comentarios

    Servicios