Menú

La desesperación de muchas familias: "Nuestros mayores no tienen covid-19 pero morirán de pena si no podemos verlos"

Muchos familiares tienen internos a sus mayores en residencias y por la covid-19 no pueden verlos. Temen que puedan morir de pena si no les visitan.

0
Muchos familiares tienen internos a sus mayores en residencias y por la covid-19 no pueden verlos. Temen que puedan morir de pena si no les visitan.
Sanitarios en una residencia de ancianos | EFE

La crisis sanitaria del covid-19 se ceba con los mayores. No sólo con los que se han contagiado, también con los que han dado negativo en la prueba y debido al confinamiento llevan más de 50 días sin poder ser visitados en las residencias por sus familiares.

Lourdes Maroto es una de esas familiares desesperadas por esta situación que quiere alzar la voz para hacer su petición a las autoridades. Su madre tiene 86 años, sufre Parkinson y se encuentra interna en una residencia de Badajoz. Tras practicarle la prueba de coronavirus, dio negativo. Sin embargo, las medidas de prevención y confinamiento de la pandemia impiden que pueda ver a su familia.

"Mi madre está sufriendo y se cree que la hemos abandonado. Aunque le explicamos la situación, debido a su edad no lo entiende. Ella creía que era por 15 días y llevamos más de 50. Ha cogido una depresión y ya no me habla por teléfono, ha dejado de hablar", se lamenta Lourdes Maroto, que deja claro su agradecimiento a la residencia en la que está internada su madre por el cuidado que la están ofreciendo diariamente.

"Lo peor de todo es la incertidumbre. Todos los días me levanto con incertidumbre. No sé cuando podré verla o si la volveré a ver. Nuestros mayores no sólo están muriendo o morirán por coronavirus, también están falleciendo de pena y soledad por no poder ver a su familia. También ésa es otra muerte, lenta y llena de sufrimiento. Igual no puedo volver a verla y eso ya no será una muerte por COVID-19, será una muerte por dejadez", destaca.

Lourdes es plenamente consciente de la gravedad de la situación actual, pero reclama a las administraciones que implementen medidas que permitan a los mayores recibir alguna visita con todas las precauciones: "Mi madre necesita contacto visual con su familia. Muchas residencias disponen de jardines, se podría estudiar alguna forma de que podamos ver a nuestros mayores en el exterior o incluso en el interior con la utilización de mamparas y manteniendo la distancia de seguridad de 2 metros. Necesitan vernos".

En Extremadura, los mayores pueden volver a casa

Los mayores de las residencias extremeñas públicas o privadas pueden irse a vivir a casa de sus familiares temporalmente mientras se mantenga el estado de alarma, desde este lunes. Esta medida fue adoptada por la Junta de Extremadura que preside el socialista Guillermo Fernández Vara. De esta forma, se pretende aliviar el aislamiento prolongado que están sufriendo las personas mayores que viven en las residencias de ancianos que, desde que se decretó el confinamiento a mediados de marzo, no han podido ni salir ni recibir visitas.

No obstante, muchos aunque quieran no pueden llevar a sus mayores a casa porque no les pueden ofrecer el tratamiento apropiado para sus enfermedades. "Es una medida que está bien para los que puedan hacerlo, pero para los que no podamos hay que adoptar otras medidas de alivio en las residencias. Creo que es factible, yo no quiero contagiar a mi familiar, pero creo que haya medidas posibles, medidas intermedias", concluye Lourdes Maroto.

Póngase en contacto con nosotros en investigacion@libertaddigital.com

En España

    0
    comentarios

    Servicios